EL REDESCUBRIMIENTO DEL AGUA

64 -Lavoisier

El redescubrimiento del agua: 1783-1786 Marco Beretta

En un ensayo excepcional realizado en público, Lavoisier demuestra la naturaleza compuesta del agua y lanza un ataque frontal contra la teoría del flogisto, que todavía defendían la mayoría de los químicos.

Inicio artículo

La historia de la química en la segunda mitad del siglo xviii nos ofrece un ejemplo extraordinario de la fuerza imponente que ejerció la tradición en la conservación de las ideas adquiridas, incluso frente a las refutaciones experimentales más palmarias. Hemos señalado que el descubrimiento de que el aire constituía un compuesto de varios gases químicamente activos no se entendió hasta muchos decenios después, debido a las poderosas resistencias filosóficas que encontró. Un episodio que sacudió la filosofía de la materia en medida todavía mayor fue el hallazgo, en 1783, de que tampoco el agua era un elemento simple como se venía creyendo desde Aristóteles y cuantos naturalistas le secundaron, sino un compuesto de dos sustancias distintas.
El origen de ese descubrimiento sensacional fue, lo mismo que con el gas, complejo. Y resulta difícil decantarse por quién fue su verdadero autor. En 1776, mientras se enfrascaba en el estudio de los aires liberados en los pantanos –el metano, en particular– Alessandro Volta (1745-1827) realizaba experimentos en recipientes cerrados donde provocaba la explosión del hidrógeno gracias a la acción de la electricidad. Al término de cada experimento, Volta observaba que sobre el fondo del recipiente se había formado un residuo húmedo muy parecido al agua. Puesto que se trataba de demostrar la combustión del hidrógeno, el científico lombardo no concedió importancia alguna a esa suerte de rocío que se formaba sobre el fondo del recipiente, atribuyéndolo a un vapor procedente del exterior. La dificultad para ver que el agua resultaba de la combustión del hidrógeno en presencia de oxígeno se agudizaba considerando el hecho de que, en línea de principio, la manipulación química de dos gases no podía originar un cuerpo líquido, salvo que se adoptara la teoría lavoisieriana de los tres estados de la materia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *