El pueblo perdido de los Anasazi

Antepasados de las Primeras Naciones Hopi y Pueblo, levantaron magníficas ciudades en la roca y desaparecieron sin dejar apenas rastro.

Todavía se alzan en el Parque Nacional de Mesa Verde, Estados Unidos, las ruinas de una de sus ciudades, aunque su civilización desapareció en el siglo XIII, muy posiblemente alrededor del año 1250. El hecho de que se perdieran en la Historia y las manifestaciones que han quedado de ellos, entre las que destaca un alfabeto que no se ha descifrado, hace que los que Anasazi sean unos de los pocos pueblos misteriosos que aún ofrecen mucho por descubrir.

La tribu de los antiguos

De acuerdo con casi todos los estudiosos, los Anasazi, o antiguos, como los denominan las tribus Navajo -en realidad, para éstos, son “enemigos antiguos”-, Hopi y Pueblos, pudieron erigirse como civilización en el siglo X, desarrollando una cultura sedentaria dedicada al cultivo del maíz. El territorio que este pueblo ocupó se conoce como ‘Las cuatro esquinas’, repartido entre los territorios de los actuales estados de Utah,ArizonaColorado y Nuevo México.

De ellos se han conservado sus petroglifos, trabajos de cestería, alfarería y algunos elementos de la vida cotidiana. Por eso, se sabe que, por ejemplo, se vestían con ropas hechas de fibra de yuca y pieles de conejo o plumas de pavo, así como diversos tipos de cuero. En los pies, se calzaban sandalias y mocasines hechos también de yuca.

Viajes con mejor Oferta Paquetes, Pasajes, Alojamiento Viaja pagando menos. Registrate! oportunidades.agrupate.com
Aprende Ley de Atraccion Este Reporte te Explica como Aplicar La Ley y Lograr Resultados ElSecretoSobreLaLeyDeAtraccion.com

Asimismo, se tienen algunos conocimientos sobre su religión y su arte, que evidencian un cuidado seguimiento de Sol, Luna y estrellas para diseñar la vida de la tribu, dedicada la recolección en la estación estival y a la caza en la invernal. Por otra parte, en su arte hay abundancia de espirales, que podrían hacer referencia a ciclos solares o migraciones de grupos, así como de animales, que quizá pretendían dar un poco de suerte a los cazadores de la tribu.

Las imponentes ciudades de Mesa Verde y Pueblo Chaco

Pero lo que más llama la atención de los Anasazi son las ciudades excavadas en la roca que dejaron atrás. Las más llamativas son ‘El Palacio del Acantilado’, levantada seguramente en el siglo XII, y ‘Cañón Chaco’, erigida un poco antes, en el siglo X. Ambas tienen estructuras increíblemente complejas, con edificios que llegaron a alcanzar los cinco pisos de altos y que, en sus mejores tiempos, podrían haber llegado a albergar hasta 3.000 personas. Como suele suceder en estos casos, fueron descubiertas por casualidad, ya fuera por un ganadero buscando una res perdida, como pasó con ‘Cañón Chaco’ en 1897.

Al margen de sus urbes, el otro aspecto destacable de los Anasazi es su desaparición casi literal del mapa. En el siglo XIII, su cultura se desvaneció casi por completo, lo que ha provocado más de un quebradero de cabeza a algún que otro arqueólogo y antropólogo. Las hipótesis que más resuenan en la mente de todos son la de un cambio en el clima que amenazara las cosechas, problemas políticos o una sobreexplotación de los recursos que llevó a la civilización al desastre, tal y como sucedió con Rapa Nui. Al no haber testimonios escritos, sólo queda espacio para la conjetura y para el misterio.

Otras teorías algo más llamativas

Algo que ciertas personas han sabido aprovechar, por cierto. Si no que se lo digan a Chis Carter y David Duchovny, que en la segunda temporada de ‘Expediente X’ dedicaron un episodio a este pueblo, en el que más o menos se dejaba claro que sus habitantes fueron abducidos. Disney, por su parte, utilizó las ruinas de Mesa Verde como refugio de atlantes en la poco afortunada continuación de su película ‘Atlantis’.

Poco de verdad hay en estas teorías, así que habrá conformarse con las más “terrenales”. Sin embargo, sigue sin restar un ápice de misterio y magia, que todavía puede sentirse en las ciudades y vestigios que dejó tras de sí el Pueblo de los Antiguos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *