“El proyecto de Dios es que la familia viva dignamente, sin excluidos”

Gualeguaychú (Entre Ríos), 11 Jun. 12 (AICA)
Monseñor Jorge Lozano

Monseñor Jorge Lozano

En su columna semanal en el diario Crónica, el obispo de Gualeguaychú y presidente de la Comisión episcopal de Pastoral Social, monseñor Jorge Lozano, explicó que “Dios no está muerto. Él vive y camina a nuestro lado. Dios no está escondido. Está presente y cercano a cada uno”.

En su artículo del domingo de Corpus Christi, el prelado manifestó que “En la Última Cena, Jesús transformó el pan y el vino -elementos sencillos y cotidianos- en su Cuerpo y su Sangre. Quiso así quedarse entre nosotros”.

“Jesús –dijo el obispo-quiere mostrarnos su presencia en los pobres. En el Evangelio de San Mateo se nos narra la enseñanza del Maestro: `Tuve hambre y ustedes me dieron de comer, tuve sed, y me dieron de beber, estuve desnudo y me vistieron. Les aseguro que cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo´”.

Monseñor Lozano aseguró que “es parte de nuestra coherencia en la fe servir al Señor en todo lugar en que se encuentra. Es el mismo Jesús el que se manifiesta en todas estas formas de presencia”.

El pastor de Gualeguaychú afirmó que la colecta nacional de Cáritas, que se desarrolló este fin de semana “nos alienta a la generosidad y busca comprometernos para erradicar la pobreza en el país”.

“Para ser reconocida, la dignidad humana necesita de una serie de derechos a garantizar: Vivienda digna, no hacinamiento, acceso a la educación y la salud”, resaltó el prelado y agregó que “muchos hermanos no tienen lo suficiente para comer. Pero la alimentación no es lo único necesario para salir de la pobreza. También hace falta el pan de la cultura, el pan de la familia, del deporte, del trabajo, de la educación. El proyecto de Dios es que la familia humana viva dignamente, sin marginados ni excluidos”.

Monseñor Lozano afirmó que “la amistad social, el respeto a quienes piensan distinto y la fraternidad en la patria, hacen también a la dignidad para todos”.

Como conclusión, el pastor llamó a apoyar “con nuestro compromiso económico la tarea de miles de voluntarios que sirven a los pobres en nombre de todos nosotros”. +

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *