El Papa concede la ‘Ecclesiastica Communio’ al nuevo

El Papa concede la ‘Ecclesiastica Communio’ al nuevo patriarca maronita

El patriarca Béchara Boutros Raï tomó posesión de su sede el viernes en Bkerké

CIUDAD DEL VATICANO, lunes 28 de marzo de 2011.- Benedicto XVI concedió la Ecclesiastica Communio el pasado viernes al 77° Patriarca de Antioquía de los Maronitas Béchara Boutros Raï, elegido por el Sínodo de los Obispos de la Iglesia Maronita el pasado 15 de marzo para suceder en este cargo al cardenal Nasrallah Pierre Sfeir, quien presentó su dimisión a los 90 años de edad.

El nuevo patriarca, de 71 años, es original de Himlaya, un pueblo de montaña al este de Beirut (Líbano), y fue designado oficialmente a través de una ceremonia que tuvo lugar el 25 de marzo, en Bkerké – a 25km al norte de Beirut –, donde desde 1790 se encuentra la residencia oficial del Patriarca maronita.

“Es motivo de orgullo para Su Iglesia estar unida, desde los orígenes, al Sucesor de Pedro – escribió el Papa en la carta de concesión de la Ecclesiastica Communio en conformidad con el Código de Derecho Canónico de las Iglesias Orientales –. Pedro fue llamado por Jesús a conservar en la unidad, en la verdad y en el amor a su Única Iglesia. Siguiendo una bella y antigua tradición, el nombre de Pedro se añade al del Patriarca”.

En la carta, el Papa ha augurado que el nuevo patriarca tenga “todo el ardor, iluminado por la sabiduría y templado por la prudencia, para guiar a la Iglesia maronita. Adornada por la gloria de san Marón y de los santos libaneses san Charbel, san Nimatullah, santa Rafqa y el beato Estéphan, podrá salir al encuentro de su Esposo, nuestro Salvador”.

“Que el Señor le asista en su ministerio de ‘Padre y de Cabeza’ – prosiguió Benedicto XVI – para proclamar la Palabra que salva, para que sea vivida y celebrada con misericordia según las antiguas tradiciones espirituales y litúrgicas de la Iglesia maronita. ¡Que todos los fieles que le han sido confiados encuentren consuelo en su solicitud paternal!”

La Iglesia maronita es una comunidad sui iuris en el seno de la Iglesia católica apostólica romana y mantiene su liturgia y calendario propios: en sus celebraciones religiosas utiliza el idioma árabe, excepto en los cantos y oraciones antiguos de la Eucaristía en que utiliza el idioma arameo que es el que hablaba Jesús y sus discípulos.

Esta iglesia fue fundada por san Marón, que vivió entre los siglos IV y V como eremita en las montañas del Tauro, en los alrededores de Cirro, una antigua ciudad de la Siria septentrional, que en vida se ganó la fama de taumaturgo y que gozó de una gran reputación como director espiritual.

Hoy la Iglesia maronita cuenta con más de 3 millones de fieles y está presente en el Líbano, Siria, Egipto, Tierra Santa, y en los países de la diáspora, como Argentina y Australia.

Fuentes: Zenit – AJS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *