El Papa alienta el diálogo con las Iglesias orientales ortodoxas

Ciudad del Vaticano (AICA):

Benedicto XVI recibió a los miembros de la Comisión Mixta Internacional
para el Diálogo Teológico entre la Iglesia Católica y las Iglesias
Orientales Ortodoxas, que en esta semana se dedicó al estudio de la
comunión y la comunicación que existía entre las Iglesias en los cinco
primeros siglos de la historia cristiana. El Papa manifestó su esperanza
de que las relaciones entre la Iglesia Católica y las Iglesias Ortodoxas
Orientales ¨siga desarrollándose en un fraternal espíritu de
cooperación, mediante el crecimiento de un diálogo teológico capaz de
ayudar a todos los seguidores del Señor a crecer en la comunión y dar
testimonio ante el mundo de la verdad salvífica del Evangelio¨.

Benedicto XVI recibió a los miembros de la Comisión Mixta Internacional
para el Diálogo Teológico entre la Iglesia Católica y las Iglesias
Orientales Ortodoxas. La Comisión se creó en 2003 por iniciativa de las
autoridades eclesiales de la familia de las Iglesias orientales
ortodoxas y del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los
Cristianos.

Durante esta semana, la Comisión se dedicó «al estudio de la comunión y
la comunicación que existía entre las Iglesias en los cinco primeros
siglos de la historia cristiana», dijo el Papa, que manifestó su
esperanza de que las relaciones entre la Iglesia Católica y las Iglesias
Ortodoxas Orientales «siga desarrollándose en un fraternal espíritu de
cooperación, mediante el crecimiento de un diálogo teológico capaz de
ayudar a todos los seguidores del Señor a crecer en la comunión y dar
testimonio ante el mundo de la verdad salvífica del Evangelio».

«Muchos de ustedes -dijo- proceden de áreas donde los cristianos, tanto
como individuos, como las comunidades cristianas, se enfrentan a
dolorosas pruebas y dificultades que son motivo de profunda preocupación
para todos nosotros. A través de ustedes quiero confirmar a todos los
fieles de Medio Oriente mi cercanía espiritual y mi oración para que
esta tierra, tan importante en el plan salvífico de Dios, se dirija, a
través de un diálogo constructivo y de la cooperación, hacia un futuro
de justicia y paz duraderas”.

“Todos los cristianos -añadió- necesitan trabajar juntos en una
aceptación y confianza mutuas al servicio de la causa de la paz y la
justicia en la fidelidad al deseo del Señor ¡Que el ejemplo y la
intercesión de los innumerables mártires y santos, que a través de los
siglos han dado un valiente testimonio de Cristo en todas nuestras
Iglesias nos sostengan y fortalezcan para superar los desafíos del
presente con confianza y esperanza en el futuro que el Señor abre ante
nosotros!».+

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *