EL PAN NUESTRO DE CADA DIA

Variada, movida, a menudo infructuosa, fue la batalla que debieron librar desde muy temprano las autoridades de Montevideo para poner en vereda a los fabricantes de pan. Uno de los paladines de esta lucha que se haría secular, fue don Miguel Antonio Vilardebo, prestigioso vecino, acaudalado industrial de origen catalán, padre del celebre medico Dr. Teodoro Vilardebo. En 1804, cuando era Gobernador de esta Plaza don Pascual Ruiz Huidobro, fue electo cabildante don Miguel Vilardebo. Y poco después, por su iniciativa, el Cabildo ordeno el estudio del abastecimiento de pan a la ciudad, con vistas a asegurar su preparación en condiciones higiénicas adecuadas, y a impedir abusos en los precios. El propio Vilardebo denuncio excesos incalificables de los panaderos de la época, lo que motivo la clausura de una de las panaderías más prestigiosas, la de Zamora, por haber hecho caso omiso de reiteradas multas y sanciones que le fueran aplicadas. El Cabildo recibió poco después a una delegación de panaderos, que prometió elaborar setecientos noventa kilos de pan diarios. Pero por cierto que no cumplió lo convenido, y así fue como el Cabildo, poco después, adopto una medida drástica contra todos los panaderos. A uno por uno le fue comunicado por el Alcalde doctor Rebuelta, y en presencia del propio Vilardebo, el siguiente auto: “El día 9 de mayo acordó ud. con el ayuntamiento de la Ciudad, producir diariamente en ella tantos pesos de pan, sobre dos mas o menos, y lejos de cumplir ese convenio, se ha podido observar que ni la mitad entra. En tal virtud, se ha acordado con esta fecha se expida esta orden y se le entregue a Ud. , por Escribano, previniéndole que si ud. no introduce el pan prometido diariamente en ella , perderá todo el pan y se venderá por cuenta de la Ciudad la primera vez; la segunda vez se le hará perder el pan y se le aplicara una multa de 50 pesos; y la tercera lo mismo y además una prisión de 15 días…”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *