“El Mesías es Dios” en el judaísmo jasidico

La semana pasada anuncios fueron exhibidos en los periódicos de mas vena en Israel (Maariv y Yedioth) por Meir Barnes, desde la secta del “mesichistmo” dentro del movimiento de  Chabad-Lubvitch de Brooklyn, Nueva York. El jefe rabinico, Menachem Scheneerson, murió en 1994 . Despues de su muerte, el movimiento se dividió en dos; el grupo mas moderado cree que Schneerson podría ser el Mesías ya que sus enseñanzas afectaron el mundo; el grupo mas radical (meshichista o “mesiánico”) cree  que el es definitivamente el Mesías y que ha resucitado espiritualmente de los muertos.

Este nuevo anuncio contiene un proclamación alarmante que el Rabino Schneerson es Dios; que el es “el Santo, el Rey de Reyes, la esencia del Bendito, la luz eternal.” El anuncio también argumenta que “Dios se visito en el cuerpo del Mesías”. Hace referencia a escritos místicos judíos que Moisés fue “mitad Dios y mitad hombre,” sin embargo el Rabino Schneerson es “totalmente Dios”. El anuncio muestra una fotografía de Scheerson con la cita de Isaías 25:9—“ Mirad este es nuestro Dios.”

De la misma manera y como paralelo a estos anuncios, departe del Rabino Menachem Brod de Chabbad descalifica a Meir Barnes argumentando que el es un  enfermo mental.

El concepto de que el Mesías es Dios también existe dentro del movimiento de Breslav Jasidico, los seguidores de Rabbi Nachman de Breslav (1772-1810).  Se han referido a el como, “el mesías que era uno con Dios aun antes de la crearon, aquel que es perfecto y digno de sentarse en el Trono, el Hombre exaltado de acuerdo a la verdad. El rabino Nachman creo el mundo porque el esta en el mismo nivel que el Bendito.”

Algunos de los seguidores de Breslav son prestos a explicar que las referencias concernientes a el rabino Nachman no pueden ser entendidas en una forma tan simple. No niegan que el rabino Nachman dijo estas cosas acerca de si mismo, pero que no están de acuerdo con la interpretación.

Como resultado de los anuncios existen una lucha entre la secta del Meshichistmo y Chabbad y los seguidores del rabino Breslav. Cada uno trata de descalificar al rabino del la sectas opuestas. La lucha representa un rompimiento historio del desarrollo del pensamiento judaico: que el Mesías es real, y que el tiene cualidades divinas y que el podría aun considerarse como Dios mismo.

Una de las dificultades de mas peso que hemos confrontado durante los año en el compartir el evangelio es el rechazo de nuestro pueblo en aceptar la divinidad del Mesías. El puro concepto de un Mesías divino ha sido visto como “no-judío”. En estos últimos días, a medida que los judíos ultra-ortodoxos busquen por la venida del Mesías, algunos están descubriendo estas verdades bíblicas acerca del Mesías. Oremos por ellos que sean liberados de Mesías “muertos” y vengan a la fe en el Mesías “vivo” Yeshua, quien resucito de los muertos, el hijo de David y el hijo de Dios.

Si los judíos jasidicos pueden alegar que sus Mesías falsos son Dios, no hay razón entonces por las que debemos titubear que Yeshua es Dios (Juan 1:1,14; 14:9; 20:28; Romanos 9:5; Filipenses 2:6; Colosenses 1:15-17; 2:9; 1Timoteo 3:16; Hebreos 1:3, 9; 1Juan 5:20; Apocalipsis 1:8).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *