El imperio de las hormigas

Salvo los humanos, pocos organismos han colonizado el planeta de forma tan eficaz como las hormigas. Ahora, los fotógrafos Heidi y Hans-Jürgen Koch nos muestran la espectacular vida secreta de estos insectos sociales.

Heidi y Hans-Jürgen Koch llevan algo más de dos décadas captando las mil y una facetas de la fauna, doméstica o salvaje. Y son buenos. Muy buenos. De hecho, entre otros galardones, su trabajo ha merecido el reconocimiento de World Press Photo, que organiza el concurso de fotografía más prestigioso del mundo. Está claro que este matrimonio alemán forma un buen equipo. Ambos se encargan prácticamente del 100% de la producción de sus obras, desde la búsqueda de ejemplares hasta la edición de las imágenes, una labor que en su último trabajo protagonizan las hormigas.

Aunque vistos de cerca estos insectos poseen un cierto aire alienígena, lo cierto es que millones de años antes de que los primeros Homo sapiens colonizaran Europa, ya sabían organizarse en sociedades complejas y estructuradas.

Se han extendido por todo el planeta, salvo la Antártida

Se cree que las más de 14.000 especies conocidas de hormigas evolucionaron a partir de un ancestro que vivió a mediados del Cretácico, hace unos 120 millones de años. Desde entonces, se han adaptado y hoy, a excepción de la Antártida y algunas islas, ocupan todas las zonas terrestres del planeta. La clave podría encontrarse en su habilidad para coordinarse y fundar nuevas colonias, que pueden albergar desde pocas docenas a millones de individuos. Una de las mayores de las que se tiene noticia ¡cubre 6.000 km!, desde Portugal al norte de Italia.

En general, estas superestructuras se organizan en torno a una reina, más grande y longeva –puede vivir 30 años– que las obreras. Estas se encargan prácticamente de todo en el hormiguero, desde cuidar las pupas hasta obtener alimentos, algo para lo que han desarrollado estrategias muy sofisticadas. De hecho, según los entomólogos Ted Schultz y Sean Brady del Museo Smithsonian de Historia Natural, en EE UU, varias especies aprendieron a cultivar hongos hace 50 millones de años y hoy han mejorado la técnica hasta el punto de tener sus propios jardines que explotan como expertos agricultores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *