EL HOMBRE DE LAS PAPAS Y LOS CAMELLOS

No todos los canarios que llegaron hasta estos lugares fueron fundadores o , después, colonos labriegos de condición humilde. También tuvimos algún canario de pro, acaudalado y aristócrata, que vino a nuestra tierra por pura afición a aportarle su industriosidad, su espíritu de empresa. Y que resultó, de paso, más patriota que muchos orientales. Tal fue el caso de don Francisco Aguilar, un descendiente de la nobleza canaria, cuyo padre llegó a ser gobernador de esas islas. De joven, Aguilar marchó a estudiar a Inglaterra. Luego, vuelto a su solar, se casó, tuvo hijos, prosperó. No sé con exactitud qué motivos precisos lo impulsaron a emigrar hacia tierras americanas, pero lo cierto es que un buen día decidió embarcarse. Fletó dos barcos por su cuenta ; en uno se alojó él con su familia, en el otro amontonó su mobiliario, su personal de servicio y varios colonos que trajo consigo. Al llegar a suelo oriental, sus comienzos no fueron montevideanos. Recaló en Maldonado, en los últimos años del 700 . Compró tierras en ese departamento y las dedicó a la agricultura. Fue Aguilar quien introdujo en el país las papas y los pinos, desconocidos hasta entonces, amén de muchas otras plantas y semillas que luego arraigaron y se difundieron en nuestro territorio. Pero tal era su afán experimentador que también procuró ensayar con animales, para ver de amoldarlos a nuestro clima y hábitos de trabajo. Hombre de imaginación audaz, hizo traer a la Provincia Oriental, desde África, varios , camellos que dedicó a las faenas agrícolas en sus pagos de Maldonado. Quién sabe si , gracias a estas tentativas, hoy no tendríamos camellos en toda nuestra campaña como figuras típicas del paisaje nativo. Lamentablemente, los acontecimientos le impidieron seguir adelante con su curioso ensayo. En efecto, por esos días estalló la insurrección oriental de 1811 , y aquí aparecerá una nueva faceta encomiable de este personaje canario : el hombre – que muy bien podía haberse echado para atrás, dado sus cuantiosos recursos y su origen aristocrático y extranjero – se plegará de inmediato a la lucha de los patriotas y pondrá en riesgo cierto su hacienda y su vida, para defender la causa independentista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *