El desarrollismo de Frondizi

Cualquier persona interesada en la historia de nuestra política exterior de ese período, entre finales de los cincuenta y comienzos de los sesenta, que leyera la introducción, el índice y las conclusiones de Las relaciones internacionales en la presidencia de Frondizi, no podría sustraerse a su lectura total.

El caso es que Hebe Carmen Pelosi y Leonor M. de Devoto, doctoras en historia e investigadoras, han producido una obra ineludible para quien quiera saber de ese tiempo y circunstancias. Un trabajo de referencia obligada, académicamente impecable, fundado en investigaciones bien encaminadas y con una bibliografía y documentación desbordantes.

La obra destaca la intensa labor internacional del primer presidente argentino que viaja al exterior  para colocar a nuestro país en el mundo y poner la política exterior al servicio de su proyecto de desarrollo económico como objetivo prioritario de su acción gubernamental. Después de analizar las líneas directrices del gobierno de Arturo Frondizi, las autoras se dedican al enfoque latinoamericano de las relaciones internacionales, con especial atención a la llamada “Operación Panamericana”. Pasan luego al análisis de las siempre complejas relaciones con Chile, y sobre todo a los importantes acuerdos internacionales logrados con Brasil, como así también a sus encuentros con los más relevantes líderes europeos, en Francia, Italia, Alemania y Gran Bretaña. Del mismo modo, se analiza la especial atención que presta Frondizi a las relaciones con los Estados Unidos a través de sus conversaciones con Dwight D. Einsenhower y John F. Kennedy. Y los críticos planteos que hace respecto de La Alianza para el Progreso, impugnando su especial dedicación a la ayuda social en lugar de poner sus objetivos en el financiamiento del desarrollo. También se estudia la acción de Frondizi durante la XVI Asamblea General de las Naciones Unidas donde se transforma en un verdadero vocero de los problemas de desarrollo de todos los países de nuestro continente. Finalmente se analizan sus viajes a Canadá y a diversos países de Asia, demostrando con ellos la visión de futuro que tenía el presidente argentino respecto de la potencialidad que ya mostraban países como Japón y la India.

Pero además de los enfoques y planteos comerciales, aquí se muestra cómo, en todo los casos, reclamaba Frondizi una acción internacional para mantener la coexistencia pacífica del mundo bipolar de su tiempo, con exclusión de la guerra nuclear y el mantenimiento de la paz mundial como un ideal a preservar a cualquier costo. Tampoco obviaron las autoras encarar la difícil crisis que motivó a su gobierno toda la cuestión cubana y la Conferencia de Punta del Este, porque las Fuerzas Armadas nunca entendieron su política nacional y mucho menos la internacional, y esa total falta de comprensión histórica y política, determinó la lamentable decisión de derrocarlo dos años antes de que terminara su mandato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *