El desafío de hablar de Dios. En la América Latina del siglo XXI

Esta obra recoge las ponencias presentadas en la XXVI Semana Argentina de Teología. En ella se destaca el texto del invitado principal, el P. Gustavo Gutiérrez OP. En el contexto del tema “el desafío de hablar de Dios”,
Gutiérrez ayuda a situarse en América Latina, reflexionando acerca de la opción por los pobres en la reciente V Conferencia del Episcopado latinoamericano y caribeño. Invita a prestar atención a la significación y alcance tanto del acontecimiento como del documento de Aparecida. Horacio Simián-Yofre SJ se detiene en la posibilidad de hablar de Dios desde el sufrimiento humano. La reflexión desde la situación de los crucificadosde la historia es una de las notas características de la teología en América Latina, pero su discurso se amplía desde el comienzo y permite entrar de lleno en la cuestión del “hablar sobre Dios”. Luego de preguntarse si los textos sagrados tienen algo que decir a quien no adhiere formalmente a unaconfesión religiosa, plantea la posibilidad de hablar de Dios en nuestro tiempo desde la Biblia, particularmente desde el libro de Job.
Cecilia Avenatti de Palumbo abre la reflexión al diálogo interdisciplinario y considera la “figura estética” desde la perspectiva de la referencialidad del “lenguaje”, utilizando el método fenomenológico-hermenéutico-figural. Propone la tríada “herida-paradoja-sentido” como vía hacia la afirmación de un tipo de referencialidad existencial que, desde la figura estética, se proyecta hacia el lenguaje. Finalmente, verifica la aplicabilidad de los ejes teóricos enunciados mediante el análisis de textos poéticos del poeta argentino Enrique Solinas. José Carlos Caamaño se detiene en la herida “ontológica”, que sólo alcanzada por el amor sale del horizonte de la tragedia y se transforma en experiencia salvadora. La “innecesidad” que atraviesa a este amor lo hace capaz de no reclamar y de colocar a la libertad humana en una situación inédita, donde palabra y silencio se realizan en un intercambio fundamental. Pero este decir acerca de Dios sólo puede realizarse desde la clave lingüística del misterio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *