El cuidado en la UCI puede ser demasiado intensivo

Una encuesta entre médicos y enfermeras muestra que el cuidado de los enfermos críticos puede ir demasiado lejos para la cuarta parte de los pacientes en las unidades de cuidado intensivo (UCI).

Investigadores en el Hospital Universitario de Gante (Bélgica, la Universidad Hebrea (Jerusalén Israel) y otras instituciones, realizaron una encuesta transversal el 11 de mayo de 2011 de 82 UCI adultas, en 9 países europeos e Israel. Un total de 1.953 enfermeras y médicos de las UCI, que prestan atención de cabecera fueron interrogados para determinar la prevalencia de cuidado inadecuado, de la atención, percibido, y para identificar a los pacientes relacionados con las situaciones, las características personales y las relacionadas con el trabajo asociadas con la percepción de cuidado inadecuado, definida como una situación específica en la que el médico actuó de una manera contraria a sus creencias personales y profesionales, evaluada mediante un cuestionario diseñado para el estudio.

Los resultados mostraron que se percibió un cuidado inadecuado en por lo menos un paciente, lo cual fue informado por 439 clínicos (300 enfermeras (25%), 132 médicos (32%), y 26 sin descripción de puesto de trabajo. Los informes más comunes fueron percibidos como atención desproporcionada, de la cual se reportó “demasiado cuidado”, en el 89% de los casos, seguido por “otros pacientes se beneficiarían más”. Con asociación independiente, de la percepción de cuidado inapropiado entre las enfermeras y los médicos se encontraban las decisiones del control de síntomas dirigidas por médicos solamente; la participación de las enfermeras en la toma de decisiones del final de la vida, una buena colaboración entre enfermeras y médicos, y la libertad para decidir cómo llevar a cabo tareas laborales. El cuidado inadecuado percibido de la atención también fue asociado de forma independiente con una mayor intención de dejar un trabajo. Los resultados del estudio fueron publicados en la edición del 28 de diciembre 2011 de la revista Journal of the American Medical Association (JAMA).

“El cuidado inadecuado es un factor subjetivo que no indica necesariamente un incumplimiento de las recomendaciones para el cuidado del paciente, pero que puede servir como un marcador de la falta de comunicación, el intercambio de decisiones y la autonomía en el trabajo dentro de la UCI”, concluyeron la autora principal, Ruth Piers, MD, de la Universidad de Gante, y sus colegas. “Los clínicos en las UCI que perciben que la atención que ofrecen es inapropiada, experimentan problemas morales y están en riesgo de ‘quemarse’. Esta situación puede poner en peligro la calidad de la atención de los pacientes y aumentar la rotación de personal”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *