El colesterol puede reducir nuestra memoria

Una tasa elevada de colesterol en sangre pone en riesgo nuestra memoria. Estos son los resultados a los que ha llegado el Instituto Nacional Francés de Salud y de Investigación Médica en París (Francia).

El colesterol es una sustancia grasa que forma parte de las membranas celulares y tiene un papel relevante en la formación de hormonas. Su elevación por encima de los límites normales hace que las paredes de las arterias se vean sobrecargadas y se corra el riesgo de sufrir un problema cardíaco.

 

El colesterol alto y la hipertensión en adultos de mediana edad puede producirles problemas cognitivos y de memoria. En este estudio participaron 3486 hombres y 1341 mujeres con una edad media de 55 años. Durante 10 años se sometieron a pruebas derazonamiento, memoria, fluidez y vocabulario. Los resultados arrojados revelaban que las personas con mayor riesgo de enfermedad cardiovascular eran mucho más propensas al deterioro cognitivo global que aquellas que mantenían a raya a sus arterias.

Para que podamos mantener en buen estado nuestras arterias y, por consiguiente, nuestra memoria, debemos conocer qué es el colesterol, en qué niveles es saludable tenerlo, no olvidar hacerse un chequeo anual, ejercitarse a diario y llevar a cabo una dieta adecuada. En cuanto al ejercicio, lo más recomendable es caminar al menos 5 días a la semana durante media hora ya que de esta forma evitaremos el sedentarismo que tanto caracteriza a nuestra sociedad actual.

En nuestra cocina es fundamental limitar las grasas, el azúcar y la sal. Hay que tener en cuenta que el colesterol se encuentra únicamente en los productos de origen animal, por lo que reduciremos su consumo y aumentaremos a la vez la ingesta de verduras y frutas frescas. Algunos de los alimentos que nos ayudan a controlar nuestro colesterol son las semillas, granos y derivados, aceites vegetales, canela y soja, aceitunas, frutas secas, palta, atún, sardina, salmón, trucha, anchoas, caballa, arenque y moluscos.

Por último, recordar que además del cuerpo hay que ejercitar la mente. Es muy bueno acudir dos o tres veces en semana a algún curso para aumentar nuestras capacidades cognitivas. Si no tenemos tiempo, también nos puede servir realizar pasatiempos en casa o en nuestros ratos libres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *