EL CASO DE LA NIÑA QUE NACIÒ SIN CEREBRO

El caso de la niña que nació sin cerebro

En noviembre de 2006, Casilda y Dionisio, humildes campesinos brasileños, recibieron una dolorosa noticia: a través del examen prenatal confirmaron que la bebé que esperaban no tenía cerebro.
Luego de debatir la interrupción del embarazo, Casilda Galante, una mujer muy devota, decidió proseguir el mismo como si se tratara de un embarazo normal y esperó con mucho amor la llegada de la pequeña Marcela como una bendición.
Cuenta la anécdota que en el parto de Marcela, fue el médico encargado quien lloró, conmovido por traer al mundo una pequeñita que no podía llorar y que no tenía ninguna chance de supervivencia. Sin embargo, los pobres agricultores mantenían una entereza que la ciencia era incapaz de brindar.
Y así sucedió lo inesperado, desmintiendo todas las previsiones y desafiando todo conocimiento científico, Marcela ya ha cumplido sus 180 días de vida, y aunque su estado requiere de algunos procedimientos especiales, su cuerpecito crece día a día y recibe el cariño de todos sus familiares.
El caso, que conmueve a toda la comunidad científica de Brasil, ya ha comenzado a plantear interrogantes sobre un enigma que no tiene explicación cierta: ¿dónde está alojada el alma humana?, ¿dónde reside la esencia de la vida, dentro de nuestro cuerpo?, ¿será que todo lo que sabíamos sobre fisiología, biología y neurociencia va a ser negado por esta niña increíble, cuya ansia de vivir está superando la ausencia de un órgano tan vital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *