El bosque boreal de Canadá representa un cuarto de los bosques nativos intactos que quedan en la Tierra.

TNC colabora con una gran cantidad de socios para conservar los paisajes más emblemáticos y los recursos naturales más necesarios de Canadá para el beneficio de la población y la naturaleza.

En la costa continental de Columbia Británica, el Bosque del Gran Oso se extiende por más de 400 kilómetros. Este bosque, nacido de la compleja interacción entre el océano, las montañas, el bosque y la lluvia, es una tierra de valles envueltos en niebla y fiordos cortados por glaciares, bosques antiguos y arroyos con abundantes salmones.

Por invitación de una gran cantidad de entidades asociadas, TNC lideró recientemente una exitosa campaña para recaudar fondos en apoyo a los acuerdos de uso histórico de las tierras en el Bosque del Gran Oso. Como consecuencia de estos acuerdos, 2 millones de hectáreas del bosque se encuentran ahora fuera de los límites de tala y más de 7,6 millones de hectáreas se encuentran bajo estrictas normas de uso de tierras, conocidas como gerencia de tierras basada en ecosistemas.

El bosque boreal de Canadá representa un cuarto de los bosques nativos intactos que quedan en la Tierra. Esta vasta región alberga formas de vida que se encuentran en muy pocos lugares del planeta y recursos que en algún momento parecían inagotables. Pero ahora el futuro de Great North Woods es incierto. TNC ha unido esfuerzos con una coalición de naciones originarias de Canadá, industrias y ONGs para proteger estos 560 millones de hectáreas de fronteras salvajes y tierras nativas. Aprenda más sobre los esfuerzos por parte de los pueblos indígenas en los Territorios del Noroeste para crear su visión del futuro.

TNC también:

Gestiona poblaciones de vida silvestre en el Bosque del Gran Oso, tales como lobos y osos, por medio del desarrollo de planes de áreas protegidas, nuevos métodos de seguimiento y la disminución de amenazas.

Está trabajando con compañías madereras en el noreste de Ontario y en toda la región boreal de Canadá para obtener la certificación Forest Stewardship Council (FSC) para otras 6,8 millones de hectáreas de bosques explotados.

Está transformando el Centro de Información Boreal en un servicio innovador basado en Internet que ofrece información científica y ecológica sobre el bosque Boreal a la población que necesita datos para la planificación, la toma de decisiones y los otras actividades de gerencia del uso de tierras.
¿Qué está sucediendo?
En Canadá, un gran grupo de fuerzas económicas, ambientales y políticas se han alineado para crear una oportunidad histórica de conservación a una escala casi inimaginable en el resto del mundo.Canadá es un país rico en petróleo, madera, gas natural, minerales, metales y agua potable. La demanda mundial de energía junto con la economía global en constante cambio han creado una presión sin precedentes para la explotación de estos recursos. En el pasado, existían muchas regiones (remotas, sin caminos y casi sin desarrollo) que se consideraban demasiado costosas para ser explotadas. Hoy representan el punto de partida de un debate a nivel nacional, con repercusiones a gran escala, acerca de quién controla los recursos naturales de Canadá.

Una serie de fallos judiciales ha propiciado esfuerzos del gobierno de Canadá para resolver las disputas de tierras con las naciones originarias de Canadá. Esto otorga facultades a las naciones originarias para determinar cómo se utilizan millones de hectáreas de sus tierras tradicionales y ricas en recursos. Hoy en día, varias provincias y territorios de Canadá están desarrollando planes de uso de tierras junto con las naciones originarias, lo que representa un paso fundamental en el camino hacia el desarrollo sustentable y la conservación de recursos.

Esperanza para el futuro
Varios grupos de entes asociados colaboran para aprovechar esta oportunidad y apoyar al gobierno, a las comunidades, a las naciones originarias y a la industria en la creación de redes de áreas protegidas y planes integrales de uso de tierras que permitan el desarrollo económico y garanticen un futuro sostenible para los bosques de Canadá.

Hoy, el pueblo de Canadá tiene la oportunidad de romper los antiguos moldelos de explotación y pérdidas que marcaron el último siglo y aprovechar esta pequeña ventana de oportunidades para hacer lo correcto desde el principio. TNC ofrece soluciones implementables que permitirán el desarrollo sin dejar de lado la preservación de sistemas naturales irreemplazables que sostienen árboles antiguos, grandes poblaciones de caribúes, lobos y osos pardos y migraciones de salmones salvajes, así como comunidades de personas que han encontrado en los bosques de Canadá su fuente de fortaleza e inspiración durante miles de años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *