EL ADIÒS A LOS TRANSBORDADORES

Durante treinta años fueron estrellas de la exploraciòn espacial

El viernes 8 despegó desde el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral, Florida, el transbordador Atlantisel último de estos vehículos orbitales en servicio, para una misión de 12 días con la cual a su regreso terminará una era de 30 años en que volaron al espacio. Ahora se mantiene acoplado al laboratorio espacial.

En cada despegue de los transbordadores se activan bases militares para ser utilizadas en caso de emergencia (declarar por alguna falla el estado ‘Transoceanic Abort Landing‘): en este caso las bases aéreas de ZaragozaMorón de la Frontera (Sevilla), en España;Istres, al norte de Marsella, en Francia, o las instalaciones de la Real Fuerza Aérea británica en Fairford.

En la base de Zaragoza, ubicada debajo de la órbita del transbordador, se dispuso una de las grúas más grandes del mundo (soporta 850 toneladas) para, en caso de que Atlantis hubiera tenido que aterrizar ahí, lo colocara en el Shuttle Carrier Aircraft, un Jumbo 747, para trasladarlo de regreso a Cabo Cañaveral. Cada base contó también con unHércules C-130 y equipos de bomberos militares, material sanitario y cirujanos.

Atlantis descarga en la Estación Espacial Internacional el Robotic Refueling Mission, un experimento paraprobar herramientas, tecnologías y técnicas para abastecer de manera mecánica a los satélites en el espacio, así como un módulo multipropósito, Raffaelo, un contenedor con cinco toneladas de suministros, repuestos y equipos científicos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *