El acercamiento católico romano – ortodoxo, a 20 años

El cardenal Koch y el metropolita Hilarión lo abordarán en Alemania

El acercamiento católico romano – ortodoxo, a 20 años del fin de la URSS

WÜRZBURGO, miércoles 19 de enero de 2011.- Su Eminencia Reverendísima el cardenal Kurt Koch, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, y Su Eminencia Reverendísima metropolita Hilarión, presidente del Departamento de Relaciones Exteriores del patriarcado de Moscú, debatirán sobre el acercamiento católico romano – ortodoxo, a veinte años de la desintegración de la Unión Soviética.

Lo llevarán a cabo, el próximo 19 de marzo, en el centro de congresos de Würzburgo, en una mesa redonda que forma parte del IV Congreso Internacional Punto de Encuentro: Iglesia universal, organizado por la asociación católica romana Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN).

En el mencionado debate, también participarán Antonia Willemsen, presidenta de AIN Alemania, y Pedro Humeniuk, jefe de la Sección Rusa de AIN Internacional. El moderador será Esteban Baier, redactor del diario católico romano de Würzburgo Die Tagespost.

Como preparación del encuentro, Willemsen y Humeniuk, viajaron, el pasado 10 de enero, a Roma, para informar al cardenal Koch acerca de la labor que realiza actualmente AIN en Rusia quien aplaudió la iniciativa de la asociación de promover un acercamiento religioso entre las Iglesias católica romana y ruso-ortodoxa.

El purpurado recalcó que tenía mucho interés en encontrarse, en Würzburgo, con el metropolita Hilarión, al que conoce y estima desde hace años, y manifestó que confiaba en que el diálogo seguirá prosperando.

Antonia Willemsen subrayó que AIN, a petición del papa Juan Pablo II, siempre se ha esforzado en colaborar con la «Iglesia hermana ortodoxa rusa» desde la caída del comunismo, sin por ello dejar de lado la ayuda a la Iglesia católica romana rusa.

El diálogo hoy.

Actualmente, las Iglesias católica romana y ruso ortodoxa, están debatiendo la cuestión del primado del obispo de Roma.

Según explicó, el cardenal Koch, el pasado mes de noviembre, en una asamblea plenaria del discaterio que preside, «una eclesiología ligada a la cultura nacional y una eclesiología católica orientada hacia el concepto de universalidad se encuentran una frente a otra, hasta ahora en desacuerdo».

Mientras que para Pablo VI esta cuestión representaba el «mayor obstáculo» para la recomposición de la comunión plena, sin embargo, «a los ojos del actual pontífice, constituye también la mayor oportunidad para la unión», continuó explicando el purpurado.

Según el pensamiento del Papa actual, «sin primado, también la Iglesia católica romana se habría disgregado desde hace tiempo en iglesias nacionales y sui iuris, que habrían hecho confuso y complicado el paisaje ecuménico».

Ahora, según el presidente del dicasterio para el ecumenismo, sería necesario que «por una parte, la Iglesia católica romana profundizase más en la idea de que el primado del obispo de Roma no es un simple apéndice jurídico externo a la eclesiología eucarística, sino un elemento que se funda precisamente en ella».

Por otra parte, «la Iglesia ortodoxa debería afrontar con determinación el problema de la autocefalía, porque es de importancia fundamental para su futuro y para el ecumenismo, y así buscar soluciones adecuadas, con el fin de recuperar su propia unidad interna y su capacidad de actuar de forma concertada».

En el dialogo ecuménico entre católicos romanos y ortodoxos, se han dado pasos alentadores en las últimas décadas sobre la eclesiología en general y sobre el primado del obispo de Roma en particular.

En este sentido, el cardenal Koch destacó, por ejemplo, la importancia del trabajo de la Comisión teológica mixta católica romana – ortodoxa en los últimos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *