Egipto \ Zahi Hawass: «Creo que hemos descubierto la momia de Nefertiti»

El doctor Zahi Hawass (MÁS ALLÁ, 204) nunca deja indiferente a nadie. Omar Sharif lo definió como el mejor actor que ha conocido, y no se trata de un apelativo lanzado para desacreditar a su buen amigo. Hawass sabe jugar con la cámara como nadie, llevarse a los medios de comunicación a su redil y meterse en el bolsillo al público en cualquier conferencia. Y esto es lo que hizo el día 24 de septiembre en el Palacio de Congresos de Madrid.

El secretario general del Consejo Superior para las Antigüedades de Egipto, y viceministro de Cultura de su país, realizó una visita a Madrid para presentar junto al fotógrafo italiano Sandro Vannini el libro En el Museo Egipcio. Se trata de una obra de arte en sí mismo, repleto de fotografías de las piezas más destacadas de la colección cairota vistas por el inefable arqueólogo egipcio.

Sin embargo, la verdadera expectación se generó en torno a la segunda actividad programada en la agenda de Hawass en Madrid: la conferencia que dio ante un salón abarrotado.

Primicias mundiales

A lo largo de casi 90 min y bajo el título Mis descubrimientos, Hawass lanzó algunas primicias que, curiosamente, han pasado desapercibidas entre los medios de comunicación y que aquí queremos reseñar.

Dejando de lado la manida historia de la tumba de Cleopatra y Marco Antonio o las investigaciones en la Gran Pirámide –cuyos datos han aparecido en los últimos meses en innumerables páginas de Internet e incluso MÁS ALLÁ se ha hecho eco de ello–, lo realmente interesante de la conferencia fueron sus comentarios sobre los trabajos en el Valle de los Reyes de Luxor y en la necrópolis contigua, el Valle de la Tumba de los Monos.

De sobra es conocido el interés de Hawass por descubrir una tumba nueva en este lugar, en donde hace más de 3.000 años fueron enterrados soberanos como Tutmosis III, Ramsés II o el conocido Tutankamón. Precisamente, alrededor del halo de este misterioso soberano han girado las últimas excavaciones en el valle. La búsqueda de las tumbas de las reinas de la XVIII Dinastía y, en especial, la de Ankhesenamón y la de Nefertiti, la esposa de Amenofis IV, (Akenatón), han sido dos de las principales metas de este arqueólogo egipcio.

En 2009 el centro del Valle de los Reyes se vació por completo a fin de buscar una nueva tumba en las inmediaciones de la de Tutankamón. No hubo éxito, por lo que los trabajos se trasladaron al valle occidental, en el que se encuentran las tumbas de Amenofis III, abuelo de Tutankamón, Ay, su sucesor, y el comienzo de un sepulcro que según todos los investigadores perteneció a Akenatón.

En este área, Hawass y su equipo han descubierto los llamados depósitos de fundación de varias tumbas, esto es, los pozos a modo de marcas hechas por los antiguos egipcios con cerámica, vasos y textos en donde se dejaba constancia de la ubicación de una nueva construcción sagrada (ya fuera un templo o una tumba). “Tengo la convicción de que muy cerca de este lugar deberíamos encontrar la tumba de Ankhesenamón, la esposa de Tutankamón”, explico Hawass.

El tiempo dirá si el arqueólogo y su equipo tienen razón. Al menos, la evidencia de los depósitos de fundación es una prueba irrefutable de que existe una nueva tumba en los alrededores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *