ECMO y VAD

Es el sistema de asistencia circulatoria más usado. Sus siglas vienen del inglés: ExtracorporealMembrana Oxygenation. Es un sistema de corazón-pulmón pues ayuda o suple al corazón y al pulmón.

  • Es un sistema de flujo continuo (centrífuga modernamente) y proporciona
  • una asistencia circulatoria de fácil y rápida instauración (cubre bien los casos de emergencia) y
  • barato.
  • Su uso es corta duración (unos 10-15 días) y por tanto es un dispositivo de asistencia temporal
  • Su uso es obligado en el caso de fallo cardiopulmonar y es frecuente en el fallo biventricular.

Persigue el mantenimiento de la perfusión corporal con vistas a a) la recuperación cardiaca y b) al trasplante

Hay dos tipos de ECMO: El veno-venoso que se usa en casos de insuficiencia pulmonar  con buena función cardiaca (son ECMOS para el pulmón o ECMO pulmonar) y el veno arterial que es el ECMO típico y el más usado, el ECMO circulatorio o cardiopulmonar.

El ECMO veno-arterial o circulatorio, consiste en una máquina parecida a la máquina de circulación extracorpórea (ver circulación extracorpórea en esta web) que hace las veces de corazón, pulmón y riñón. (Ver esquema del ECMO que usamos en el Hospital Montepríncipe).   A través de unas cánulas derivamos la sangre sin oxígeno (color azul) a una bomba centrífuga. Esta bombea la sangre con fuerza hacia el Oxigenador. En el se oxigena la sangre y sale de nuevo hacia el paciente (color rojo). Al Oxigenador está conectado un mezclador de gases que proporciona el oxígeno para oxigenar la sangre, un hemofiltro que hace las veces de riñón y un módulo de hipotermia para enfriar o calentar al paciente.

Indicaciones / Objetivo

Hay dos grande causas para indicar el ECMO (Ver capítulo de asistencia circulatoria en esta web):

1. Recuperación miocárdica en situaciones de

  • Postcardiotomía
  • Miocarditis aguda
  • Post parada cardiaca con fallo de medidas de resucitación

En este caso el ECMO tiene dos objetivos 1) suplir al corazón en el bombeo de sangre a todo el organismo de forma que todos los órganos estén perfundidos adecuadamente y 2) proporcionar al propio corazón una drástica disminución de su trabajo viabilizando su recuperación. Se usa en situaciones en que se piensa que la función cardiaca y el propio músculo cardiaco (miocardio) pueden recuperarse; se trata de proporcionar tiempo al corazón (haciendo que descanse) para que efectivamente se recupere.

Con este procedimiento logramos que sobrevivan entre 40-50% de los casos postcardiotomía y superior a este porcentaje en las miocarditis. Si el corazón se recupera, se retira el ECMO y se sigue ayudando al corazón con drogas cardiacas.

2. Puente al trasplante

En este caso no se espera la recuperación miocárdica o del corazón y el único objetivo es mantener el organismo bien perfundido hasta el momento del trasplante.

 

¿Que es el VAD?

Es un sistema de asistencia circulatoria exclusivamente del corazón. Consta de una bomba y no tiene oxigenador. Su implante e instauración es más complicado que el ECMO. El VAD exige para su inserción la realización de toracotomía mientras que el ECMO se instaura sin abrir tórax, todo  a través de venas y arterias periféricas. Sin embargo el mantenimiento del VAD es más sencillo y tiene menos complicaciones que el  ECMO.

El VAD puede ser de:

  • Flujo continuo para situaciones temporales de corta duración. Su uso es en general electivo (no urgente) y limitado a situaciones preventivas en operaciones en las que se presume que el paciente va a requerir asistencia circulatoria en el postoperatorio. Así se implanta en operaciones especiales como coronaria anómala naciendo de arteria pulmonar o de rutina en la operación de Norwood.
  • Flujo pulsátil para asistencias de larga duración como el Berlin Heart. (Ver siguiente capítulo)

El VAD puede ser también tanto en flujo continuo (corta duración) o pulsátil (larga duración):

  • Unicameral en el que habitualmente consta de una bomba que recoge la sangre de la aurícula izquierda y la lanza a la aorta ayudando solo al ventrículo izquierdo. Es raro el uso de unicameral desde aurícula derecha a la arteria pulmonar para ayudar al ventrículo derecho.
  • Bicameral: Se trata de sustituir a los dos ventrículos, el izquierdo y el derecho. En general se trata de sistemas de larga duración con flujo pulsátil, Berlin Heart, con dos bombas una para el ventrículo derecho y otra para el izquierdo. La bomba del ventrículo derecho se hace necesaria si hay disfunción del ventrículo derecho y/o hipertensión pulmonar

ECMO en el Hospital Universitario Montepríncipe 

Unidad de ECMO. Intensivos pediátricos y Unidad de Cardiopatías Congénitas (UCC)

Fue usado por primera vez en mayo 2009. (Ver esquema y figuras). Se trata del sistema ECMO proporcionado por Maquet. El uso principal del ECMO en el Hospital Montepríncipe es la recuperación del miocardio / corazón después de una operación cardiaca (situación postcardiotomía), si los medios habituales de intensivos no fueran suficiente para rescatarlo. Al no tener programa de trasplante, como ocurre en otros muchos hospitales nacionales y extranjeros, no se contempla su uso como puente al trasplante. Sin embargo no tardará mucho tiempo que se miniaturicen más aún los aparatos de ECMO de forma que permitan el traslado del paciente a otro hospital o ciudad que esté dotado de programa de trasplante.

 

El sistema de Circulación y Oxigenación por Membrana extracorpórea (ECMO) como asistencia al niño con cardiopatía compleja en el pre o en el post-operatorio de cirugía cardiaca, constituye una medida altamente sofisticada de soporte cardiorespiratorio transitorio y que permite el rescate hemodinámico en pacientes cuya situación no fuera manejable por métodos habituales (tratamiento conservador, farmacológico, diálisis etc.), y en los que hay expectativas razonables de recuperación cardíaca.

La incorporación del programa ECMO en el manejo del niño con cardiopatías complejas en el Hospital Universitario de Madrid-Montepríncipe supone un nuevo reto en la asistencia de estos pacientes.

Su importante nivel de requerimientos técnicos y humanos lo convierten en una alternativa terapéutica sólo al alcance de centros de alto nivel de complejidad.

En este sentido este hospital es el primer centro privado de nuestro país que dispone de la ECMO para el manejo del paciente cardiópata con fallo severo y potencialmente recuperable de su función cardiaca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *