Dos denuncias contra Szpolski, el empresario de medios K

Elisa Carrió y un socio de Matías Garfunkel presentaron dos denuncias judiciales contra el empresario de medios y ex candidato a intendente K Sergio Szpolski, por estafa, administración fraudulenta, insolvencia fiscal fraudulenta y otros posibles delitos que habría hecho en el Grupo 23, en connivencia con “socios ocultos”, entre los que mencionaron a personas muy vinculadas a Daniel Angelici, como Darío Richarte y Juan José Gallea, que actuaron en el grupo de medios kirchnerista, junto a Javier Fernández, auditor general de la Nación.

La denuncia de Carrió quedó radicada ante el juez en lo Penal Económico Alejandro Catania, por “insolvencia fiscal fraudulenta, simulación dolosa de pago y/o alteración dolosa de registros”, ante el vaciamiento del Grupo 23. La diputada de Cambiemos reclamó que el juez investigue “posibles maniobras fraudulentas en desmedro del fisco y de sus acreedores en general”, en base a las declaraciones que hizo Garfunkel al diario Clarín, “que dan cuenta de la comisión de distintos ilícitos penales de acción pública que deben ser investigados por los magistrados del Poder Judicial y del Ministerio Público”.

Mirá también: Pauta oficial y amenazas: la pelea de dos empresarios de medios K

La denuncia penal del socio de Garfunkel, Guillermo Bracuto Fare, la lleva adelante el juez Ernesto Botto, del fuero Criminal, y es porque Szpolski vendió sin su autorización ni la de Garfunkel los diarios Tiempo Argentino y El Argentino, la cadena de noticias CN23, Radio América, FM Rock & Pop y el 50% de FM Vorterix. Esta denuncia la hizo Bracuto Fare, presidente de la empresa Dolkar Way, donde Garfunkel tiene el 95% de su participación en el Grupo 23, ya que Garfunkel está con su familia desde hace tres meses en los Estados Unidos, en un “exilio forzado, no voluntario”, según declaró en una entrevista con Clarín.

Darío Richarte es abogado de Daniel Angelici y fue el número dos de la SIDE en la gestión de Fernando De la Rúa. Fue vicerector de la UBA, cargo al que tuvo que renunciar el año pasado, por su relación con Jaime Stiuso. Su estudio jurídico defendió al entonces vicepresidente Amado Boudou y a la mayoría de los funcionarios kirchneristas. Era abogado del Grupo Veintitrés, pero Garfunkel lo señala como uno de los principales socios ocultos de Szpolski.

Javier Fernández integra el directorio de la Auditoría General de la Nación, en representación del kirchnerismo. Es íntimo amigo de Richarte y juntos hicieron lobby en los tribunales federales de Comodoro Py a favor de todos los funcionarios del gobierno kirchnerista, muchas veces como voceros de los espías. Fernández le prestó más de $ 8 millones al Grupo Veintitrés y su anciano tío integraba los directorios de varias empresas del grupo.

Mirá también: Garfunkel: “El Grupo 23 fue una vaciadora y Szpolski, un testaferro”

Juan José Gallea fue designado por la nueva gestión de Mauricio Macri como director de Administración y Finanzas en la AFI (ex SIDE), mismo cargo que tuvo cuando su jefe era Darío Richarte en la ex SIDE. De hecho, Gallea compartía oficina con Richarte y ambos eran socios de la empresa Magnum (Balcarce). Richarte lo puso a Gallea como gerente general del Grupo 23, cargo que ejerció durante varios años, en los que se hicieron campañas de hostigamiento desde sus medios de comunicación contra periodistas y dirigentes de la oposición.

Además, en paralelo, la Oficina Anticorrupción va a iniciar una investigación preliminar contra los jefes de Gabinete Aníbal Fernández, Jorge Capitanich y Juan Manuel Abal Medina, por haber otorgado más de $1.000 millones en publicidad oficial al Grupo 23, durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, pese a que sus medios tenían muy pocos lectores y audiencia. La investigación se va a iniciar por una denuncia anónima, que también incluyó a Diego Bossio, por la pauta oficial que le dio ANSES al Grupo 23.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *