DORMIR CON INTERRUPCIONES AFECTA AL CEREBRO

Dormir en forma fragmentada, es decir con el sueño interrumpido, afecta la capacidad de formar recuerdos.

Independientemente de la cantidad total de sueño o su intensidad, «una mínima unidad de sueño interrumpido es crucial para la consolidación de la memoria».

Esta es la conclusión a la que llegaron el doctor Luis de Lecea y científicos de la Universidad de Stanford (publicada en Proceedings of the National Academy of Science), y podría contribuir a explicar por qué surgen problemas de memoria en padecimientos como Alzheimer o la apnea del sueño (la garganta se cierra o estrecha varias veces, el paso del oxígeno es restringido, por lo que la persona se despierta).

El cerebro utiliza las horas de sueño profundo para evaluar los eventos del día y decidir cuáles va a mantener como recuerdos permanentes. Cualquier interrupción afecta en alguna medida este proceso.

A través de optogenética (células específicas son modificadas de manera genética a fin de poder controlarlas con luz) los investigadores estudiaron una célula importante en el cambio entre el estado de sueño y el de vigilia. Mediante pulsaciones de luz interrumpieron el sueño de ratones sin afectar la duración total del tiempo que dormían o la calidad o composición de su sueño. Los que durmieron con interrupciones tuvieron más problemas para reconocer objetos familiare

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *