Dispositivo trata la hipertensión resistente

Un dispositivo de denervación renal de siguiente generación usa energía de ultrasonido para completar la denervación circunferencial de manera más consistente y eficiente que el estándar de cuidado el catéter de ablación de radiofrecuencia (RF).

El dispositivo de ultrasonido mínimamente invasivo alámbrico (OTW) de 2mm de diámetro, Paradise, se usa para tratar la hipertensión resistente en un método de tres pasos; primero, el dispositivo está diseñado para penetrar hasta 8 milímetros en el tejido; segundo, el dispositivo aplica calor circunferencialmente, para enfocar todos los nervios renales en un sitio y tercero, esto se logra mientras se enfría simultáneamente la superficie de la pared arterial para proteger el vaso.

Los parámetros de tratamiento del dispositivo de segunda generación han sido mejorados para reducir la aplicación de energía a 30 segundos para maximizar el enfriamiento del endotelio, y tratar eficientemente los nervios de manera circunferencial. El dispositivo de ultrasonido Paradise 2 mm OTW es un producto de ReCor Medical (Menlo Park, CA, EUA; www.recormedical.com), y ha recibido la marca de aprobación de la Comunidad Europea CE.

“Nuestro método único está en contraste marcado con la RF, que es limitada en su profundidad de penetración a solo unos pocos milímetros, debido a contacto inconsistente con la pared arterial, como también su incapacidad para calentar circunferencialmente en cualquier sitio dado”, dijo Mano Iyer, director ejecutivo de ReCor Medical. “Los nervios renales en realidad son mucho más profundos de lo que se creía, y se desplazan circunferencialmente alrededor de las arterias renales, lo que acentúa la ventaja del ultrasonido Paradise”.

La denervación renal es un, procedimiento basado en catéter endovascular para tratar la hipertensión resistente. Aplicando pulsos de energía a las arterias renales, los nervios en la pared vascular (capa adventicia) pueden ser denervados. Esto causa reducción de la actividad simpática renal aferente y eferente y, de esa manera, la presión sanguínea se puede disminuir. Los datos iniciales de los ensayos clínicos internacionales son prometedores, demostrando una reducción promedio de la presión sanguínea media de aproximadamente 30 mm Hg en el seguimiento a los tres años en pacientes con hipertensión resistente al tratamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *