Dispositivo fotoacústico detectar el melanoma agresivo

Un novedoso dispositivo láser puede detectar el melanoma agresivo, a nivel celular, mucho antes de que los tumores tengan posibilidad de formarse.

Desarrollado por un investigador de la Universidad de Missouri (Columbia, EUA), el nuevo invento involucra la fotoacústica, también conocida como ultrasonido inducido por láser. La herramienta utiliza las propiedades de densidad, luz, calor y color para hacer que las células cancerosas reaccionen de una manera que los hace detectables a partir de las células circundantes. El primer paso en el proceso de prueba es separar la sangre de un paciente en células sanguíneas blancas (leucocitos) y glóbulos rojos (eritrocitos), utilizando una centrífuga. Dado que las células del melanoma tienen, aproximadamente, la misma densidad que los glóbulos blancos, pero son menos densos que los glóbulos rojos, es natural que migren con la fracción de glóbulos blancos cuando la sangre se separa.

El lote resultante de glóbulos blancos, y las células cancerosas presentes, es bombeado a través de una cámara de flujo pequeña de vidrio, donde las células son bombardeadas con un breve impulso de luz láser de alta intensidad, a medida que pasan en remolino. Dado que los objetos blancos reflejan la luz, los glóbulos blancos no se ven afectados, pero las células que contienen el pigmento, melanina, absorben la luz. El rayo láser intenso calienta dicha célula rápidamente, causando expansión termo-elástica, que a su vez hace que la célula emita una onda de presión medible. El equipo de detección detecta la onda fotoacústica y localiza la presencia de células cancerosas.

“Estamos tratando de proporcionar un método de detección más rápido y barato, que en definitiva es mejor para el paciente y el médico”, dijo el desarrollador del dispositivo, John Viator, MD, PhD, un profesor asociado de ingeniería biomédica y dermatología. “Combinado con el nuevo método de detección foto-acústico, los médicos podrán utilizar terapias dirigidas y tratamientos personalizados, cambiando el tratamiento médico de este tipo de cáncer agresivo. Además, si la prueba es tan exacta, como creemos que será, nuestro dispositivo podría ser utilizado como un estándar de detección en poblaciones específicas”.

Los melanomas se producen predominantemente en la piel, pero también se encuentran en otras partes del cuerpo, incluyendo el intestino, el ojo, o cualquier parte del cuerpo que contiene melanocitos, las células que producen el pigmento oscuro, melanina, responsable del color de la piel. A nivel mundial, se diagnostican, cada año, alrededor de 160 000 casos nuevos de melanoma. Los melanomas son más frecuentes en las mujeres, y son particularmente comunes entre los caucásicos que viven en climas soleados, con altas tasas de incidencia en Australia, Nueva Zelanda, América del Norte, América Latina y el norte de Europa. El tratamiento incluye la extirpación quirúrgica del tumor, el tratamiento adyuvante, la quimioterapia y la inmunoterapia o el tratamiento de radiación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *