Diolkos

El diolkos, o también diolcos (en griego: Δὶολκος, de διά (dia) «a través» o «al otro lado» y ὁλκός (holkós) «portage» o «transporte»), fue un camino guiado de la Antigua Grecia, a través del cual las embarcaciones podían cruzar el istmo de Corinto por tierra haciendo un portage, yendo del golfo de Corinto al golfo Sarónico. La calzada, que debía de extenderse entre 6 y 8 kilómetros, incluía una especie de carril rudimentario.[1] Estuvo operativo desde el año 600 a. C. hasta el siglo I de nuestra era.[2] [3] [4] [5] [6]

El diolkos permitía a los barcos navegar desde el mar Jónico hasta el mar Egeo, evitando navegar alrededor de la península del Peloponeso, cuyo litoral rocoso era sumamente peligroso: muchos barcos mercantes fueron destrozados sobre los tres promontorios de la península, especialmente el cabo Matapan y el cabo Malea. En contraste, tanto el golfo de Corinto como el golfo Sarónico eran relativamente aguas abrigadas. Además, el viaje por tierra por el istmo ofrecía una ruta mucho más corta a Atenas para los barcos que navegaban de/hacia la costa jónica de Grecia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *