Día del Enfermo 2011

¿Quién no ha estado enfermo o tiene un enfermo en su familia? El mensaje del Papa para el Día del Enfermo ( 11 de febrero, Ntra. Sra. De Lourdes) es consolador y lo comparten todas las personas de buena voluntad:

“«la grandeza de la humanidad está determinada esencialmente por su relación con el sufrimiento y con el que sufre. Esto es válido tanto para el individuo como para la sociedad. Una sociedad que no logra aceptar a los que sufren y no es capaz de contribuir mediante la compasión a que el sufrimiento sea compartido y sobrellevado también interiormente, es una sociedad cruel e inhumana».

Los que más compasión despiertan en mí, quizá sean los enfermos mentales y los ancianos en Residencias ( Asilos) por su alejamiento de su familia. A los cristianos pueden consolarnos estas palabras de Benedicto XVI:

“En cada sufrimiento humano ha entrado Uno que comparte el sufrimiento y la paciencia”. Una mirada al Divino Crucificado ayuda a sobrellevar las penas, pues “contemplando las llagas de Jesús, nuestra mirada se dirige a su Corazón sacratísimo, en el que se manifiesta en sumo grado el amor de Dios”.

El Papa invita a rezar: «Agua del costado de Cristo, lávame. Pasión de Cristo, confórtame. Oh buen Jesús, escúchame. En tus llagas, escóndeme, y a acudir a la Virgen María, “Salud de los enfermos y Consoladora de los afligidos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *