Descubrimiento científico demuestra que el contagio del dengue puede evitarse

La bacteria de nombre Wolbachia, administrada en mosquitos trasmisores de la enfermedad, bloquea en contagio en los humanos.

El dengue, enfermedad viral transmitida por algunas especies de mosquitos, es un virus que cada año causa miles de muertes en el mundo y, sobre todo, en nuestro continente, en lugares con climas tropicales como Paraguay, Brasil y Colombia. Estas cifras que con el tiempo ascienden y representan un problema sanitario podrían disminuir, todo gracias a un descubrimiento hecho por especialistas australianos.

Los científicos de la Universidad de Monash Scott O’Neill dieron a conocer que es posible evitar el contagio del dengue tras una inyección de una bacteria que, cuando se administra en mosquitos Aedes aegypti (uno de los mayores portadores), bloquea la transmisión, lo que podría ayudar a controlar la propagación de la enfermedad. La gran característica de la vacuna es la capacidad de reducir la propagación de virus, a tal punto que queda casi abolido en su totalidad.

En la investigación se suministraron bacterias en más de 2.500 embriones de Aedes aegypti australianos. Los resultados fueron positivos: en los meses posteriores a su nacimiento no contagiaban la fiebre. También se pudo conocer que la bacteria usada (Wolbachia) no se propaga en el medio ambiente y las madres no se la transmiten a sus crías en los huevos. Por lo mismo se llegó a la conclusión que el macho es vital en este sistema, ya que éste -infectado- cuando se aparea, traspasará la Wolbachia a los huevos de las hembras sanas. Este proceso se haría común con cada generación.

Además, el equipo de O’neill explicó por qué la Wolbachia puede paralizar la absorción del dengue: una de las grandes razones es que la bacteria estimula el sistema inmunológico de los mosquitos y los protege de los virus. El otro motivo es que la Wolbachia debilita el dengue en el interior de los insectos y queda sin fuerzas para sobreponerse naturalmente.

20 mil personas mueren cada año a causa de esta enfermedad, que hasta ahora, la única forma de prevención era el control de las poblaciones de mosquitos a través de la exterminación de los criaderos con insecticidas. Hoy gracias al descubrimiento de los científicos otra puede ser la historia. Por eso los expertos australianos buscan la aprobación del proyecto para realizar el mismo estudio con mosquitos de distintos países, para ver si por fin se puede erradicar la transmisión del dengue.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *