Denuncian que Estado abrió las puertas al aborto y destrucción de la familia en Argentina

BUENOS AIRES, 02 Abr. 12
La Red Federal de Familias de Argentina denunció que con la decisión de la Corte Suprema de despenalizar el aborto por violación, y con el apoyo a varias leyes inicuas, el Estado ha abierto «de par en par» las puertas a esta práctica anti-vida y la destrucción de la familia.

Así lo indica la Red en una declaración emitida tras su segundo congreso realizado entre el 30 de marzo y el 1 de abril en la ciudad argentina de Salta.

El boletín Notivida informó que participaron aproximadamente mil quinientas personas, y durante el desarrollo de este Segundo Congreso «se escucharon conferencias y conmovedores testimonios de vida y acción; y se realizaron fructíferos trabajos en comisión referidos a aquellos objetivos convocantes, trabajos que, una vez recolectados y ordenados serán dados a conocer».

La declaración señala al comenzar que la vida humana está «seriamente amenazada por múltiples acciones del Estado entre las cuales, por su actualidad, señalamos el inicuo pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que, violando todo derecho y sentando un gravísimo precedente, abre de par en par las puertas al aborto y crea, en un acto de arbitraria discriminación, la categoría especial de personas sin derecho a la vida».

La Red de Familias también denuncia que el anteproyecto de reforma del Código Civil niega la categoría de personas a los embriones y los convierten en «susceptibles de todo tipo de manipulación, experimentación, comercialización, violencia o destrucción».

Asimismo aseguran que la Corte Suprema, con su fallo favorable al aborto, consagra «como un derecho de la mujer, el infame derecho de dar muerte al hijo concebido».

Tras denunciar los intentos por legalizar la eutanasia, la declaración afirma que «la institución familiar, que reconocemos como anterior al Estado, núcleo central de la sociedad civil, comunidad natural de vida fundada en el matrimonio natural constituido por un varón y una mujer, que debería ser respetada y protegida por el Estado, ha recibido en nuestro sistema jurídico positivo una herida mortal» con la ley de uniones homosexuales.

Luego de explicar que el proyecto de ley de «identidad de género autopercibida borra las diferencias biológicas entre el varón y la mujer e introduce una confusión más», el texto refiere que la fecundación in vitro es otro atentado a la familia, ya que somete al ser humano al comercio «llevando así a la destrucción del núcleo mismo de la vida familiar, de la que ya ha sido desterrada la noción de paternidad y el principio de autoridad».

Tras reiterar la grave confusión que así se realiza en la sociedad argentina, la declaración denuncia la injerencia del Estado en la educación sexual de los niños y adolescentes, derecho de los padres, y «la despenalización del consumo de drogas, recientísimamente propuesta desde el Poder Ejecutivo, es un paso más en el mismo sentido».

Finalmente denuncian las leyes que pretenden imponer la llamada «salud sexual y reproductiva» que quiere introducir una «concepción materialista y hedonista de la vida, puesta al servicio de la satisfacción egoísta de los caprichos del individuo, en olvido del Bien Común de la sociedad a la que pertenece y de su destino trascendente».

Para concluir la Red Federal de Familias afirma la necesidad de proteger a la familia. Todos los desafíos mencionados, finaliza, «nos ponen frente al urgente e ineludible compromiso de dar testimonio, con nuestro esfuerzo y con nuestro ejemplo, de que así es. Con la ayuda de Dios, todo es posible».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *