Declaración Doctrinal

Creo en un solo Dios eterno existente en tres personas: El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo. Cada una de es­tas tres Personas posee la misma naturaleza y los mismos atributos y perfecciones de la Deidad.
Creo en la deidad de nuestro Señor Jesucristo, en su nacimiento virginal, Su vida inmaculada, en Sus milagros, Su muerte vicaria y expiatoria, Su resurrección, Su ascensión a la diestra del Padre, y en Su retorno futuro.
Creo en la redención por medio de la sangre de Cristo para ser limpios del pecado si nos arrepentimos y entregamos por fe nuestra vida a Dios.
Creo en la regeneración por el Espíritu Santo y la palabra de Dios la cual es absolutamente esencial para la salvación personal.
Creo en la obra santificadora del Espíritu Santo quien por su morada en el cristiano, lo capacita para vivir una vida santa.
Creo en la resurrección tanto de los salvos como de los que no lo son, unos para vida eterna y otros para condenación.
Creo que la Biblia es inspirada, única e infalible Palabra de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *