Declaración de la comisión bilateral para el diálogo entre

Documentación

————————————–

Declaración de la comisión bilateral para el diálogo entre judíos y católicos

Tras su encuentro en Jerusalén, 29-31 de marzo

JERUSALÉN, viernes 1 de abril de 2011 (ZENIT.org).- Ofrecemos a

continuación la declaración final del encuentro de la Comisión Bilateral de

las delegaciones del Gran Rabinato de Israel y la Comisión de la Santa Sede

para las relaciones religiosas con los judíos, que ha sido hecha pública

hoy por la Santa Sede.

* * * * *

1. La Comisión Bilateral de las delegaciones del Gran Rabinato de Israel y

la Comisión de la Santa Sede para las Relaciones Religiosas con el Judaísmo

celebró su décima reunión para debatir los Desafíos de la Fe y del

Liderazgo Religioso en la Sociedad Laica. La reunión se comenzó con un

momento de silencio en memoria del Rabino Jefe Yosef Azran, que había sido

miembro de la Delegación del Gran Rabinato durante muchos años. El Rabino

Jefe Shear Yashuv Cohen, co-presidente de la Comisión Bilateral , dio la

bienvenida a los participantes y reiteró la naturaleza histórica y la

importancia de estas reuniones. Su colega, el cardenal Jorge Mejía, saludó

en nombre del cardenal Kurt Koch, recientemente nombrado Presidente de la

Comisión de la Santa Sede para las Relaciones Religiosas con el Judaísmo, a

los delegados. El Gran Rabino de Israel, el Rabino Yona Metzger, agradeció

la reunión y expresó su firme apoyo y aliento al trabajo de la Comisión

Bilateral, admitiendo su influencia en el cambio positivo acaecido en la

percepción de las relaciones Judeo-Cristianas en la sociedad de Israel.

2. Las deliberaciones trataron de definir los retos a los que se enfrenta

la sociedad secular moderna. Además de sus muchos beneficios, los rápidos

avances tecnológicos, el consumismo desenfrenado y una ideología nihilista

que se centra de forma exagerada en el individuo a expensas de la comunidad

y del bienestar colectivo, nos han conducido a una crisis moral. Junto a

los beneficios de la emancipación, el siglo pasado ha sido testigo de una

violencia y una barbarie sin precedentes. Nuestro mundo moderno está

sustancialmente desprovisto de sentido de pertenencia, significado y

propósito.

3. La fe y el liderazgo religioso tiene un papel fundamental en la

respuesta a estas realidades, para proveer de esperanza y de orientación

moral que da la conciencia de la Presencia Divina y la Divina Imagen en

todos los seres humanos, Nuestras respectivas tradiciones afirman la

importancia de la oración, ambas como expresión de la conciencia de la

Divina Presencia, y como forma de afirmar esta conciencia y sus imperativos

morales. Además, el estudio de la Palabra Divina en las Escrituras ofrece

una esencial inspiración y orientación para la vida. La descripción bíblica

de Moisés (Éxodo 3, 1-15) se presentó como paradigma de líder religioso

que, a través de su encuentro con Dios, responde a la llamada Divina con

total fe, amando a su gente, anunciando la Palabra de Dios sin miedo,

teniendo la libertad y la valentía y la autoridad que viene de la

obediencia a Dios siempre e incondicionalmente, escuchando a todos,

preparado para el diálogo.

4. La responsabilidad de los fieles es dar testimonio consecuentemente de

la Divina Presencia en nuestro mundo (Isaías 43, 10), mientras que

reconocen sus fallos en el pasado para ser verdaderos y plenos testigos de

esta. Este testimonio se debe ver en la educación, centrándose en los

jóvenes y en el compromiso efectivo de los medios de comunicación. Del

mismo modo, en el establecimiento y funcionamiento de las instituciones de

caridad que cuidan a los más débiles, a los enfermos y a los marginados, en

el espíritu de ‘tikkun olam’ (curación del mundo). Además, la obligación

religiosa de justicia y de paz también precisa de un compromiso entre

líderes religiosos y las instituciones de derecho civil.

5. La sociedad secular moderna ha traído consigo muchos beneficios. En

efecto, si se entiende secular en términos de un compromiso más amplio de

la sociedad en general, es posible proveer una sociedad en la que la

religión pueda prosperar. Además el enfoque, antes mencionado, en el

individuo, ha traído muchas bendiciones y ha llevado a una enorme atención

en el tema de los derechos civiles. Sin embargo, para que esta focalización

pueda ser sostenible, necesita basarse en un mayor marco antropológico y

espiritual, que tome en cuenta «el bien común», que encuentra su expresión

en la fundación religiosa de los deberes morales. La afirmación de la

sociedad de tales deberes humanos, sirve para potenciar y consagrar los

derechos humanos de sus constituyentes.

6. Como resultado de la discusión sobre las implicaciones prácticas para

los líderes religiosos en relación a los temas de actualidad, la Comisión

Bilateral expresó su esperanza de que las cuestiones pendientes en las

negociaciones entre la Santa Sede y el Estado de Israel, se resuelvan

pronto, y que los acuerdos bilaterales sean rápidamente ratificados para el

beneficio de ambas comunidades.

La Delegación Católica aprovechó la oportunidad para reiterar la enseñanza

histórica de la Declaración Nostra Aetate (nº4) del Concilio Vaticano II,

con respecto al Pacto Divino con el Pueblo Judío que «son amados en

atención a sus padres. Porque los dones y la llamada de Dios son

irrevocables». (cf. Epístola a los Romanos 11, 28-29), y recordó la oración

por la paz que el Papa Benedicto XVI realizó al recibir a la Delegación

Bilateral en Roma el 12 de marzo de 2009, citando el salmo 125 » Como

Jerusalén está rodeada de montañas: así rodea el Señor a su pueblo, desde

ahora y para siempre».

Jerusalén

31 de marzo, 2011, Adar II 25, 5771

Gran Rabino Shear Yashuv Cohen

(Presidente de la Delegación Judía )

Cardenal Jorge Maria Mejía

(Presidente de la Delegación Católica )

Gran Rabino Rasson Arussi

Gran Rabino David Brodman

Gran Rabino David Rosen

Sr. Oded Wiener

Cardenal Peter Kodwo Turkson

Patriarca Fouad Twal

Arzobispo Bruno Forte

Arzobispo Antonio Franco

Obispo Giacinto-Boulos Marcuzzo

Mons. Pier Francesco Fumagalli

Padre Pierbattista Pizzaballa, O.F.M.

Padre Norbert Hofmann, S.D.B.

[Traducción del inglés por Carmen Álvarez]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *