Datos Normativos de la Escala PCRS para la Autoconsciencia en México y la Influencia de la Cultura

La alteración en la autoconsciencia (Impaired Self-Awareness [ISA]) representa la falta de consciencia acerca de los déficit cognoscitivos y de las habilidades interpersonales. También se refiere a la capacidad alterada para monitorear las propias conductas, así como poca consciencia para reconocer el impacto que tiene la conducta sobre la de otros. Se han desarrollado distintas escalas o cuestionarios para determinar la severidad de la ISA, entre ellas, la escala Patient Competency Rating Scale (PCRS). El propósito del presente estudio es proporcionar datos normativos obtenidos con la PCRS y determinar si existe influencia de la cultura sobre la escala. La investigación fue realizada en dos partes. Estudio 1. Participantes: Fue evaluada una muestra de 320 participantes sanos voluntarios (160 respondientes y 160 informantes), entre 15 y 67 años de edad. Procedimiento: La PCRS fue administrada individualmente, se pidió a los participantes que respondieran lo más sinceramente posible. Resultados: La puntuación total de la PCRS fue M=117.72 para el respondiente y M=118.78 para el informante. El alfa de Cronbach fue de .8753 y .8872, respectivamente. Se realizó una prueba t entre ambos grupos donde se observaron 5 ítems en los que existen amplias diferencias entre informantes y respondientes. Se obtuvieron cuatro factores que conforman la prueba. Estudio 2. Los datos de la muestra mexicana sobre la estimación de autoconsciencia se compararon con las muestras de de España, Estados Unidos de Norteamérica y Nueva Zelanda, encontrando escasas diferencias culturales. Conclusión: Los resultados muestran que es posible estimar de forma objetiva la magnitud de la alteración en la Ramírez & Ostrosky-Solís autoconsciencia a través del uso de datos normativos, sin embargo, al tratar con pacientes, se debe tener en cuenta la cultura de procedencia, lo cual permitirá establecer estrategias de adaptación de los pacientes y de sus familiares a su nuevo estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *