CURUBA

CURUBA (Passiflora mollissima)

  1. CARACTERÍSTICAS GENERALES
  2. USOS
  3. POST-COSECHA
  4. TRANSFORMACIÓN
  5. BIBLIOGRAFÍA

I.      CARACTERÍSTICAS GENERALES 

Orden: Apriétales

Familia: Pasiflorácea

Género: Pasiflora

Subgénero: Tacsonia

Especie: Mollssima

Descripción: la Curuba es una planta leñosa, trepadora, pubescente, con tricomas rectos u ondulados, amarillo verdosos o incoloros, con promedio de 0,4 m. de largo.

Su raíz es muy superficial poco profunda y fibrosa.

Las hojas son tri, tetra o penta lobuladas, alternas, coriáceas, elípticas u oblongo elípticas, sus bordes, son aserrados, dentados u ondulados entre 7 y 10 cm de largo y 3 a 6 cm de ancho.

Su tallo es cilíndrico, de color verde cuando joven y café claro cuando maduro, glarbo.

Las flores son de color rosado fuerte, muy vistosas y con aroma. Están compuestas por brácteas opérculo, hipantio, corona, androginóforo, cinco pétalos, cinco sépalos, cinco estambres, tres estigmas de color rojizo en la base y más claro hacia arriba, el ovario es súpero, las anteras son dorsifijas, oblongas y de color amarillo.

El fruto es una baya oblonga de color amarillo – anaranjado al madurar, muy oloroso y de forma elíptica. El epicarpio es coriáceo, el mesocarpo es de color blanco y esponjoso, el arilo es transparente y de sabor ácido. Posee abundantes semillas, punteadas y con los bordes levantados.

 

La curuba es una fruta típica de la zona fría, crece bien entre 2.000 y 3.000 metros sobre el nivel del mar con temperaturas de 8°C a 16°C. Toda la parte vegetativa de la planta es cubierta por un vello suave que la protege mejor contra oscilaciones marcadas de temperatura. La humedad relativa  no debe ser muy alta, 65% a 75%, especialmente por el problema de antracnosis que es la enfermedad más limitante en este cultivo. Las precipitaciones deben estar entre 1.500 y 2.000 mm anuales, bien repartidas, porque la floración y fructificación ocurren durante todo el año. La planta requiere una luminosidad entre 1.300 a 1.600 horas / brillo solar / año, razón por la cuál se debe disponer de un buen sistema de tutorado para aprovechar al máximo este factor climático.


La curuba necesita suelos sueltos  y muy bien drenados, textura franco – arenosa o franco – arcillosa, con pH entre 5.5 y 6.5. Es aconsejable que la zona este libre de heladas y vientos fuertes que puedan aumentar el número de flores caídas y por consiguiente, reducir la producción.

 

La curuba produce frutos durante varios años, por lo que es necesario mantenerla mediante podas adecuadas que favorecen la producción por lo menos durante ocho a diez años. La recolección del fruto debe hacerse cuando esté pintón pues la curuba es una fruta climatérica. Debe cortarse por el pedúnculo con tijeras de podar y no se debe torcer, ni golpear ya que se producen daños que disminuyen su valor comercial.

 

Origen y Localización: originaria de las tierras frías del norte de Suramérica, se cultiva por sus frutos que se consumen principalmente en bebida refrescante. La curuba se encuentra desde el norte de Argentina hasta México. Es cultivada principalmente en Ecuador, Perú, Bolivia, Colombia y Venezuela.

Composición Nutricional:

 

Los datos de la composición nutricional se deben interpretar por 100 g de la porción comestible.

 

 

COMPUESTO

CANTIDAD

Calorías

25 Ca.

Agua

92 g

Proteína

0.60 g

Grasa

0.10 g

Carbohidratos

6.30 g

Fibra

0.30 g

Calcio

4 mg

Hierro

0.40 mg

Fósforo

20 mg

Vitamina C

70 mg

Fuente: https://www.elenciclopedista.com.ar/curuba/?xurl=http%3A%2F%2Fwww.fonaiap.gov.ve%2Fpublica%2Fdivulga%2Ffd59%2Fcuruba.html

II.      USOS 

Usos: la fruta se consume en fresco y brinda posibilidades de consumo en la forma de jugo, néctar, concentrados y licores. Adicionalmente, se considera que una serie de productos amerita ser evaluados a partir de la fruta producida en los Andes, los cuales incluyen: mezcla con jugos de otras frutas, sorbetes y utilización como ingrediente en la fabricación de crema glasé y artículos de pastelería y confitería.

Uso medicinal: la curuba tiene propiedades comprobadas científicamente, los extractos del géneroPasiflora tienen efectos depresores sobre el sistema nervioso central y actúan como sedantes, tranquilizantes, calmantes y contra el insomnio.

También se utiliza como antiespasmódico, diaforético, hipotensor, diurético, febrífugo. La cocción de las hojas se emplean para el dolor de cabeza y tratar afecciones de hígado y riñones.

 

III.      POST – COSECHA 

Operaciones básicas de acondicionamiento:

Recolección: el punto de cosecha se conoce cuando el fruto presenta una tonalidad verde clara, aproximadamente al presentar el 80% de su maduración. Los frutos para mercado fresco se cortan con el pecíolo de una longitud de 1-2 cm para evitar la deshidratación del fruto y la posible entrada de hongos poscosecha. Debe cortarse con tijeras por el pedúnculo encima del primer nudillo y no se debe torcer, pues se estropea fácilmente, disminuyendo su valor comercial.

 

Una manipulación cuidadosa durante la recolección, minimizará las lesiones mecánicas y reducirá en consecuencia, el deterioro microbiano.

 

La curuba es una fruta climatérica y continua con su proceso de maduración después de la recolección. Hay que tener mucho cuidado con los frutos que presenten algún deterioro producido por antracnosis, es importante retirarlos para evitar el contagio con los frutos en buen estado. Se recomienda hacer la recolección en canastillas plásticas con máximo 5 capas, para evitar daños mecánicos de la fruta.

 

El diámetro mínimo es de 35 mm y la longitud puede llegar hasta 6 cm. La curuba puede pesar entre 50 y 120 g, siendo un rango óptimo para la fruta de exportación el de 80 a 100 g.

Selección y clasificación: en el proceso de selección se separan los frutos en buen estado de los frutos que presenten daños mecánicos, fisiológicos, con ataque de plagas y / o enfermedades. La curuba se clasifica en Categoría I, II y II de acuerdo con: peso, tamaño, forma, color y grado de madurez.

Lavado y Desinfección: la limpieza y la desinfección de la curuba se hace por aspersión o por inmersión en las canastillas donde se recolecta. Para esta operación es importante utilizar agua libre de contaminantes.

Secado: los frutos deben secarse, se hace con aire seco forzado a una temperatura de 29°C a 40°C.

Empaque: el empaque constituye la operación final de acondicionamiento del producto, su finalidad es facilitar el manejo, apilado y almacenamiento pero sobre todo ofrecer protección al producto  contra golpes, caídas, rozamientos, presiones, entre otras, durante el manejo postcosecha, además de cumplir con los requerimientos del mercado. La curuba se empaca en películas de polietileno con 3% de perforación y estas a su vez en cajas plásticas o de cartón. Para la exportación se utilizan cajas de cartón de 3 Kg.

 

Almacenamiento: La fruta en refrigeración, a una temperatura de 6°C – 7°C, y una humedad relativa de 80% – 90% puede conservarse en buenas condiciones durante 30 días.

Transporte: Para conducir el producto a los centros de acopio, a los mercados o a las industrias se debe hacer en vehículos con buenas condiciones de higiene, en horas frescas del día y sin mezclarlos con otros materiales. Si las condiciones de transporte lo requieren y los costos lo justifican, se puede adoptar un transporte refrigerado.

IV.      TRANSFORMACIÓN   

 

La curuba se utiliza comúnmente en la preparación de jugos y néctares y helados. También se pueden preparar postres, esponjados y concentrados.

 

El flujo de proceso del néctar de curuba es:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *