CURLING

Te contamos qué es y cómo se juega al curling

Parecido al tejo, o a las bochas, pero sobre hielo. A partir de las imágenes que llegan desde los Juegos Olímpicos de Invierno, en Sochi, hay quienes están decididos a practicarlo.

 

mundod's picture

Por Mundo D

 

Nacido en la Edad Media en el norte europeo, más precisamente en Escocia, el curling parece haber llegado a su auge luego de la exposición alcanzada a partir de las imágenes que llegan desde Sochi, donde se realizan los Juegos Olímpicos de Invierno. 

 

La simpatía que genera ver a dos o tres tipos “barriendo” el hielo para intentar redirigir una piedra parece ser uno de los secretos a partir del cual se ha generado tal magnetismo que, en pocos días, se ha convertido en la principal referencia para aquellos “invitados” que hablan sobre la Justa.

Pero, ¿de qué se trata? Básicamente, el curling tiene por objetivo trabajar en equipo para acomodar piedras, que son lanzadas en una pista de hielo, lo más cerca posible de una referencia en el suelo, y así sumar la mayor cantidad de puntos para quedarse con un partido frente a algún rival.

Más específicamente, un partido de curling se divide en 10 “tiempos” (llamados “ends”) en los que cada equipo lanza ocho piedras cada uno. Hay un lanzador, que arroja la piedra de granito (de unos 20 kilos) por la pista en dirección a la una marca (llamada tee) que se encuentra en el otro extremo.

Desde que uno de los jugadores arroja la piedra, sus otros tres compañeros comienzan a trabajar: uno es el guía, que marca la estrategia y los otros dos son los barredores (también, más tarde el guía puede sumarse y limpiar el camino). Estos últimos llevan unas escobas para limpiar el hielo y así ir marcando el camino de la piedra (aunque sin tocarla, sólo pueden barrer el hielo).

Así, una vez que ambos equipos ejecutaron todos sus lanzamientos dentro de algún end, lo que se hace es contar. A partir del tee (una marca en el suelo) se busca de qué equipo es la piedra que está más cercana. Ese equipo suma un punto. Si la segunda piedra más cercana es del mismo equipo, se le da otro punto. Así, hasta que se topan con la primera piedra del otro equipo.

Al final, el conjunto con mayor cantidad de puntos, gana el partido.

Sobre la pista. La pista tiene un largo de 45,5 metros de largo y  4,75 de ancho, en ella se pueden observar dos grandes marcas a cada lado, las dos son iguales, puesto que primero se juega lanzando las piedras desde una de ellas, hacia el otro lado; pero cuando termina el end, cambian el sentido y arrojan al revés. Esas marcas, en rojo y azul, significan los lugares donde el lanzador debe apoyar el pie, y desde donde no puede pasarse al deslizar la piedra. En el centro, está el tee.

Las potencias. Escocia, lugar donde nació el juego, es uno de los seleccionados más fuertes del planeta, también Suecia y Noruega. Además, en el útlimo tiempo, los equipos norteamericanos (Canadá y Estados Unidos) han crecido mucho llegando a hacerle fuerza a los européos nórdicos.

 

Aunque en Argentina existe una Federación de Curling, resulta difícil imaginar que se puedan encontrar todas las condiciones para practicarlo. No hay pista, ni elementos hechos en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *