CULEBRILLA

Protéjase de la culebrilla (herpes zóster): vacúnese

Casi 1 de cada 3 personas en los Estados Unidos contraerá culebrilla en algún momento de su vida. Su riesgo aumenta a medida que envejece. Las personas de 60 años o más deben vacunarse contra esta dolorosa enfermedad.

La culebrilla también es conocida como herpes zóster. Causa un sarpullido con ampollas doloroso que puede durar de 2 a 4 semanas. Algunas personas pueden presentar dolor intenso en los nervios, el cual puede prolongarse por meses y hasta por un año después de que el sarpullido desaparezca. Esto se llama neuralgia postherpética (PHN, por sus siglas en inglés). Es la complicación más común de la culebrilla. Los adultos mayores son más propensos a presentar PHN. La culebrilla puede causar otras complicaciones graves, como problemas en la vista (cuando afecta el ojo).

Adultos mayores y la culebrilla

Los adultos de 60 años o más tienen más probabilidades de

  • contraer culebrilla
  • sufrir dolor intenso por la enfermedad y
  • tener neuralgia postherpética.

Usted puede protegerse contra la culebrilla. Consulte a su médico acerca de la vacuna contra la culebrilla.

El dolor causado por la culebrilla se ha descrito como insoportable, quemante, punzante y como de una descarga eléctrica. Se ha comparado con el dolor de parto o de cálculos renales. El dolor de la culebrilla puede causar depresión, ansiedad, dificultad para concentrarse, pérdida de apetito y de peso. La culebrilla puede afectar la realización de actividades cotidianas como vestirse, bañarse, comer, cocinar, salir de compras y viajar.

¿Qué causa la culebrilla?

La culebrilla es causada por el virus de la varicela zóster (VZV). Este es el mismo que causa la varicela. Si usted tuvo varicela en el pasado, el VZV se encuentra en su cuerpo. Nunca deja su organismo y permanece en un estado latente. Por razones que no se conocen del todo, este virus se puede reactivar años más tarde y causar culebrilla.

¿Qué tan común es la culebrilla?

Casi 1 de cada 3 personas en los Estados Unidos contraerá culebrilla en algún momento de su vida. Cerca de 1 millón de estadounidenses presentan esta afección cada año. Cualquier persona que haya tenido varicela puede contraer culebrilla. Pero los adultos mayores son más propensos a contraerla. Alrededor de la mitad de los casos se presentan en hombres y mujeres de 60 años o más.

¿Es contagiosa la culebrilla?

Una mujer adulta en consulta con una doctoraLa culebrilla no se puede transmitir de persona a persona. Sin embargo, una persona con culebrilla puede transmitirles el VZV a los demás. Si una persona que nunca ha tenido varicela es infectada por el VZV, contraerá varicela, no culebrilla.

¿Cómo se puede reducir el riesgo de contraer culebrilla?

La vacunación es la única manera de reducir el riesgo de contraer culebrilla y PHN. Los adultos de 60 años de edad o más pueden recibir una dosis única de la vacuna contra la culebrilla, llamada Zostavax®. Algunas personas de este grupo de edad deberán esperar para vacunarse, o no vacunarse, si tienen un sistema inmunitario débil. Consulte Quienes NO deben vacunarse (en inglés).

La vacuna contra la culebrilla se puede administrar en farmacias y consultorios médicos. Consulte a su profesional de atención médica si tiene preguntas acerca de esta vacuna.

En la actualidad, los CDC no han emitido una recomendación para la aplicación rutinaria de la vacuna contra la culebrilla a las personas de 50 a 59 años de edad. Sin embargo, esta vacuna está autorizada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para este grupo de edad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *