CUANDO LOS COCODRILOS REINABAN

En el transcurso de 240 millones de años, estos depredadores y sus parientes han llegado a gobernar el Hades que hay entre el terreno seco y las aguas profundas.
FECHA DE PUBLICACIÓN:2011-07-04 AUTOR: Mel White
En el verano de 2008 un cocodrilo americano abandonó la bahía Biscayne de Florida, nadó por un canal y asentó su residencia en el campus de la Universidad de Miami, donde ocasionalmente interrumpía sus baños de sol para comerse una tortuga.

Este no fue el primer cocodrilo que apareció en el campus, pero sí el más famoso. A pesar de que el cocodrilo resultó ser macho a la gente le dio por llamarlo Donna, en honor de la presidenta de la universidad y ex miembro del gabinete presidencial, Donna Shalala.

El primero de octubre, alguien mató a Donna, un hecho que indignó a estudiantes y profesores y que violaba leyes tanto estatales como federales. El cocodrilo americano está clasificado como «en peligro» en la legislación de Florida, y como «bajo amenaza» en la federal. Un mes después, la policía arrestó a un hombre y a un adolescente, quienes supuestamente querían el cráneo como trofeo.Resulta tentador utilizar a Donna como metáfora de la difícil situación en la que se encuentran las 23 especies de crocodílidos reconocidas en el mundo, un grupo de reptiles relacionados entre sí que incluye cocodrilos, aligátores, caimanes y gaviales. Tras haber soportado millones de años de cambio climático en el planeta, el juego de las sillas de las placas tectónicas y otras vicisitudes ecológicas, estos reptiles se enfrentan a un nuevo reto para su supervivencia: nosotros.

En los años setenta del siglo XX la población de cocodrilos en Florida pudo haber descendido a menos de 400 individuos. La rápida y creciente población humana los ha expulsado de la mayoría de las bahías de agua salada en las que alguna vez vivieron; muchos murieron a manos de los cazadores furtivos por sus pieles y otros fueron capturados para exhibirlos vivos o disecados.

Desde entonces, las medidas de conservación han llevado a una recuperación de los cocodrilos de Florida, que actualmente suman unos 2000. «El manejo de cocodrilos no es física cuántica -explica Steve Klett, administrador del Refugio Nacional de Vida Silvestre Crocodile Lake, de Florida-. Si uno resguarda su hábitat y los protege para que no los maten, ellos responderán. El punto álgido ahora es el ámbito restringido: una vez que el hábitat haya sido ocupado, ¿adónde irán los cocodrilos?

En el caso de Donna, a un área urbana en la que se supone no debería estar pero no había una opción mejor.

A menudo se dice que los crocodílidos actuales son sobrevivientes de la era de los dinosaurios. Eso es una verdad a medias. Los cocodrilos modernos han estado por aquí alrededor de unos 80 millones de años, pero estos son apenas una pequeña muestra de los parientes crocodílidos que alguna vez vagaron por el planeta al que, de hecho, alguna vez gobernaron.

Los crurotarsos (término que los paleontólogos utilizan para incluir a todos los parientes de los cocodrilos) aparecieron hace unos 240 millones de años, casi al mismo tiempo que los dinosaurios. Durante el periodo Triásico, los ancestros de los cocodrilos se expandieron en una amplia variedad de formas terrestres, desde animales delgados y de piernas largas, parecidos a los lobos, hasta enormes y temibles depredadores en la cima de la cadena alimenticia. Algunos, como el animal del género Effigia, caminaban en dos patas durante algún tiempo, y probablemente eran herbívoros. Los crurotarsos eran tan dominantes sobre la tierra que los dinosaurios se veían limitados a los nichos ecológicos que podían ocupar; eran de talla pequeña y pocos en número.

12Siguiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *