Cuando cae el sol, los niños no pueden moverse ni hablar

HONGOS

Durante el día, los hermanos Shoaib Ahmed y Abdul Rashid son chicos normales: activos y enérgicos. Pero cuando el sol cae, no pueden moverse o hablar.

El caso se lo conoce como «niños solares» y desconcierta a los médicos de ese país. Los chicos tienen 9 y 13 años y lo misterioso es que durante la noche los dos entran en un estado vegetativo.

Javed Akram es un profesor de medicina del Instituto de Ciencias Médicas de Pakistán y dijo: «Tomamos este caso como un reto. Nuestros médicos están haciendo pruebas para determinar por qué estos niños están activos durante el día pero no pueden abrir los ojos, hablar o comer cuando el sol se pone».

Los chicos están siendo sometidos a exhaustivos estudios médicos en la Islamabad y muestras de su sangre fueron enviadas a especialistas en el extranjero para realizar más exámenes. Los investigadores también juntan muestras de la tierra y el aire en la localidad donde viven.

El padre de los niños dice: «Creo que mis hijos reciben energía del sol», pero por supuesto que los investigadores descartan esta hipótesis.


Durante el día, los hermanos Shoaib Ahmed y Abdul Rashid son chicos normales: activos y enérgicos. Pero cuando el sol cae, no pueden moverse o hablar.

El caso se lo conoce como «niños solares» y desconcierta a los médicos de ese país. Los chicos tienen 9 y 13 años y lo misterioso es que durante la noche los dos entran en un estado vegetativo.

Javed Akram es un profesor de medicina del Instituto de Ciencias Médicas de Pakistán y dijo: «Tomamos este caso como un reto. Nuestros médicos están haciendo pruebas para determinar por qué estos niños están activos durante el día pero no pueden abrir los ojos, hablar o comer cuando el sol se pone».

Los chicos están siendo sometidos a exhaustivos estudios médicos en la Islamabad y muestras de su sangre fueron enviadas a especialistas en el extranjero para realizar más exámenes. Los investigadores también juntan muestras de la tierra y el aire en la localidad donde viven.

El padre de los niños dice: «Creo que mis hijos reciben energía del sol», pero por supuesto que los investigadores descartan esta hipótesis.

Durante el día, los hermanos Shoaib Ahmed y Abdul Rashid son chicos normales: activos y enérgicos. Pero cuando el sol cae, no pueden moverse o hablar.

El caso se lo conoce como «niños solares» y desconcierta a los médicos de ese país. Los chicos tienen 9 y 13 años y lo misterioso es que durante la noche los dos entran en un estado vegetativo.

Javed Akram es un profesor de medicina del Instituto de Ciencias Médicas de Pakistán y dijo: «Tomamos este caso como un reto. Nuestros médicos están haciendo pruebas para determinar por qué estos niños están activos durante el día pero no pueden abrir los ojos, hablar o comer cuando el sol se pone».

Los chicos están siendo sometidos a exhaustivos estudios médicos en la Islamabad y muestras de su sangre fueron enviadas a especialistas en el extranjero para realizar más exámenes. Los investigadores también juntan muestras de la tierra y el aire en la localidad donde viven.

El padre de los niños dice: «Creo que mis hijos reciben energía del sol», pero por supuesto que los investigadores descartan esta hipótesis.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *