CRISIS Y EVOLUCION —– El Advenimiento de Ahriman

 1. Prólogo del autor.- Deseo traer ante el público, a través de la World WideWeb, alguna información sobre los tremendos eventos que se aproximan. Soy consciente que mucho de lo tratado aquí ya está en la Web, y que hay una sensación generalizada «en el aire» de que algo grande está a punto de pasar en los próximos años: el cambio del Milenio. Yo creo que esta sensación de «algo en el aire» es una percepción correcta, aunque a veces súmamente tergiversada. La mayoría de la información en este ensayo no es nueva; ha estado por lo menos abierta al público desde el final de la Primera GuerraMundial. Todavía no se ha extendido al amplio público que necesita oírla. Espero que el advenimiento de la Web y los motores de búsqueda pondrán disponible esta importante información a muchas personas alrededor del mundo que no lo han encontrado todavía y sabrán darle el uso adecuado Yo no exijo conocimientos especiales acerca de estas materias; He utilizado informaciones ya publicadas exclusivamente. Espero que nadie tome mis palabras en vano. Les pido a los lectores leer y reflexionar mediante esta información, seguir las guías que doy, y hacer sus propias investigaciones. Investigaciones concienzudas bien podrían causar algunos alzamientos intelectuales, y cambiar el curso de algunas vidas; y esto es exactamente lo que se necesita, muchas veces sobre y alrededor de todo el mundo.

 

Este ensayo está basado, directa o indirectamente, en la «ciencia espiritual», o «Antroposofía», promulgada por Rudolf Steiner en el primer cuarto del siglo XX. Digo «basado» porque esta exposición sólo puede súper simplificarse groseramente, y debe contener equivocaciones que derivan de mi propio (más o menos) frágil control de la materia en cuestión. El lector debe asumir que este ensayo es casi totalmente derivado; contiene escasamente alguna idea original propia. En  interés de la legibilidad (y para dar un descanso a mis fatigados recursos), no lleno el texto proporcionando citas. Si lo hiciera, casi cada frase estaría anotada a pie de página. Proporciono algunos comentarios bibliográficos que espero serán de utilidad al lector concienzudo. Es probable que cientos, o miles, de personas en este mundo estén mejor calificados que yo para escribir este informe. Lo he escrito porque:

 

1. No soy consciente que nadie más lo esté escribiendo, y

2. Necesita ser escrito y publicado, ahora.

 

Los eventos de los que hablo se basan en la aproximación de la encarnación de un poderoso ser espiritual  sobre-humano, siguiéndole los eventos políticos, sociales, económicos, y culturales concomitantes. Las preparaciones para esta encarnación se han estado elaborando durante los últimos cuatro siglos o más, y el clímax está próximo a llegar. Este ser se llama «Ahriman» (del nombre de la antigua Persia «Angra Mainyu», dado por el prehistórico Zarathrustra.) Podríamos considerar que Ahriman es el mismo al que normalmente se llama «Satanás», sólo que el concepto «Satanás» está muy confundido y mal entendido. Por consiguiente, en este ensayo utilizaré el nombre «Ahriman», e intentaré dar una comprensión más clara de su naturaleza y los objetivos que generalmente logra.

 

Comprendo que muchos no están inclinados a tomar la posibilidad de semejante evento en serio, o en creer que las tales materias son conocidas, o puede conocerse. No obstante, de nuevo yo le pido al lector que lea este ensayo con una mente abierta, por lo menos lo bastante para recibir los pensamientos y conceptos. Daré algunas consideraciones epistemológicas que apoyen la noción de que tales materias se pueden conocer. Daré algunas referencias que ayudarán a que los lectores lleven su propia investigación epistemológica, y así puedan hacer una valoración adecuada de este informe. Ésta es una cuestión de alguna importancia; es esencial para el futuro de la humanidad y de la tierra que tantas personas como sea posible lleguen a estar despiertas y no sean cogidas durmiendo por los eventos inminentes.

 

Una explicación completa de la naturaleza de Ahriman y su encarnación está más allá del alcance de este ensayo (así como más allá de la comprensión de este autor). Si mi explicación sólo es suficiente para que los lectores se hagan suficientemente conscientes para ver la necesidad, y tener los medios, de hacerse más consciente sobre estas materias, entonces habré cumplido mi propósito.

 

2. Alma y Espíritu 

 

En este ensayo que habla de asuntos «espirituales», me gustaría dar el enfoque del concepto de «espíritu», junto con los conceptos de «alma» y «cuerpo» (utilizando las expresiones de Steiner en su Teosofía.) El «cuerpo», por supuesto, es la forma física, perceptible por los sentidos exteriores, en el mundo que normalmente se percibe por los sentidos exteriores de las personas. Por «alma» quiero decir el mundo interno de los sentimientos subjetivos y sensaciones de un ser humano (o animal). La sensación de una percepción sensible exterior (como el verde del césped), así como los sentimientos (de placer o dolor), están en el alma. Asimismo, los actos del ser interno pasan a través del alma por la voluntad, aunque la voluntad no es normalmente consciente. Podríamos decir que los actos del mundo físicos pasan al alma a través de las sensaciones; el alma vive en sus propios sentimientos, y actúa en el mundo a través de la voluntad. Nosotros (generalmente) experimentamos sensaciones en vigilia, sentimientos como en sueño, y voluntad como en sueño profundo, inconscientemente.

 

Además de vivir en el mundo interno del alma, el ser humano puede vivir en el mundo de los pensamientos. A través del pensar, tomamos contacto con el ser de las cosas del mundo. Por «espíritu» quiero decir el ser del pensamiento. Contrariamente al concepto erróneo común, el pensamiento no es subjetivo, sino objetivo, ya que pertenece a todo el mundo, es accesible a todos. Muchas personas pueden asir el mismo pensamiento y a través de ese contacto del pensamiento la misma realidad objetiva, aunque ellos no experimenten (normalmente) las mismas sensaciones y sentimientos. Como el mundo físico actúa recíprocamente con el alma, así también lo hace el espíritu; Podemos invocar pensamientos por nuestros actos de voluntad, y los pensamientos nos dan sentimientos. Mucha de la confusión sobre la supuesta subjetividad del pensamiento surge de la subjetividad de los sentimientos y sensaciones conectadas con el pensar, así como del hecho que mucho de lo que normalmente pasa por pensar apenas es pensamiento en absoluto, sino un tipo de pseudo-pensamiento semi-consciente, automático. (En la actualidad, las personas experimentan el pensamiento como si viniera, normalmente automáticamente, desde el exterior, sin embargo, paradójicamente, el pensamiento, en esencia, es objetivo y universal [como podemos ver bien en las matemáticas]. Diré más sobre todo esto posteriormente.) Así, a través de nuestra experiencia de pensamiento, podemos ligar una experiencia en sentido «empírico» al concepto de «espíritu». (Todos esto, por supuesto, debe ser tomado sólo como una mera introducción a un inmenso y profundo asunto. Por ahora, sólo intento responder a la opinión extendida de que «alma» y «espíritu» son nebulosos términos sin sentido.) Y mientras, normalmente, es verdad que apenas experimentamos nuestro pensamiento, podemos intensificarlo para hacerlo consciente, y este desarrollo de conciencia puede llevar a la percepción de mundos y seres de alma y espíritu -y así poner la base de la «ciencia espiritual.» 

 

 3. Seres Espirituales y Evolución Terrenal

 

Siguiendo las comunicaciones de esta ciencia del espíritu, hablaré de esos seres espirituales, conocidos como «ángeles», que viven invisibles (a nuestros sentidos, normalmente) y se comprometen en nuestros asuntos terrenales. (Esta idea ha ido ganando aceptación en la cultura general en los años recientes, como una ola de interés en los ángeles.) También hablaré de la existencia de otros seres espirituales, superiores y más adelantados que los ángeles, llamados «arcángeles» en teología o angelología. Investigaciones espirituales más recientes (de Steiner), así como la tradición antigua (de Dionisio el Areopagita, alumno de San Pablo) hablan de, por lo menos, nueve órdenes de ángeles y seres supra-angélicos -que, todos juntos, son llamados las «Jerarquías», a veces «coros de ángeles», o a veces los «Dioses». (Otros Seres todavía superiores no se tratarán aquí.) Algunos de los nombres dados a las nueve jerarquías, en orden ascendente, son:

 

Ángeles (Angeloi, Hijos del Crepúsculo, Hijos de Vida; todos los seres humanos tienen ángeles individuales como guardianes y portadores de sus Yoes eternos)

 

Arcángeles (Archangeloi, Espíritus de Fuego; el «espíritu de un pueblo» es de este rango)

 

Archai (singular «Archi»; Espíritus de la Personalidad, Principios Originales)

 

Principados (el «espíritu del tiempo» o «Zeitgeist» es de este rango)

 

 

Exusiai (Espíritus de la Forma, Potestades, Autoridades; los «Elohim» y «Jehová» son de este rango) 

 

Dynamis (Espíritus del Movimiento, Poderíos, Virtudes)

 

Kyriotetes (Espíritus de Sabiduría, Dominaciones)

 

Tronos (Espíritus de Voluntad)

 

Querubines (Espíritus de Armonía)

 

Serafines (Espíritus del Amor)

 

Aunque las doctrinas de Dionisio se consideraron por mucho tiempo heréticas, se menciona la existencia de estos seres Jerárquicos en la Biblia. Los Ángeles, por supuesto, se mencionan en muchos lugares. Algunos otros ejemplos son los siguientes:

 

Arcángeles – Judas v.9; I Thes. 4: 16

Tronos, Dominaciones, Principados, Potestades – Rom. 8: 38; Col. 1: 16, 2: 15; Eph. 1: 21, 3: 10

Querubines – Gen. 3: 24; Ex. 25: 18-20,22; Num. 7: 89; Ezk. 9: 3, Ch. 10; Ps. 18: 10

Serafines – Isa. 6: 21

 

Estos espíritus no son todos «angélicos», en el sentido de «buenos y santos». Algunos, a veces, se oponen al orden regular o bueno del mundo. Ahriman («el Injusto Príncipe de este Mundo») es un  Espíritu de la Forma «retrasado», trabajando como un Archai, oponiéndose (en cierto sentido) al orden cósmico correcto. (No obstante, esta oposición no es puramente «mala», como explicaré más adelante.) Puesto que Ahriman es un espíritu de oposición, podríamos empezar a comprender su naturaleza entendiendo a qué es a lo que él se opone: al plan de los Dioses de desarrollo terrenal y humano. Pero la situación no es tan simple como una lucha entre dos bandos; básico para la comprensión adecuada del proceso del mundo es el reconocimiento de por lo menos tres tipos de influencia espiritual en la evolución de la humanidad y el cosmos. (Debemos tener claro que esta «evolución» es algo muy diferente del proceso material por azar, sin sentido, concebido por los Darvinistas y teorías semejantes. Quiero significar a través de «evolución» un proceso de desarrollo completamente determinado, pleno de pensamiento iniciado y guiado por seres espirituales.)

 

Los Dioses normales (las jerarquías regulares) crean y alimentan el desenvolvimiento del mundo y de la humanidad, para generar la posibilidad de que los seres humanos alcancen el estado de divinidad como «Espíritus de Libertad y Amor» – la décima jerarquía. (En la fase presente de la evolución, los seres humanos progresan a través de periodos alternos de vidas terrenales y vidas puramente espirituales: nacimiento, muerte, y reencarnación). Como el nombre implica, esencial al cumplimiento de la tarea de la humanidad es la realización de la «libertad» y no significa tanto libertad política como libertad espiritual – que los seres humanos lleguen a ser individuos independientes, únicos que actúen conscientemente como los creadores de sus propias obras. La sabiduría oculta, redescubierta y hecha pública de forma independiente por Steiner (y muy simplificada aquí, y de forma somera), explica esta evolución como creándose y siendo guiada a través de siete grandes periodos cósmicos. Nosotros estamos ahora en el cuarto gran periodo, llamado Periodo de la «Tierra». (Todos los nombres de los periodos están aquí dados en orden de sucesión.) Los tres periodos anteriores se llaman «Saturno», «Sol», y «Luna». Asimismo, éstos son los periodos pasados de desarrollo cósmico, y no han de ser confundidos con los cuerpo celestes actuales de los mismos nombres. Las mismas consideraciones para los tres periodos futuros: «Júpiter», «Venus», y «Vulcano». El gran Periodo de la Tierra comprende siete periodos menores de las cuales nosotros estamos en el quinto. Estos cinco se llaman «Polar», «Hiperbóreo», «Lemúrico», «Atlante», y «Post-Atlante». Y el Periodo Post-Atlante comprende siete épocas culturales de las cuales, de nuevo, estamos en la quinta. Las cuatro anteriores se llaman «Indú», «Persa», «Egipcio-Caldea», y «Greco-Romana». La historia registrada  sólo empieza con la Época Egipcio-Caldea; lo que es generalmente conocido de la antigua India y la cultura Persa deriva de archivos elaborados en la tercera época. -Estos nombres de épocas no implican que nada importante estuviera pasando en otras regiones de la tierra, sino que los impulsos evolutivos arquetípicos de los tiempos estuvieron centrados en las regiones designadas. Las épocas duran aproximadamente 2160 años; y la presente, quinta época poste-Atlante, empezó aproximadamente en 1413 DC. Ninguna de estas épocas han de ser consideradas nítidamente diferenciadas; las transiciones pasan gradualmente, los desarrollos futuros se preparan de antemano, e influencias pasadas quedan después.

 

Nota: Este cálculo está simplificado al extremo, con el propósito de mantener un armazón conceptual sencillo en el ensayo. Para obtener una idea tímida de lo simplificado que se encuentra, basta considerar que en Antiguo Saturno el «espacio» no existió; el «tiempo», paradójicamente, «comenzó» exclusivamente durante esa era; y el único fenómeno cuasi-sensorio era un tipo de sustancia calórica. Las condiciones en Antiguo Saturno eran tan inmensamente diferentes de las condiciones terrenales que sólo podemos imaginarlas débilmente. De hecho, quizás mejor que intentar imaginarse Antiguo Saturno como una existencia meramente física, sería concebir este «calor» como una apariencia exterior del «afecto anímico» de los Dioses-Creadores. El fundamento de la realidad es el ser-espiritual y sus hechos. El «principio» podría pintarse así: los Tronos ofrecieron en sacrificio parte de su propio ser a los Querubines; el calor de este devoto sacrificio se elevó como humo, y de este humo ardiente nacieron los Archai -Espíritus del Tiempo. Digamos: un acto sacramental, creativo de Seres sagrados, visto «externamente» como «calor» y el «comienzo del tiempo». -Podemos aproximarnos a estos Sagrados Misterios adecuadamente (sólo hechos públicos en nuestro tiempo) con actitud interna reverente, invocando imágenes internas imbuidas con devoto sentimiento de respeto, incluso hacia nuestra existencia física, como un regalo de la propia sustancia del ser de los Dioses. –Y, de nuevo, esto es dar sólo la concepción más opaca de estos tremendos hechos, y de su lejanía de nuestro usual y materialista imaginar. Sólo condiciones muy graduales, en eones inconcebibles, aproximó aquello al presente. Por ejemplo, un tipo de «espacio» sólo entró en existencia en el Antiguo Sol, y así sucesivamente. Siempre, la realidad «detrás de» las «apariencias externas», son seres espirituales y sus obras.

 

El evento central del Periodo de la Tierra ocurrió durante la Época Greco-Romana, en Palestina. Fue la encarnación de un Ser espiritual muy elevado, un Dios de la corriente regular, llamado el «Cristo» -culminando en los eventos que rodean su Crucifixión: el «Misterio del Gólgota». Este Evento fue el punto de cambio de la evolución de la Tierra desde el descenso del espíritu en la materia, hacia la ascensión retornando al espíritu, con los frutos obtenidos de la estancia en la materia. (El propio Steiner no empezó con una visión del mundo Cristiana. Él de manera independiente, e inesperadamente, redescubrió el «hecho místico» de la Cristiandad durante el curso de su experimentación clarividente consciente).

 

Además de los Dioses normales, una hueste de seres espirituales anormales, llamados «luciféricos», también influye en la evolución terrenal. En cierto sentido éstos se oponen a los planes de los Dioses normales, en favor de la evolución. Los seres luciféricos intentan arrastrar a la humanidad lejos de la evolución terrenal normal, hacia su propio cosmos de luz psíquico-espiritual anormal. En el alma humana ellos inspiran orgullo, egoísmo, desinterés por el prójimo, emociones ardientes, subjetividad, fantasía, y alucinación. En el intelecto humano inspiran generalización, unificación, suposiciones, y la construcción de imaginaciones más allá de la realidad. El lenguaje humano y el pensamiento son de origen luciféricos; y también la auto-conciencia humana y la capacidad de independencia y rebelión contra el orden cósmico de los Dioses normales. También, la susceptibilidad para enfermar es originada por la influencia luciférica. –Un elevado ser espiritual, en cierto sentido el líder de las huestes luciféricas, «Lucifer», encarnó en un cuerpo humano, en la región de China, en el Tercer Milenio A.C. Este evento provocó una revolución en la  conciencia humana. Hasta entonces, los seres humanos no podían usar los órganos del intelecto y vivían por una especie de instinto. Lucifer fue el primero en alcanzar con el intelecto la sabiduría de los Misterios hasta entonces revelada por los Dioses a la humanidad en otras formas de conciencia. Los efectos de esta encarnación inspiraron la sabiduría de la cultura pagana, a través de la Gnosis de los primeros siglos DC, e incluso de forma tardía a principios del siglo XIX. -Esta sabiduría no debe considerarse falsa en sí misma; es buena o mala dependiendo  de quién la posee, y para qué propósitos la usa. Los grandes Iniciados paganos la tomaron para introducirse en la influencia luciférica y cambiarla para el bien de la humanidad. Sólo a través de la influencia luciférica la humanidad se ha elevado por encima del estado de puerilidad. (Aparte de la cultura pagana de sabiduría sobre la Naturaleza fue la cultura Hebraica la que [en cierto sentido] separó al ser humano de la Naturaleza, y la que preparó una corriente hereditaria para proporcionar un cuerpo para la encarnación de Cristo. En la cultura pagana el ser humano se sentía perteneciente al cosmos estrellado, sin lo que nosotros conocemos en la actualidad como impulsos morales. Los impulsos morales en el alma humana fueron preparados por el Pueblo Hebreo y fomentados a través de la Cristiandad. La Cristiandad es también una culminación y realización de la sabiduría pagana. -Aquí «Cristiandad» no signiffica tanto «religión organizada» como los hechos e influencia continuada del ser Cristo y Sus huestes, no necesariamente restringido a las organizaciones religiosas formales).

 

Una tercera influencia espiritual trabajando en la evolución humana y terrenal es la ahrimánica. La intención de Ahriman, y sus huestes, es congelar la tierra en completa rigidez, para que no pase por los periodos de Júpiter, Venus, y Vulcano, y hacer del hombre un ser totalmente terrenal e inindividualizado, no libre, y divorciado del cosmos de los Dioses regulares. La tendencia ahrimánica esencial es la materialización; cristalizar; oscurecer, imponer silencio, llevar las fuerzas vivientes, móviles a formas fijas -en otras palabras, matar lo que está vivo. Esta tendencia en sí misma, dentro de los límites apropiados, no es mala; lo muerto, el mundo material es necesario para el plan de desarrollo humano y cósmico de los Dioses regulares. La tendencia ahrimánica sólo es mala cuando excede los límites apropiados, cuando extiende la mano a lo que debe estar vivo -y Ahriman intenta exceder los límites apropiados. Una vez más, la realidad básica del mundo son los seres espirituales junto con sus hechos, pero Ahriman promueve la mentira, la ilusión de  que la materia es la realidad básica y la única realidad. De hecho, los espíritus ahrimánicos, no los «átomos» o «partículas elementales», son la realidad detrás del mundo aparentemente material. Ahriman vive en la mentira; él es un espíritu de la falsedad, el «Padre de la Mentira.»

 

4. Ahriman en la Actualidad   

 

En la presente quinta época cultural, la influencia ahrimánica en la cultura humana está alcanzando un punto crítico. La moderna revolución científica, desde el Siglo XV, ha estado en gran parte inspirada por Ahriman. Él es el inspirador del materialismo amoral, ateísta, mecanicista, y el tipo de talento que supone.

 

La intención de los Dioses regulares para la época presente (también llamada «Época del Alma Consciente») es que la humanidad desarrolle la conciencia incrementada, junto con la individualidad y la libertad espiritual que van con esta conciencia. Ahriman se opone a esto; él quiere que el ser humano viva de instintos inconscientes como un animal no individualizado e impulsivo -inteligente, pero animal no obstante. (Ahriman es el maestro de la mentira de que el ser humano es un animal: del Darwinismo y teorías similares.)

 

A la mente moderna podría parecerle una contradicción decir que Ahriman se opone al incremento de conciencia porque promueve la inteligencia y la ciencia. Esto es porque la mente moderna está tan encastillada en lo que generalmente se considera que es el «pensamiento científico» que no tiene casi ninguna concepción de la verdadera naturaleza del pensamiento consciente. (Steiner, sobre todo en su libro La Filosofía de la Libertad [1894], ha sido nuestro maestro del pensamiento real, pero la cultura intelectual en general no ha aprendido la lección.) El hecho es que el pensamiento «científico» normal en esta época, no importa cómo de inteligente, es apenas escasamente consciente (posiblemente con algunas excepciones relativamente raras en los momentos de «visión» o descubrimientos matemáticos). En el tipo de conciencia usual en nuestra cultura «científica», sólo nos hacemos conscientes de los resultados arraigados del pensamiento, después de que ha sido consumado; no somos (normalmente) consciente del propio proceso del pensamiento. Y puesto que es inconsciente, no es nuestra acción libre; es automático. Cuando pensamos de la manera habitual en nuestra época, somos autómatas sensientes y actuamos por instinto. (Este pensamiento instintivo en la amplia cultura había estado inspirado por Jehová hasta aproximadamente 1840 DC. Desde entonces ha estado inspirado por Ahriman y ha producido el torrente de materialismo del siglo XIX que, ayudado por la retirada del espíritu del pueblo alemán, ahogó la vivencia positiva del Romanticismo en la cultura). Y esto es lo que Ahriman quiere: borrar cualquier rastro y toda posibilidad de conciencia humana libre, individualizada; quiere que el ser humano no llegue a ser un individuo, sino sólo un miembro de una especie general de pseudo-humanidad -ser un límite inteligente de los animales de la tierra, un «homunculus».

 

Como indiqué, Ahriman es el inspirador del tipo más extremo de materialismo «científico»: de la doctrina según la cual no existe espíritu o alma en el mundo; que la vida misma no está de hecho viva, sino que sólo es un conjunto de procesos mecánicos; que la realidad se basa sólo en lo cuantitativo, que no hay realidad en la cualidad -color, sonido, etc.; incluso que el ser interno del hombre es una confluencia de fuerzas materiales. En el nivel emocional, él trabaja en los instintos humanos subconscientes, inspirando el miedo, el odio, el anhelo de poder y los impulsos destructivos del sexo. En el nivel mental, inspira el pensamiento rígido y automático: (en frase de Steiner) pensamiento casi íntegramente sin pensamientos, ligado al lenguaje, a las palabras literales que fácilmente se vuelven vacías y a su vez fácilmente se vuelven mentiras. -Este pensar «abstracto» está desprovisto de cualquier actividad interna consciente y de cualquier conexión real a la experiencia viva, creando una conciencia ensombrecida, sin luz, color, o imágenes. 

 

 5. La Degradación del Lenguaje

 

Según Steiner, es característico de la cultura presente, de cientifismo ahrimánico e imperialismo económico angloamericano, que el idioma ha perdido su significado espiritual instintivo; es decir, se ha perdido la conexión  entre la palabra literal y el impulso espiritual que constituye su significado.

 

Sin contenido real, espiritual, el idioma consiste sólo en «frases vacías», como por ejemplo «rige por la voluntad de las personas», «el mundo libre», «libertad individual», y así sucesivamente. Estas frases están ampliamente desprovistas de realidad en nuestra estructura socio-política; aquí la profunda realidad  es el poder del dinero sobre los seres humanos y la vida. Y donde las frases huecas rigen en el idioma, en lugar del contacto humano vivo en la vida social rigen meros convencionalismos, y en lugar del interés humano vivo en la vida económica rige  la simple rutina. «Hay sólo un corto paso desde la frase vacía a la mentira». De nuevo, esto es especialmente verdad en política y en economía, por el predominio de las palabras vacías se hace posible la falsificación de realidades -una potente arma en manos de aquellos que tienen intenciones ocultas conscientes, para manipular a las personas hacia  fines desviados. En nuestro tiempo, personas en masa actúan como si estuvieran poseídas por fuerzas malignas, porque, en cierto modo, lo están. Los demonios del materialismo hablan a través de las palabras vacías. Un lenguaje en el que los demonios del materialismo han tomado el lugar de los impulsos espirituales humanos sólo puede llevar a la destrucción.

 

Ciertamente Steiner no fue el único en notar este aspecto de lenguaje actual. George Orwell fue quizás al escritor más prominente en censurar esta tendencia. Ver, por ejemplo, su ensayo clásico «Políticos y el Idioma inglés». Él previó la deshumanización del idioma haciéndolo deliberadamente en la «nueva terminología» de la pesadilla ahrimánica 1984. Sin tener aparente conocimiento de la ciencia espiritual, y trabajando sólo con observación  perspicaz y amor a la verdad, vio lo que estaba pasando en el discurso político de Europa Occidental y llevado al extremo en los regímenes totalitarios.

 

A nivel socio-político, el antídoto para este veneno de las palabras vacías es la liberación de la vida cultural, sobre todo de la educación, del poder político y financiero. (Como se esboza en el concepto de Steiner de la «triformación social»: separando el estado político-legal, la esfera espiritual-cultural, y el sector económico – junto con la eliminación de egotismo. [Egotismo: Afán o manía de hablar de sí mismo, de afirmar la propia personalidad. N. del T. (Diccionario de la Lengua Española)]. y la coacción de la economía.) En el nivel individual-personal, el antídoto es infundir el pensamiento activo y creativo en el lenguaje, creando así un idioma en el que las palabras apunten a los pensamientos, evocando pensamientos vivos en los oyentes. Si no ponemos nuestras voluntades en crear nuestros pensamientos originales, entonces  palabras trilladas y frases hechas de pseudo-pensamientos, vendrán automáticamente a la mente y nos llevarán junto con ellos, resultando un «pensar casi completamente sin pensamientos». Podemos hacer el esfuerzo por lo menos para resistirnos a estas frases hechas y generalizaciones que fácilmente vienen a la mente, y formar cuadros mentales de personas en particular, cosas, y eventos – y además, hacer originales formaciones verbales que describan estas cosas e imágenes desde diferentes puntos de vista. El punto esencial es no permitir que nuestros discursos y escritos estén determinados por influencias inconscientes, sino que saquemos a través de nuestros propios esfuerzos las nuevas y originales creaciones de pensamientos y los comuniquemos con originales, fluidas y artísticas formaciones de palabras. No siempre tendremos éxito plenamente; no siempre seremos poetas; pero si hacemos este esfuerzo conscientemente, entonces llegaremos lejos en la recuperación de la perdida espiritualidad humana del lenguaje, y por consiguiente, hacia la humanización de la cultura. (Diré más sobre este asunto en otro contexto.) -Y, no casualmente, progresaremos así hacia un vivir conscientemente en el pensamiento libre de las palabras literales que son el «lenguaje» del mundo anímico-espiritual en el que viviremos después de la muerte. -«Los hombres deben aprender a ver a través de las palabras; tendrán que adquirir la capacidad de asir el gesto en el lenguaje». [Del Síntoma a la Realidad en la Historia Moderna, pág. 124].

 

  6. La Ahrimanización de la Cultura   

 

En la esfera socio-cultural, la influencia de Ahriman se ve claramente por todas partes, especialmente fuerte y creciendo cada vez más a lo largo del siglo XX. A destacar entre las tendencias ahrimánicas son las siguientes:

 

El nacionalismo antagónico fundamentado en las etnias. (El nacionalismo social moderado era un principio progresivo en el pasado, pero el nacionalismo étnico es retrogrado y destructivo hoy.)

 

Políticas dogmáticas de partido, engendrando odio y rencor que se levantan del rechazo para ver otros puntos de vista, igualmente válidos (o inválidos).

 

El sometimiento de la vida cultural (e.j. la medicina, la educación, la investigación, la jurisprudencia penal) al poder político y económico.

 

La mecanización del estado político, limitado por todas partes por leyes rígidas, ofreciendo espacios muy pequeños para la iniciativa humana libre.

 

En la vida cotidiana: Incultura, aburrimiento, y alienación, falta de interés en el propio trabajo, incluso en el trabajo intelectual (Ahriman quiere un conocimiento desprovisto de interés humano  cálido y capacidad de integración, para ser guardado en bibliotecas y no para que viva en las almas humanas.)

 

En medicina: materialista, mecanicista (y atroz) experimentación y tratamiento, sin entender del individuo humano vivo (La práctica relacionada con el embalsamamiento de cadáveres tiende a ligar la entidad humana a la tierra, reflejo ahrimánico de la antigua momificación egipcia.)

 

En sociología: aceptación ciega de las estadísticas, y la creencia de que la satisfacción de las  necesidades económicas por sí mismas afianzarán el bienestar humano.

 

En economía: la subyugación de toda la existencia e intereses humanos al mecanismo inhumano e impersonal de la búsqueda del beneficio, a la «persona artificial» de la corporación (En EE.UU. esto ha alcanzado tal estado que la influencia humanizadora del movimiento obrero está diluyéndose y las exigencias de «ganarse la vida», junto con otras tendencias ahrimánicas destructivas, está destruyendo la familia humana -esto en el llamado «país más rico del mundo.» (La perspicaz sabiduría popular americana ha acuñado la frase «Dólar Omnipotente».) El «Mammon» ahrimánico es arquetípicamente el dios de «cochino lucro» y del poder del dinero por encima de la vida, así como de todas las fuerzas más bajas y oscuras del ser humano; sus huestes también atacan el cuerpo y el  alma humana para adulterarlos y destruirlos.)

 

En la religión cristiana: interpretación estrecha y simplista de los Evangelios, sin la apreciación necesaria para la sabiduría oculta, imprescindible para una adecuada aproximación a los profundos misterios del Ser Cristo.

 

En literatura: libros inspirados directamente por Ahriman, trabajos de gran inteligencia que fomentan las metas de Ahriman (ej. algunas partes del “Anticristo” y “Ecce Homo” de Nietzsche).

 

En la técnica: desarrollos muy refinados, pero sólo dirigidos a satisfacer las necesidades animales y promoviendo la inmersión humana en el mundo de los sentidos, excluyéndole del suprasensible.

 

En la visión del mundo: humanos como animales, animales (y todas las cosas vivientes) como mecanismos, la no-existencia de alma y espíritu, y la no-existencia de la realidad moral: la amoralidad.

 

Obviamente, estos impulsos imperan enloquecidamente en este mundo, y cada vez lo harán más. Están, de hecho, acercándose a su clímax; son la preparación de la encarnación del propio Ahriman en un cuerpo humano.

 

 7. El Bien y el Mal  

 

Resumamos esta descripción de la tríada de corrientes espirituales: Los conflictos de la vida humana y espiritual no derivan de una guerra simple entre dos bandos, el bien y el mal. Fue una de las grandes visiones de Steiner el renovar la antigua enseñanza del «Termino Medio Dorado», del bien como el termino medio entre los extremos contrarios. -Lucifer es demasiado caliente, demasiado caprichoso, demasiado inestable; él inspira el fanatismo humano, el misticismo falso, el calor sanguíneo, y la tendencia a huir de la realidad terrenal por placeres imaginarios. Ahriman es demasiado frío, demasiado duro, demasiado rígido; él intenta hacer a las personas secas, prosaicas, reaccionarias, materialistas en pensamiento y obra -y endurece lo que serían los pensamientos sanamente móviles y flexibles, los sentimientos e incluso los cuerpos. Cristo, como Ejemplo de los Dioses regulares, representa el camino intermedio entre el exceso y lo escaso, poseyendo el equilibrio de las polaridades -y llevando a la humanidad a encontrar el saludable camino intermedio. Visto de esta manera, Lucifer y Ahriman no son puramente el mal; ambos traen las fuerzas evolutivas humanas y terrenales que se necesitan para el bien, el desarrollo saludable y el cumplimiento de los planes de los Dioses. El mal resulta sólo cuando los acontecimientos se salen del equilibrio y van a los extremos. -Sin embargo, ni Lucifer ni Ahriman hacen simplemente oposición mutua; en cierto sentido, ellos trabajan juntos en oposición al intento de los Dioses para la evolución; ambos trabajan para impedir a la humanidad y a la Tierra progresar juntos hacia Nuevo Júpiter. Lucifer atrae a los espíritus humanos lejos de la encarnación terrenal hacia su propio «planeta» psíquico-espiritual de luz; Ahriman empuja al espíritu humano individual fuera del organismo humano y lejos de la Tierra, para que sólo un endurecido, mecanizado y fantasmal organismo humano, desprovisto de individualidad libre y viviendo una especie de vida animalizada instintiva, pero diestra, permanezca en los endurecidos «escombros cósmicos» de la Tierra (rodeado con fuerzas de la Antigua Luna). La tarea adecuada para la humanidad en el presente es llevar vidas saludables, de progresiva alternancia entre lo terrenal y lo cósmico (vida, muerte, y renacimiento), para así llevar a la Tierra hacia Nuevo Júpiter. – El misterio profundo del mal es que, en un sentido superior, a la larga, sirve al bien. Esto no implica que  estaría justificado hacer el mal con la racionalización de que resultaría el bien. » …forzoso es que vengan escándalos; pero ¡ay del hombre por quien el escándalo viene!» [Mateo 18;vii].  

 

  8. ¿Dónde y Cuándo?

 

Steiner dice que la encarnación ahrimánica ocurrirá en Occidente durante el Tercer Milenio. En su nomenclatura «Occidente» significa Bretaña y la Américaangloparlante principalmente. Hay amplias razones para sospechar que el lugar destinado para este evento será (Norte) América , por el efecto del entorno natural americano en el cuerpo y en el alma humana, especialmente favorecedor de las tendencias ahrimánicas. Según las intuiciones de Steiner, cada una de las diversas regiones de la tierra tiene su especial efecto en el organismo humano. En América la influencia ahrimánica es fuerte y asciende desde el centro de la tierra, llevada por el electromagnetismo. Esto fortalece la entidad conocida en ocultismo como el «doble» humano o «Doppelgeger». Este Doppelgeger es un ser anímico ahrimánico con inteligencia y voluntad, pero sin yo individual espiritual, y tiende a ligar el alma humana al cuerpo y endurece el pensamiento, el sentimiento y la voluntad humana. Todos los seres humanos tienen un Doppelgeger que vive en sus impulsos nerviosos, infundiendo en sus almas todas clases de degradaciones, impulsos depresivos, así como instigando enfermedades internas. (La electricidad es la «sub-natural», sombra rigidizante de las fuerzas del alma.)- Las tendencias ahrimánicas en América son muy conocidas incluso para aquéllos cuya percepción no esta vivificada a través del conocimiento oculto; La cultura americana ha sido mucho tiempo célebre por su violencia y «duro» materialismo y, más recientemente, por su degeneración y decadencia.

 

Acerca de exactamente cuando ocurrirá la encarnación de Ahriman, Steiner (hasta donde yo sé) no da un tiempo preciso. Por lo menos en un pasaje parece indicar al termino del Tercer Milenio; en otros lugares indica el principio de ese milenio. En muchos lugares apunta a una gran crisis al final de este siglo, incluso una «Guerra de Todos contra Todos», cuando el poderío de la humanidad del bien «se yerga sobre la tumba de la civilización». En todo caso, muy probablemente parece que un mayor asalto ahrimánico – o la encarnación del propio Ahriman, o el advenimiento del «falso profeta» del Apocalipsis, o algún otro ataque- irrumpirá entre nosotros alrededor de 1998 DC. Para ver por qué esto es así, necesitamos hacer unos simples cálculos, basado en el principio oculto de los ritmos significativos en la historia. (Permita el lector escéptico ser un verdadero escéptico e interrumpa el juicio, tomando la discusión siguiente con una mente abierta a posibilidades insospechadas por la mente materialista.)

 

 9. Alguna Historia Oculta

 

Es un hecho, desconocido para la historia pero revelado por la investigación espiritual de Steiner, que mientras la Encarnación de Cristo estaba ocurriendo en Palestina otro drama asombroso ocurrió en México. Un alto iniciado de los Misterios negativos, el «mago negro» más avanzado en el mundo, había alcanzado, por repetidos asesinatos rituales de un tipo especialmente horrible, el umbral del conocimiento de ciertos profundos secretos cósmicos. Este conocimiento le habría dado la capacidad, como era su intención, de lograr las metas ahrimánicas de convertir completamente rígida la Tierra, para así sacarla del desarrollo progresivo hacia Nuevo Júpiter, y de ligar los organismos humanos como autómatas a esa «escoria» de la tierra. Él fue frustrado en su intención por el elevado Ser Solar «Vitzliputzli» encarnado, quién motivó al mago negro a ser crucificado al mismo tiempo como la Crucifixión de JesuCristo – un reflejo devastador en el continente americano de los Eventos en Palestina. (Desde entonces el alma de este mago negro se ha retenido en una especie de «prisión».)

 

Recordemos que la Época Greco-Romana duró aproximadamente 2160 años, desde 747 AC hasta 1413 DC. El punto medio de esta época fue 1413 DC menos 2160/2, es decir 333 DC. Consideremos (como una hipótesis) la enseñanza oculta de que los eventos en la historia ocurren en momentos que, cuando ocurren, reflejan y equilibran los eventos de tiempos equidistantes de un punto medio. Tomando 333 DC como el punto medio, el fiel del equilibrio, y en un lado el Nacimiento en Palestina, en el otro lado de la balanza estaría 333 DC + 333, es decir 666 DC. El gran evento, conocido de la historia, del Séptimo Siglo fue la ascensión del Islam. Otro evento, no tan famoso pero aún conocido por la historia, fue el traslado de la antigua filosofía griega (sobre todo los trabajos de Aristóteles, probablemente incluso el trabajo perdido sobre alquimia) a la Academia de Jundi Sabur (cerca de la actual Bagdad). Siguiendo la expulsión de los filósofos desde la siria Edessa en 489 DC y desde Atenas en 529 DC, habían encontrado refugio en lo que fue entonces el Imperio Persa, y en esa Academia siguieron sus actividades. Entonces este conocimiento pasó a los Árabes Islámicos y una ciencia, de particular inclinación, alcanzó un alto desarrollo bajo su influencia, mientras Europa estuvo en las «Edades Oscuras». Sólo gradualmente, después de muchos siglos, pasó esta ciencia de nuevo a Europa, donde desarrolló la revolución científica moderna. De nuevo, la tendencia de la ciencia moderna, tal como ella de hecho se ha desarrollado, es ahrimánica. El antepasado directo del materialismo científico fue esta ciencia árabe que se derivó de la Academia de Jundi Sabur. Así, en el otro lado del punto medio de los 333 DC desde el Nacimiento en Palestina tuvo lugar el levantamiento de un activa y materialista visión anti-Cristiana del mundo en Jundi Sabur.

 

La historia oculta (dada por Steiner) revela cómo ocurrió lo anterior: Sorat quiso venir cerca de la manifestación física en 666 DC en Jundi Sabur, y dispensar en los filósofos un conocimiento humano superior. Este conocimiento iba a consistir en todo lo que la humanidad, bajo el plan de los Dioses regulares, tenía que aprender a través de sus propios esfuerzos en la plenitud del presente, la Epoca del Alma Consciente. Esta época empezó en 1413 DC, de modo que su punto medio será 2493 DC. En otras palabras, Sorat quiso dar a la humanidad, prematuramente y sin el esfuerzo y experiencia humana requeridos, el conocimiento que sería correcto y saludable lograr por la humanidad a través del trabajo y su evolución hacia la mitad del Tercer Milenio. El plan de los Dioses regulares para la humanidad, en la Epoca del Alma Consciente, consiste en adquirir, a través de la auto-educación y la auto-disciplina, la personalidad humana libre, consciente e individualizada. Si a la humanidad del Siglo VII se la hubiera dado este conocimiento avanzado en esa fase inmadura de desarrollo, cuando las personas no podían pensar con plena consciencia, el resultado habría sido desastroso. Simplemente consideremos cuánto mal ha hecho la humanidad con la ciencia que hemos adquirido hasta ahora, en nuestra fase presente de madurez (o inmadurez), y entonces intentemos imaginar lo que las personas relativamente primitivas del Siglo VII habrían hecho con la ciencia de 2493 DC. – Este cuadro es suficientemente malo, pero necesitamos recordar las visiones ocultas de Steiner para empezar a lograr el cuadro completo. Si Sorat hubiera tenido éxito, los humanos habríamos perdido la posibilidad de desarrollar nuestra verdadera naturaleza, y nos habríamos vuelto autómatas animalizados y egoístas, sin la posibilidad de desarrollarnos más allá. Habríamos llegado al límite terrestre, y nunca podríamos pasar entonces hacia las fases de Júpiter, Venus y Vulcano. El plan de los Dioses regulares se habría frustrado y los seres humanos no podrían llegar a ser el Espíritu de Libertad y Amor. – Sin embargo, la ascensión del Islam frustró este plan de Sorat. Es una profunda y misteriosa paradoja que el Islam, que fue y es opuesto a la Cristiandad de muchas maneras, trabajó concertadamente con el impulso de Cristo en la historia, tapando y «desnaturalizando», esta ciencia de Sorat. Todavía, esta ciencia sobrevive, y trabaja en la actualidad, pero lo peor se impidió durante aquellos tiempos. El impulso debilitado de Jundi Sabur, como un cuasi-Aristotelismo deformado, pasó de los árabes, desde Africa y España, a Francia, Inglaterra, y, a través de los monasterios (ej. Roger Bacon), al otro lado del Continente. El «Realismo» de la Escolástica Medieval (sobre todo el Aristotelismo renovado de Tomás de Aquino) se opuso a esta influencia árabe y la ve, correctamente, como algo hostil a la Cristiandad; pero con el declive y la decadencia del Aristotelismo Medieval, y con el alborear del moderno «empirismo», anti-Aristotélico (ej. Francis Bacon), la diluida aunque todavía poderosa ciencia de Sorat vino a dominar la cultura del mundo.

 

10. Ciencia Baconiana y Goetheana

 

El verdadero espíritu de este tipo de cientificismo puede ser ilustrado por una metáfora contundente acuñada al principio de esta época por el portavoz originario del cientificismo, Francis Bacon. Él dijo, proponiendo el experimentalismo científico, que debemos torturar a la Naturaleza y obligarla a que conteste las preguntas que la hacemos. – Ésta imagen dirá suficiente a aquéllos que mediten sobre ella: Buscando información por los motivos que sean, estamos para torturar a la Diosa que nos dio nacimiento y alimento, hasta provocarLa, a través de dolor y daño insufrible, dejar escapar secretos que Ella, en su sabiduría, esconde de lo impuro y el egoísmo. – En muchas de las llamadas «investigación fisiológica» y «entrenamiento médico» esto es incluso no sólo una metáfora; la tortura hasta la muerte es bastante literal. Las víctimas usuales son animales, pero demasiados «investigadores» no los utilizan anteriormente a los «sujetos» humanos cuando tienen suficiente poder sobre estos. E incluso un soplo ligero de conocimiento oculto nos muestra un significado más profundo: El rito central del «Satanismo» o «magia negra» -a veces burda, a veces sofisticada, es la tortura y muerte ritual deliberada de animales y, a un nivel más avanzado, de humanos. Cuando es realizado de una manera precisa, esta práctica confiere conocimiento y poder en el practicante; también, afecta a la Tierraglobalmente, endureciéndola y rigidizándola, propósito ahrimánico característico. Así podemos ver hordas de «investigadores» y estudiantes médicos – que hieren, dañan, y «sacrifican» a los animales- sometiéndoles a una iniciación de magia negra ahrimánica inconsciente, que endurece, embrutece y ahrimaniza sus almas, y a través de ellos también la cultura, e incluso la propia Tierra. («Sacrificio» es la palabra actual que normalmente usan sin pensar que «dios» por contra los sacrifica a ellos). La Vivisección es el verdadero acto arquetípico de la ciencia moderna tal como generalmente es entendida y practicada.

 

En contraste con nuestra ciencia Baconiana, existe una tendencia científica poco conocida, inaugurada por el poeta alemán Johann Wolfgang von Goethe. En la cultura en general es principalmente conocido como autor de Fausto; pero también fue científico, conocido (si quiera) por la predicción del descubrimiento del hueso intermaxilar en los humanos, o, frecuentemente, por su teoría anti-Newtoniana del color. Su modo de pensamiento científico tuvo forma totalmente diferente del modo Baconiano-ahrimánico, y igualmente lo ilustró con una metáfora contundente. Él dijo (en paráfrasis) que debemos acercarnos a la Naturaleza como enamorados reverentes, y, quizás, Ella nos susurrará Sus secretos íntimos. – El contraste con la metáfora de Bacon apenas podría ser más duro. También, el método Goetheano de investigación científica, en contraste con el experimentalismo amoral, es un método de auto-mejora y auto-desarrollo – una reverente meditación sobre los hechos de la experiencia, en la confianza que ellos nos hablarán. Este método científico, por supuesto, ha sido casi enterrado bajo el alud Baconiano-ahrimánico, incluso en el propio país de Goethe. Y no fue ningún mero accidente que la primera cita profesional de Steiner fuera revisar los escritos científicos de Goethe, en el Archivo de Goethe-Schiller en Weimar. Steiner y sus sucesores han desarrollado y extendido el método Goetheano a una magnitud asombrosa, dándonos una esperanza razonable para la renovación de la vida en nuestra lúgubre, y generadora de muerte, cultura científica. Steiner también ha sido casi totalmente ignorado por los científicos Occidentales, algo menos en Europa Central. También, la práctica de la ciencia Goetheana-Steineriana tiene inmensas implicaciones para el alma del practicante, así como para la Tierra en su globalidad. La ciencia espiritual ve el alma y el espíritu en la Naturaleza, de una manera real, práctica, completamente consecuente con los hechos «empíricos». Ella aproxima reverentemente al laboratorio científico como un lugar santo, y al experimento como un sacramento, como una revelación de los Espíritus-Creadores a través de los sagrados símbolos de la Naturaleza. Esto sólo es congruente con el desarrollo moral del científico, y con el fomento del plan de los Dioses para la evolución humana y cósmica. 

 

11. 666 de nuevo

 

El ritmo de 666 años continuó más allá; otro periodo acabó en 1332 DC. Alrededor de este tiempo (hacia 1312) comenzó la cruel eliminación de los Caballeros Templarios. Poco se conoce en la historia de la verdadera naturaleza de los Templarios, debido a su naturaleza callada y las distorsiones inducidas en la historia por sus vencedores enemigos. Estos Caballeros cultivaron una Cristiandad esotérica que, aunque algo agrietada, tenía el potencial de producir una civilización más humana en Europa. Esta posibilidad fue frustrada por el poder del Rey francés, Felipe el Hermoso, y sus aliados en la Iglesia. Felipe, a través de la tortura y muerte de los Templarios, y a través de la inspiración material de su oro saqueado, logró cierto tipo de iniciación-conocimiento ahrimánico, pero murió poco después. Los Templarios fueron o asesinados o conducidos a la clandestinidad, y la cultura Medieval declinó hasta el Renacimiento y la Reforma. El impulso Templario continuó subterraneamente, para pasar a las «Logias», sobre todo a la Francmasonería de rito escocés y la de York. Estas Logias trabajaron en oposición al Catolicismo romano (por lo menos hasta el fin del Siglo XVIII, cuando se unieron en oposición a Napoleon), pero el contenido esotérico se hizo decadente y ahrimanizado. No obstante, muchas de las instituciones modernas de «democracia republicana liberal» (como la libertad de expresión, de religión, y de prensa) son en gran medida debido a la influencia de la Francmasonería, sobre todo en los EE.UU. – Ésta es una gran e interesante historia, pero está más allá del alcance de este ensayo (así como del conocimiento de este autor).

 

Y, por supuesto, otro ciclo de 666 años acaba alrededor de 1998 DC. Como ya se dijo, está claro que la influencia ahrimánica en la cultura está construyendo una especie de clímax. De hecho, como es obvio a todos los que tengan ojos para ver, esta civilización en los EE.UU., a pesar de (o debido a) la marcha triunfante de la tecnología, la cultura humana y la civilización están en decadencia (a pesar de «la ascensión de los indicadores económicos»). Es una suposición fácil que los tiempos entorno a 1998 DC son un periodo propicio para una manifestación ahrimánica mayor: quizás la encarnación del propio Ahriman; o desde 1998 = 3×666 años desde el Nacimiento del cuerpo para la encarnación de Cristo, quizás el cuerpo que nazca sea el vehículo para Ahriman, posiblemente 30 años después; o quizás algún otro evento mayor, como el advenimiento del «falso profeta» del Apocalipsis.

 

Steiner apuntó repetidamente al cambio de Siglo/Milenio como un tiempo de crisis. (Tal como ocurre en el cambio de cualquier milenio: cada 1000 años Lucifer y Ahriman trabajan juntos con poderes especiales.)

 

Un cínico podría decir que estas predicciones permiten «espacio escurridizo» suficiente para la encarnación de Ahriman: 1998, al principio del próximo milenio, o incluso al final de ese milenio. – Asumiré que el tiempo predicho no es muy preciso, pero creo no obstante que es muy probable que esta encarnación ocurrirá en los próximos años a mediados de siglo o en el siglo. E incluso sin la visión oculta, quien observa la decadencia socio/cultural del presente, apenas puede evitar comprender algún tipo de cambio dislocado aproximándose.

 

De nuevo, no es seguro que la encarnación de Ahriman sea conocida públicamente de manera directa: Steiner advierte que Ahriman quiere que la humanidad sea inconsciente de su verdadera naturaleza y vea su advenimiento como progresivo y bueno para el bienestar humano. Dice Steiner: «El que Ahriman pudiera andar furtivamente en una humanidad desprevenida de su venida, le alegraría más que nada. Es por esta razón que los sucesos y tendencias en las que Ahriman está trabajando para su encarnación futura deben traerse a la luz». Ahriman establecerá una escuela (posiblemente secreta) para potenciar las artes de la «magia» y la clarividencia. Las aplicaciones técnicas de este espíritu sumamente inteligente nos parecerán de hecho como «magia», incluso para lo avanzada que podríamos considerar nuestra ciencia – la comprensión de Ahriman no está limitada por el burdo materialismo que él cuela en la humanidad. Y la clarividencia otorgada a los alumnos de Ahriman será fácil (no ganada a través de larga preparación, de la purificación del alma y la auto-disciplina del ocultismo legítimo). Dará visión espiritual, pero las visiones serán subjetivas y engañosas; las personas tendrán visiones diferentes y contradictorias de los mundos anímico espirituales y entrarán en confusión y conflicto. Ahriman-encarnado será una figura abrumadoramente poderosa y impresionante, cuando se manifieste. Y parece probable que, como Padre de la Mentira, se presentará como lo que ciertamente no es: Cristo, en Su Segunda Venida. – Y de nuevo, América, donde muchas personas religiosas están esperando la Segunda Venida en un cuerpo físico, será especialmente susceptible a las decepciones de Ahriman. Es totalmente posible que aquéllos que se aferran a los Evangelios, con una interpretación literal superficialmente cerrada a las percepciones ocultas, serán los mismos que seguirán al falso Cristo. (Para nosotros, la percepción oculta es necesaria para entender lo que las Escrituras dicen literalmente, porque ellas se escribieron en terminología oculta, con la conciencia superior.) 

 

12. La Verdadera Segunda Venida

 

Otra tremenda revelación de la ciencia espiritual de Steiner corresponde a la verdadera naturaleza de la Segunda Venida de Cristo. Steiner era inexorable en que la encarnación física de Cristo puede pasar una vez y sólo una. «Así como un par de balanzas puede tener un sólo punto de equilibrio, de la misma forma, en la evolución de la Tierra, el evento de Gólgota tendrá lugar sólo una vez». El hecho asombroso es que la Segunda Venida está ocurriendo en la actualidad, pero inadvertidamente para la mayoría de la humanidad. (De hecho, el término «segunda venida» no está en el Nuevo Testamento; la palabra griega es parusía y significa «presencia activa» más o menos. Fue esta «presencia» lo que Saulo/Pablo experimentó en el camino a Damasco; El ser Pablo es el «nacimiento prematuro» de la humanidad a la nueva experiencia de la llegada de Cristo. Parusía se tradujo al latín como «adventus» que significa «llegada», ayudando así a crear la expectativa de una llegada física de Cristo. El término griego original parece en consonancia con la explicación de Steiner. Ver San Pablo de Emil Bock.) De hecho, esta es la fuerza impulsora tras las «apocalípticas» convulsiones y forcejeos de nuestro tiempo. Como en la imagen dada en el Apocalipsis de Juan, el abismo insondable se abre, Micael lanza el dragón y sus huestes hacia la Tierra, las copas de la ira se derraman, y Babilonia es destruida – todo como preparación del triunfo de Cristo que trae el Nuevo Cielo y la Nueva Tierra. La mayoría de nosotros esta desprevenido de esta presente Segunda Venida porque no está ocurriendo en el mundo visible, material, sino en la región «etérica» de la Tierra. «Etérico» significa el sistema de «fuerzas formativas», colindante por encima del mundo físico, que eleva la materia inerte al reino de lo vivo. Las plantas, animales, y humanos, todos tienen etérico, «cuerpo» de fuerzas formativas, y cuando el cuerpo etérico abandona el cuerpo físico, este se vuelve materia ordinaria; en otras palabras, muere. La Tierra, siendo el cuerpo de un Ser viviente, también tiene un cuerpo de fuerzas formativas, la «Tierra etérica». Estas fuerzas etéricas se manifiestan sobre todo en los fenómenos atmosféricos, como las formaciones de nubes. (Es la falsa ciencia ahrimánica la que ve la formación de la nube como un proceso meramente material de evaporación y condensación de «moléculas de agua»; éste es más bien un proceso de des-materialización y re-materialización a través de los procesos de los éteres.)

 

Steiner reveló el hecho oculto de que, desde el principio de la presente regencia del Arcángel Solar Micael como Espíritu del Tiempo en 1879 DC, el cuerpo etérico humano está volviéndose estrechamente compenetrado con el cuerpo físico, abriendo así la posibilidad de una nueva clarividencia. 1933 DC (dos ciclos de 950 años de la precesión de los nodos de Saturno desde la Crucifixión y Resurrección en 33 DC) habría sido un tiempo especialmente propicio para el comienzo de la percepción general del Cristo etérico. Pero fue dificultada por la subida al poder de Hitler – expresión del propio Sorat «ascendiendo del Abismo» – y por las convulsiones y perturbaciones que siguieron. Lo que se dificultó en 1933 podría ser de nuevo propicio alrededor de 2000-2100 DC (como reflejo de la llamada a Abraham alrededor de 2000-2100 AC). Podemos especular que Ahriman, y Sorat, se opondrán a esta nueva conciencia de Cristo con, incluso, más horrendos obstáculos. 

 

 13. El Significado Oculto del Ordenador

 

Una teoría muy interesante (de David B. Black) no sólo interpreta la mecanización progresiva de la cultura como una influencia ahrimánica, sino como la «encarnación macrocósmica» actual de Ahriman: Esto está llevándose a termino a través del desarrollo del ordenador electrónico. Black señala los hitos en la evolución de la computadora como los reflejos de los eventos espirituales en los cielos. Por ejemplo, en la década de 1840, en torno al tiempo del abandono de Jehová del pensamiento humano circunscrito en la sangre a Ahriman, se desarrolló el álgebra Booleana. El año 1879 – tiempo del advenimiento de Micael como Espíritu del Tiempo y la expulsión final del «dragón» haciala Tierra – vio la publicación de Frege Begriffschrift, un gran hito en el desarrollo de la «lógica formal»: la separación de la lógica de la «Palabra» espiritual. También en 1879: Edison inventó la luz eléctrica (la luz es separada del Sol y se sumerge en la «sub-naturaleza»: «La electricidad es ‘Luz ahrimánica'».); nacen Trotsky y Stalin; Merganthaler inventó la Linotipia; Bessemer introdujo el proceso del acero endurecido; y la Oficina del Censo americano contrató a Herman Hollerith quién desarrolló la primera máquina clasificadora de tarjetas perforadas de gran potencia. – El Cristo «llegando en las nubes» en los tempranos años treinta se reflejó en la Tierra por la publicación del «teorema de incompletitud» de Gödel que demostró que una máquina realmente pensante es imposible, pero que también condujo al desarrollo de la «teoría de la recursividad», armazón conceptual esencial para la «inteligencia artificial» y la «vida artificial». También en 1930, por una sucesión de errores fortuitos, fue descubierto el planeta Plutón. Plutón, por supuesto, es el dios del mundo subterráneo, y el descubrimiento de «su» planeta fue un anuncio sincronizado de la liberación de los sub-materiales «poderes del abismo» en la Tierra: después, los tránsitos de Saturno y Urano a la posición del descubrimiento de Plutón marcaron el bombardeo de Hiroshima y la explosión de la primera «bomba H». – Como es muy conocido, el desarrollo de la computadora electrónica prosiguió exponencialmente, desde el desarrollo de von Numann del «programa almacenado» al ordenador y el portátil. Un desarrollo menos conocido fue el «efecto Josephson» que permite la construcción de semiconductores desde materiales superconductores. Así, los circuitos eléctricos pueden operar sin el calor «luciférico», y Ahriman, cuya naturaleza es «fría helada», puede entrar totalmente en los dispositivos eléctricos. Cuando los ordenadores de superconductores lleguen a ser más comunes, seres ahrimánicos superiores a los «elementales» podrían encarnar de hecho en ellos, ya que ninguna energía física se consume en un circuito del superconductores. [«Espíritus elementales» ahrimánicos habitan nuestras máquinas artificiales, así como los «elementales» normales (o «espíritus de la naturaleza»: gnomos, ondinas, silfos y salamandras) trabajan en, y a lo largo de los procesos vivos de la Naturaleza]. Black recapitula: «Luz sin Sol y lógica sin Palabras entrelazadas, y a través de ellas llegó el ordenador». Así, mientras Ahriman encarna «microcósmicamente» en un cuerpo humano, nosotros también podríamos enfrentar la encarnación «macrocósmica» literal de Ahriman en nuestras máquinas. 

 

14. Un Salto Evolutivo 

 

La encarnación de seres espirituales superiores en cuerpos humanos tiene la importancia especial de que abren nuevas posibilidades para el desarrollo humano, debido a que, como así ha sido, el camino es clarificado por estos seres encarnados que son los primeros en lograr estos desarrollos. Lucifer fue el primero en usar los órganos del intelecto. Cristo fue el primero en redimir el cuerpo humano «caído», y postrado a la muerte, con el Cuerpo de Resurrección. (Esta no fue sino una de las tremendas obras de Cristo. Incluso una exposición mínima del alcance de los logros de Su encarnación está lejos, más allá de los límites de este ensayo. Baste decir, por ahora, que Steiner, por su conocimiento iniciático clarividente, reveló que la Encarnación de Cristo fue el punto de cambio de la evolución de la Tierra, y de la humanidad, del descenso en lo físico a la ascensión en lo espiritual. No es que la evolución «cambiara en un minuto»; el impulso descendente evidentemente todavía es muy grande; pero la semilla para el crecimiento ascendente fue plantada. Los verdaderos «señalados» algo han participado en el Cuerpo Redimido, como precursores de la evolución futura.) Igualmente, Ahriman encarnado intentará inaugurar una nueva capacidad humana, para sus propios fines: él desea traer el oscuro, cerebral, semiconsciente y diestro «pensamiento» ahrimánico en el cuerpo etérico humano. Éste sería un desarrollo especialmente maligno si se logra en el organismo humano ordinario. Lo normal y saludable, en la fase presente de la evolución humana, para el cuerpo etérico humano es disolver inmediatamente en el cosmos los días siguientes a la muerte (después que «el conjunto de la propia vida pasa ante nuestros ojos»). Después, la entidad anímico espiritual humana asciende a las regiones superiores, donde se purifica y se prepara para una nueva vida en la Tierra. Pero el materialismo en la vida terrenal endurece el cuerpo etérico para que no se disuelva, permaneciendo próximo a la Tierra durante un tiempo más largo, mientras la entidad humana fallecida sirve a Ahriman. Sólo lentamente y de manera inconsciente tales espíritus muertos entran en los mundos del espíritu para preparar una nueva encarnación. Ahriman desea ser el primero para así endurecer el cuerpo etérico, volviéndose vehículo de un pensamiento automático, intelectual y desprovisto de voluntad, y así conseguir guardar cuerpos etéricos humanos permanentemente en la región de la Tierra. Entonces la Tierra se volvería tan endurecida que no pasaría a la Época de Júpiter y los humanos se volverían criaturas terrenales listas, animalizadas y fantasmales. El plan de los Dioses para el ser humano y la evolución terrenal se frustrarían. Steiner lo formuló esta manera: «Ahriman trabaja contra las palabras ‘el Cielo y la Tierra pasarán, pero Mis palabras no pasarán ‘. Él quiere que Sus palabras pasen y que el cielo y tierra continúen». (Aquí podemos vislumbrar los motivos de los sofisticados «satánicos» o «magos negros». Los acólitos de Ahriman buscan un tipo de «inmortalidad» en el Tierra rodeada de escoria con las fuerzas de la Antigua Luna, pero una inmortalidad con conciencia egoísta, terrenal, en lugar de la conciencia cósmica del Yo espiritual individualizado.)

 

Los Dioses regulares quieren que las personas de la época presentes piensen, en verdad, libres del cerebro físico, pero con un pensamiento auto-elaborado, libre y consciente. Este desarrollo abriría gradualmente la posibilidad de la reintegración de la humanidad en el cosmos espiritual y además el paso de la Tierra a Nuevo Júpiter. La humanidad podría elevarse con el tiempo al rango de Espíritus de Libertad y Amor, y no hundirse al nivel terrenal limitado, animalizado y autómata diestro. – Por decirlo suavemente: mucho es lo que aquí está en juego.

 

15. Cambiando el Mal en Bien

 

La necesidad de encarnación de Ahriman no es un evento perjudicial, como él desea que sea. Esta encarnación es necesaria en la evolución terrenal humana y puede cambiarse hacia el bien, si la enfrentamos de la manera correcta: En el nivel mundano, podemos remediar el aburrimiento ahrimánico en la vida laboral e intelectual, llenándolos de cálido entusiasmo luciférico, encontrando lo interesante que hay en ellos e interesándonos en los objetivos, actos impersonales y procesos. En el nivel psicológico, podemos remediar la ardiente y emocional subjetividad luciférica, observando fríamente, como si fuera un proceso natural externo.

 

En un nivel superior, podemos llegar a ser más conscientes del significado de nuestras propias vidas, y del proceso mundial, estudiando y llenándonos de la forma moderna de la sabiduría cósmica, dada por la ciencia espiritual (principalmente de Steiner, pero también por otros). Ésta es una renovación de la sabiduría que en otros tiempos se mantuvo escondida, u «oculta», en los Misterios. Hoy es esencial que mucha de esta sabiduría llegue a ser conocida en general, si la cultura humana no ha de sucumbir a Ahriman. – El conocimiento ahrimánico mostrará lo que su habilidad puede, y no puede, producir desde las fuerzas terrenales. Si nos enfrentamos con Ahriman conscientemente, comprenderemos que la Tierra está haciéndose vieja y debe declinar físicamente, morir en el futuro y entrar en los mundos espirituales, para renacer como Nuevo Júpiter. Y a través de este declive, la humanidad se elevará sobre lo terrenal, como la semilla de la planta agonizante sobrevive en invierno, germina y crece en primavera.

 

16. La Época de la Conciencia

 

El principio fundamental en esta Epoca del Alma Consciente, es la emergencia en el ser humano del pensamiento consciente, individualizado e independiente. Simultáneas con la emergencia de esta fuerza del alma (como si fuera un derivado) son las amplias posibilidades para el funcionamiento de las fuerzas de Muerte y del Mal. Pero estos manejos están (como es característico de Ahriman) tan falsificados que, por ejemplo, las instituciones culturales que generalmente se consideran como más beneficiosas – la educación y la medicina – están de hecho entre las peores portadoras de mal. (No implica que estas instituciones deban ser destruidas, sino purificadas y renovadas – en parte por su liberación del dinero y la política). Cuando esta época se haya cumplido (si ha alcanzado sus potenciales), la cultura humana cambiará inmensamente. Por ejemplo, la distinción entre gente «civilizada» y «primitiva» se habrá borrado, y un tipo de «socialismo» moral se habrá vuelto instintivo.

 

Nuestra tarea específica para el Epoca del Alma Consciente es adquirir tres grandes verdades, las mismas verdades que Sorat deseó endosar en la humanidad en el Siglo VII, con su propio sesgo. Podríamos suponer que Ahriman encarnado intentará insertarlos en nuestra cultura y tergiversarlos a sus propios fines igualmente. Es la tarea de una humanidad alerta y consciente, adiestrada en la ciencia espiritual y guiada por el Cristo, ganar estas tres verdades a través de nuestro propio esfuerzo y usarlas para el buen desarrollo de la creación terrenal.

 

La primera verdad concierne el Misterio del Nacimiento y la Muerte: que el alma humana en el mundo físico no tiene sino la imagen de la verdadera vida anímica que tenía antes de la concepción y tendrá de nuevo después de la muerte. La vida en el mundo de los sentidos interrumpe la vida del alma suprasensible en el mundo entre la muerte y el nuevo nacimiento para que podamos ganar, para el espíritu, eso que sólo puede ganarse en el mundo de los sentidos. Para ver esta verdad, debemos «mirar a Lucifer a los ojos», y así ver a través de las distorsiones e ilusiones que despliega sobre el alma humana. El destino del «Este» (significando las regiones eslavas y más al este) es dar lugar a un «ocultismo eugenésico»: El conocimiento de cómo traer, a través de la regulación astrológica de la concepción, las entidades humanas correctas al nacimiento en el momento correcto y hacer avanzar la evolución, o recíprocamente, traer las entidades malas, para el impedimento de la evolución correcta. Así, este ocultismo eugenésico puede causar gran bien o gran mal, dependiendo de cómo se utilice.

 

La segunda verdad concierne el Misterio del Cuerpo: que el cuerpo humano no es un trozo de materia, sino una forma que es espiritual en origen y a través de la cual un flujo de sustancias están en constante intercambio. Este conocimiento llevará a un verdadero arte médico la esencia de que hay que preservar intactas las fuerzas curativas naturales del cuerpo. El destino del «Medio» (significando Europa Central) es dar lugar a este «ocultismo higiénico» – que, por supuesto, puede llevar a gran bien, pero también puede causar gran daño si se usa sin concienciación estricta.

 

La tercera verdad concierne el Misterio de la Materia: que la realidad detrás de la «substancia material» no son «átomos», «moléculas», o «últimas partículas», sino espíritu – para ser exactos: espíritus ahrimánicos, en rítmicas ínter relaciones. La verdadera imagen de la «materia sólida» no es una máquina, sino un arco iris: una apariencia espiritual, resultado de procesos espirituales. Físicos modernos, en algunas teorías avanzadas, pueden haber hecho algunos vacilantes posicionamientos hacia esta verdad, pero lo muerto, la concepción mecanicista del mundo todavía posee influencia sobre el cientifismo dominando el mundo de la cultura. Este cientificismo es la mentira ahrimánica, el descendiente de la influencia de Jundi Sabur que, aunque debilitado, desterró el alma y el espíritu de la visión científica del mundo. Para ver a través de esta mentira, debemos «mirar a Ahriman a los ojos» – una tarea peligrosa si no estamos preparados por la ciencia espiritual. El destino del Oeste (significando el mundo angloparlante principalmente) es dar lugar a un «ocultismo mecanicista» que acarreará eficaces máquinas fantásticas basadas en el ritmo y la resonancia. (El abandonado y legendario «motor Keely» fue un comienzo en esta dirección.) Pero la introducción de tales eficaces máquinas causaría daño a la sociedad si las esferas políticas, culturales, y económicas no se hacen mutuamente independiente, y si no se destierra el egotismo de la economía. (Steiner depositó las bases para esta sana re-clasificación social, en su concepto de la «comunidad de naciones triformadas»).

 

Ahriman busca desviar y pervertir estos tres desarrollos del destino de la Epoca del Alma Consciente, a través de la actividad de los ángeles que rechazaron la influencia del Cristo durante la Época Egipcio-Caldea. En los tiempos presentes, los ángeles «Crísticos» vierten imágenes a raudales de las realidades del espíritu en las profundas regiones del organismo del alma humana. Si el ser humano no recibe estas imágenes conscientemente, se sumergen en el cuerpo etérico y actúan como instintos inconscientes a través de la influencia de los ángeles ahrimánicos. Estos instintos inconscientes trabajan contra las tres tendencias progresivas evolutivas de las maneras siguientes:

 

1. Pervirtiendo el Ocultismo Eugenésico, impulsos sexuales destructivos afectan la entera vida social, trabajando contra el desarrollo de la hermandad humana consciente y haciendo una humanidad completamente egoísta y completamente controlada por impulsos instintivos transportados en la sangre.

 

2. Pervirtiendo el Ocultismo Higiénico, la medicina se vuelve materialista y puede usarse para sanar o dañar, de acuerdo a propósitos egoístas.

 

3. Pervirtiendo el Ocultismo Mecanicista, son empleadas poderosas máquinas eficaces como la de Keely, no controladas por las «vibraciones» de personas de bien (buscando la liberación de los trabajadores), sino por personas egoístas con el mal propósito de lograr poder y control sobre las masas.

 

Las primeras dos perversiones son evidentes, sin demasiados esfuerzos, en la sociedad moderna; la tercera tiene que hacerse pública todavía. – De nuevo, la dirección que tomen estas tres tendencias de la época presente depende de la conciencia y voluntad humana.

 

17. Algunas Políticas Ocultas

 

Algunas poderosas sociedades secretas ahrimánicas unidas en Logias, en Gran Bretaña y los EE.UU., se esfuerzan por guardar su versión de esta tercera verdad (de la espiritualidad de la materia) como su propio secreto, y para asegurar que el amplio público conoce sólo un burdo cientificismo ateísta-mecanicista en el que el espíritu y el alma no tienen cabida. También se esfuerzan por dirigir tendencias políticas y económicas sobre el mundo para que las potencialidades en ciernes de los pueblos del Medio y Este de Europa estén bajo su dominio. La historia de los tiempos modernos ha sido, muy en gran medida, el relato externo de esta contienda. (Los crímenes de los grupos de poder angloamericanos secretos incluyen la instigación dela Primera Guerra Mundial y el consecuente establecimiento del régimen bolchevique en el Este. Éstos grupos de poder creen que los pueblos angloparlantes están justificadamente destinados a dominar a los Eslavos del Este en esta quinta época cultural, con el propósito de guiar sus nacientes potencialidades que florecerán para llevar la cultura del mundo a la sexta época – tal y como los romanos, durante la cuarta época, dominaron y educaron Bretaña para su dirección futura hacia la quinta época. Tras este concepto hay una verdad a medias: ésta es la época del alma de conciencia, y los pueblos angloparlantes están dotados para desarrollar el alma de conciencia de una manera instintiva, y es verdad que los eslavos están destinados a llevar la cultura del mundo a la sexta época. Pero éstos grupos de poder buscan guiar, a través de medios ilegítimos, hacia fines ahrimánicos ilegítimos, estas potencialidades inherentes que están genéricamente «escritas en» el destino.) Muchos historiadores y «la conspiración de derechas paranoica chiflada» tiene, exclusivamente a través del sentido común y la observación con ojos abiertos de los acontecimientos externos, discernida alguna actividad externa de la influencia de estas sociedades secretas a través de sus semi-secretos instrumentos: el Consejo de Relaciones Exteriores, la «Order of Skull and Bones» (entre cuyos miembros están incluidos George Bush, Averell Harriman y un número asombroso de poderosos americanos), la «Rhodes Scholarships», la «Round Table», etc. Pero estos observadores, carecen del conocimiento oculto, sólo pueden adivinar los verdaderos objetivos de los grupos de poder secretos. Las sociedades «Anglófilas» pueden discrepar entre ellas sobre los medios y detalles, pero esencialmente tratan de obtener el dominio del mundo (aunque ciertamente no para el bien de las masas angloparlantes) y para influir en todas las tendencias culturales en una dirección ahrimánica.

 

Ahora, en la «post Guerra Fría» Europa, los angloamericanos y los grupos de poder Jesuitas-Católicos están trabajando para hacer juntos los arreglos básicos de esta parte del «Nuevo Orden Mundial»: Europa Central, de Francia a Polonia, será dominada por los intereses Jesuíticos, mientras el «Este» (significando las regiones, en términos generales, históricamente Cristiano-Ortodoxos) lo será por el «Oeste» angloamericano. Este orden fomenta los objetivos de los angloamericanos impidiendo la colaboración cultural entre Europa Central y los eslavos Orientales e impide el levantamiento de una cultura Centro- Europea fuerte, saludable e independiente que pudiera, de esta manera, mediar y equilibrar el Este y el Oeste. Así, el presente avance hacia el «Nuevo Orden Mundial» en Europa es una continuación de la política angloamericana a largo plazo de borrar Europa Central (sobre todo Alemania) como una fuerza politico-cultural y de controlar las futuras simientes, en preparación, en Europa del Este – la misma política que llevó a la Primera Guerra Mundial y la Revolución Bolchevique.

 

El objetivo ahrimánico más profundo de los angloamericanos es derrotar el plan de los Dioses para la evolución de la Tierra, convirtiéndola en un montón de escoria cósmica, oscura y helada, frecuentada por una humanidad de homúnculos fantasmales circunscrita a la Tierra – y para afianzarse un lugar privilegiado en este orden mundial ahrimánico: una inmortalidad ahrimánica, con conciencia terrenal y con poder sobre el no iniciado. (El difunto profesor Carroll Quigley, mentor del joven Wm. Jefferson Clinton, escribió el volumen bastante conocido «Tragedy and Hope», y el trabajo menos conocido «The Anglo-American Establishment» en el que describió, desde un punto de vista simpatizante, algunas de las maquinaciones semi-secretas de los [en sus palabras] grupos de poder «Anglófilos». Prominente entre éstos grupos «Anglófilos» era la sociedad secreta organizada por Cecil Rhodes alrededor de 1891. Entre sus miembros, incluido Wm. T. Stead [un espiritualista conocido de Annie Besant de la Sociedad Teosófica], estaban Lord Esher [consejero de la Reina Victoria], el Conde de Rosebury, Nathan Rothschild, Alfred Milner [quien ocupó los puestos de Secretario de Colonias, y Ministro de la Guerra durante la Primera Guerra Mundial], H.A.L. Fisher [que fue Ministro de Educación], y A.J. Balfour. No quiero dar a entender que Quigley, o Clinton [o todos aquellos trabajando para los objetivos de éstos grupos de poder] eran, o son, totalmente consciente de los objetivos más profundos tras los «Anglófilos», pero sí que ellos están más o menos a sabiendas, o ignorantemente, bajo la influencia de ocultistas y normalmente actuarán de la manera deseada por estos ocultista. En conjunto, aquéllos que trabajan de acuerdo con los objetivos que genéricamente pueden llamarse «de los grupos de poder angloamericanos» [ej. La Francmasonería (o por lo menos algunas facciones de ella), C.F.R., la «Round Table», la «Rhodes Scholarships», la «Skull and Bones», y sus instrumentos políticos y económicos asociados] – o de los Jesuitas – algunos son muy conscientes de los verdaderos objetivos ocultos. Esto es verdad incluso en la mayoría de los «iniciados», porque la magia ceremonial de los rituales de iniciación trabaja en los cuerpos etéricos de los acólitos para hacer de aquéllos iniciados más inferiores, instrumentos receptivos y confiados para los deseos de los pocos que son más conscientes. Este proceso podría asemejarse genéricamente a un tipo sofisticado de «sugerencia post-hipnótica». En general, debemos sospechar de cualquier sociedad secreta que practique la magia ceremonial y sea administrada por «grados» superiores. – No quiero decir que un grupo de poder super-secreto «controla todo» sobre la Tierra; varios grupos de poder ocultos, ordenados en varias y cambiantes alianzas y antagonismos, rivalizan por sus varios objetivos. Los centros de las conspiraciones no quedan en el plano físico, y no importa cuan grande es su poder, ellos no son omnipotentes. De nuevo, la fuerza original tras de la agitación del presente día es la Venida del Cristo Etérico. Como dice un viejo refrán: «Donde hay luz brillante, hay sombras profundas»).

 

Pero mucho depende de nosotros, de la humanidad. Necesitamos hacernos conscientes de éstos grupos de poder, así como de sus objetivos más profundos y de los objetivos del propio Ahriman. Si no adquirimos esta conciencia vigilante, Ahriman podría tener su espacio, y el futuro de la Tierra, y de la humanidad, será oscuro y desolado. El futuro de la Tierra, así como el nuestro propio, es nuestra responsabilidad. – Cualquier progreso real hacia un orden social saludable depende del desarrollo de un nuevo tipo de pensamiento en la humanidad. El presente pseudo-pensamiento ahrimánico circunscrito al cerebro es inherentemente antisocial; él (subconscientemente) intenta dominar a otras personas y adormecerlos. La mayoría de los presentes aspectos antisociales de la sociedad proceden de la conciencia antisocial; el pseudo-pensamiento circunscrito al cerebro es determinado por instintos subjetivos, inconscientes, no por la concurrencia de la verdad objetiva, ni por el proceso intencionado del propio pensamiento. Una sociedad antisocial es una imagen física de la conciencia humana antisocial. Si la conciencia humana se hace armoniosa con la realidad objetiva, entonces una sociedad verdaderamente social será posible. De nuevo, todo depende de la conciencia – y de la voluntad – humana. 

 

18. La Llegada de «Maitreya» 

 

La discusión precedente puede ayudarnos a entender un evento que dentro de poco será revelado: la «llegada» del llamado «Maitreya», estando promovido por Benjamín Creme y otros. Según alegan «Maitreya» no sólo es el Cristo sino también el Mesías, Krishna, y el Imán Mahdi. La historia es la siguiente:

 

En 1977 «Maitreya» abandonó su «antiguo retiro en los Himalaya» para residir de incógnito en Londres. Según se alega él ha creado su propio cuerpo físico -un «mayavirupa»- que puede aparecer  en muchos lugares a la vez, según su intención. No obstante, él tomó un avión supuestamente de Pakistán a Londres, «llegando de las nubes». Él también aparece en sueños a muchas personas alrededor del mundo. «Maitreya» es un ser humano muy avanzado, no un dios. Él ha estado trabajando entre bastidores para inspirar muchos recientes eventos, como el «movimiento medioambiental», el fin del Comunismo en la Unión Soviética, el fin del apartheid en Africa del Sur, y el fin de la confrontación Este-Oeste. Desde 1988 haaparecido «milagrosamente» para hablar ante grupos religiosos del mundo y efectuar curaciones milagrosas y «cargando» el agua   con poderes curativos. Se dice que otros fenómenos milagrosos alrededor del mundo emanan de él: Las apariciones Marianas y las estatuas de Madonnas que  lloran, «círculos en las cosechas», «cruces de luz» hológrafa, y autostopistas misteriosos que anuncian el Retorno de Cristo y después desaparecen.

 

Estos fenómenos están conduciendo a una rápida-aproximación del «Día de la Declaración» cuando «Maitreya» anunciará su «verdadera identidad» en la radio y televisión mundial, y oyentes (e incluso aquellos que no oyen) lo oirán telepáticamente en sus propios idiomas -y, simultáneamente, espontáneas curaciones ocurrirán en todo el mundo. Después de esto, «Maestros» (avanzados iniciados que han alcanzado la fase en la que ellos ya no necesitan encarnar, pero retornan a la tierra voluntariamente) la «Vanguardia» de «Maitreya» se revelarán para apoyar sus esfuerzos. Uno de éstos «Maestros» será el «Maestro Jesús» a quien el supuesto Cristo-Maitreya «protegió» desde el Bautismo a la Crucifixión. -Las enseñanzas sociales de «Maitreya» se contraponen a las fuerzas del mercado y apoyan el alivio de la inmensa disparidad entre ricos y pobres por «el principio del compartir». Se obligará a los Gobiernos a instituir el reparto después del próximo derrumbamiento de los mercados (que comenzará en Japón) y los levantamientos resultantes. Bajo la conducción de «Maitreya» y los «Maestros» una nueva civilización mundial surgirá, fundamentada en los principios de: Reducción de la regulación, libertad, equilibrio medioambiental, energía solar -y la garantía para todos de suficiente comida, ropa, vivienda, cuidados médicos, y educación.

 

«¿Qué tiene de malo todo esto?» -Es bastante cierto que las incontroladas «fuerzas del mercado”, ayudadas por agentes en los gobiernos, están oprimiendo penosamente a la humanidad; la distancia entre ricos y pobres es cruel y peligrosa; el medio ambiente natural está degradándose; y así sucesiva y sucesivamente. Podemos empezar a ver «lo que está equivocado» cuando consideramos, como expliqué anteriormente, que Cristo aparece una vez y sólo una vez en cuerpo físico, y que Su Segunda Venida está teniendo lugar ahora en el entorno etérico supra-físico de la Tierra. Claramente esto es incoherente con el supuesto Cristo-Maitreya que baja de los Himalaya para  vivir en Londres y aparece en el mundo perceptible a los sentidos físicos. Además,  los partidarios de «Maitreya» enseñan que la «energía del anti-Cristo» no se manifestará a través de los individuos en la tierra, hasta que pasen 3000 años desde la derrota de Hitler. De nuevo, éste es el reverso de la verdad, como expliqué anteriormente: éste es el tiempo de máxima actividad del Anticristo, a través de las influencias ahrimánica, llevando a la encarnación física de Ahriman. Evidentemente, esto supone que Maitreya-Cristo es un impostor que intenta falsificar los tremendos eventos forzándonos.

 

Recibimos una pista poderosa de la verdadera naturaleza de «Maitreya» en esta declaración de sus partidarios: «Durante los últimos 100 años, las enseñanzas de la Sabiduría Ancestral se han enseñado a través de individuos como Helena Blavatsky, fundadora de la Sociedad Teosófica, y después por Alice A. Bailey y Helena Roerich. En 1948, el retorno inminente del Cristo se reveló en el libro de Alice Bailey, La Reaparición del Cristo» [Entrega Trimestral, No. 9]

 

Steiner y, siguiendo sus investigaciones, Sergei O. Prokofieff (nieto del compositor) han descubierto las influencias ocultas detrás del Blavatsky, Bailey, y Roerich. Esta historia, muy resumida, es como sigue: Alrededor de 1875 Blavatsky dio voz a algunas verdades de la sabiduría Occidental (Rosacruz), muy alteradas, en su Isis Sin Velo. Ella cayó después bajo la influencia de un grupo particular de ocultistas Orientales, Indo-Tibetanos que inspiraron su Doctrina Secreta con su fuerte inclinación anti-cristiana. Estos inspiradores eran los «mahatmas», los supuestos «Morya» y «Kut Humi». (La verdadera identidad de éstos «mahatmas» es problemática.) Bajo su influencia, y la de A. P. Sinnet (cuyo Budismo Esotérico estaba inspirado por los mismos «mahatmas»), la Sociedad Teosófica tomó un decidido giro Oriental e incluso trasladó su oficina principal de Nueva York a Madras. Las enseñanzas de los «mahatmas» derivaron de una sabiduría oculta pre-Cristiana y sostuvieron a Lucifer por encima del Cristo, pero también tenían un fuerte tinte  materialista y ateísta. Este «materialismo oculto» no negó la existencia de seres más elevados (hasta cierto punto), o la vida post-mortem y la reencarnación del hombre bajo la ley del karma (de hecho, el concepto de karma entró en la cultura Occidental principalmente a través de la Sociedad Teosófica), pero negó la existencia de un Dios teísta y sostuvo que los reinos más altos sólo consisten en materia refinada, sutil. Blavatsky viajó a India y en una ubicación secreta en Tibet fue iniciada en estas enseñanzas. Los «mahatmas» trataron de conseguir un tipo de venganza con el mundo Occidental por haber oprimido al Este y suprimieron el ocultismo Oriental. Tenemos el testimonio de Blavatsky (es un rumor) de que por lo menos uno de los «mahatmas» incluso manifestó su odió y despreció por la raza blanca. En un nivel más profundo, el objetivo era trabajar con Lucifer y Ahriman para arrastrar a la humanidad al reino ilegítimo conocido en ocultismo como la «Octava Esfera». Este reino queda fuera de los siete grandes periodos normales de la serie Saturno-Vulcano. Surgió a través de la introducción por Lucifer, en el Periodo de la Tierra, de las fuerzas suprasensibles de la Antigua Luna  conteniendo imágenes reflejadas de los mundos superiores. Ahriman intenta tomar materia densa terrenal, y unirla a estas imágenes para crear «imaginaciones densificadas» o «espectros». Pensamientos materialistas en cerebros humanos, sobre todo el «materialismo oculto» enseñado por los «mahatmas», fomenta en gran medida este proceso. Si la evolución humana pudiera desviarse a esta Octava Esfera, el plan de los Dioses para la evolución terrenal y humana sería derrotada.

 

Más tarde, después de la muerte de la Señora Blavatsky, la Sociedad Teosófica, bajo Annie Besant, intentó presentar al joven Krishnamurti como el Cristo, o Maitreya, o ambos. Krishnamurti se preparó por varios años y pasó a través de algunas «iniciaciones», pero después perdió la fe en su misión putativa, por lo menos en parte debido a que su hermano enfermo murió a pesar de la convicción de los «Maestros» en que él se recuperaría. Como es bien sabido, Krishnamurti posteriormente repudió su nominación, y la empresa entera se derrumbó. (Este asunto también llevó a la salida de Steiner de la Sociedad Teosófica -en la que él había sido  Secretario de la Sección alemana–y seguidamente a fundar la Sociedad Antroposófica.) Helena Roerich (y su marido, el pintor Nicholas Roerich) entró en escena en los años 1920’s. Helena Roerich comenzó recibiendo dictados telepáticos de un «mahatma», y empezó a escribir estas inspiraciones en su trabajo de varios volúmenes Agni Yoga. Entonces comenzó una serie de viajes, el más asombroso de ellos (1925-28) fue una expedición que, bajo bandera americana, cruzó India, Tibet, Mongolia, y la nueva Unión Soviética. Increíblemente, viajaron a Moscú -con ayuda del OGPU (después llamado «KGB»)- para encontrarse con altos comisarios bolcheviques, y para entregarles una carta de los «mahatmas», junto con algo de tierra Tibetana para la tumba de «nuestro hermano el Mahatma Lenin». Los «mahatmas» estaban cooperando de hecho con sociedades secretas angloamericanas promoviendo el «experimento socialista» en Rusia. Emisarios de los «mahatmas» incluso se habían encontrado con Marx en Londres y con Lenin en Suiza. Aunque los angloamericanos e Indo-Tibetanos se oponen mutuamente de alguna manera (los Indo-Tibetanos se opusieron al dominio británico en India), ellos estaban unidos, por diferentes motivos, apoyando la guerra Bolchevique contra la cultura y el pueblo rusos. El destino del Este eslavo es crear una sociedad humana, inspirada en Cristo en la Sexta Época Cultural; ambos grupos ocultos desean desviar este destino por otros caminos -incluso por la destrucción de la  civilización humana que habría sido el resultado del Bolchevismo si hubiera tenido éxito. (Hoy, después de la «caída del comunismo», Rusia, y mucha parte de Europa Oriental, está postrada, física y moralmente. Rusia está penosamente herida, pero todavía no ha muerto; ella podría elevarse todavía a su destino, si las «reformas del libre mercado» y otras influencias Occidentales destructivas no la matan primero.) Incluso volver del revés a los Indo-Tibetanos que estuvieron detrás de las depredaciones de las «Hordas Mongoles» de Genghis Kan y sus sucesores que devastaron y esclavizaron casi toda Rusia. Y aún hoy los partidarios del «Agni Yoga» están activos en Rusia; Mikhail Gorbachev está entre ellos. -La oculta oficina principal del «mahatma»  Tibetano visitada por la expedición Roerich fue la misma que fue visitada por H. Blavatsky. Éste es el «Shamballa terrenal» cuyo gobernante superior, según H. Roerich, es el «Maitreya». (En su verdadero significado «Shamballa» es un término Oriental para el mundo anímico espiritual que se perdió a la percepción humana ordinaria con el declive de la clarividencia atávica. El «retorno de Shamballa» se refiere a la próxima recuperación de esta percepción con la nueva, y más alta clarividencia.)

 

Y es este mismo «Shamballa terrenal» y estos mismos «mahatmas» quiénes inspiraron a Alice Bailey, y sus organizaciones, los «Servidores del Mundo» y su «Escuela Secreta» (Escuela Arcana). El grupo de Creme utiliza la misma oración, ahora llamada la «Meditación de la Transmisión», dada en “La Reaparición de Cristo” de Bailey. Y, por supuesto, el «Cristo» de Bailey que «reaparecerá» no es otro que este llamado «Maitreya».

 

La verdad, tal como fue dada por Steiner, sobre el auténtico Maitreya es aproximadamente esta: Hay doce exaltados seres, llamados «Bodisatvas», que sirven al Espíritu del Cristo en la guía de la  humanidad. Uno de estos Bodisatva encarnó en el siglo VI A.C. como Gautama, el cual ascendió al rango de «Buddha». El Gautama Buddha desencarnado cooperó estrechamente con la misión de Cristo-Jesús en Palestina, y después asumió una misión de redención en Marte. Su sucesor fue «designado», por así decirlo, para ocupar su lugar en la Logiade los Bodisatva, y este Bodisatva está destinado a llegar a ser el Maitreya Buddha, «Quien Traerá el Bien», aproximadamente dos milenios y medio desde ahora. Entretanto, él encarna repetidamente, por lo menos parcialmente, en la tierra, al servicio del Cristo. Una de estas encarnaciones (o «incorporaciones» -no realmente encarnaciones en el sentido usual) fue como Jeshu ben Pandira, el esenio maestro y mártir (hacia 105 A.C.). Hoy este Maitreya-Bodisatva trabaja para proclamar y fomentar la venida del Cristo Etérico. Cuando este Bodisatva llegue a ser el Maitreya Buddha la Tierra y el organismo humano se constituirá de manera muy diferente como ahora: el pensamiento, el habla y los hechos serán moralmente coherentes.

 

Así es evidente que el supuesto «Maitreya» «en fase de aparición» actualmente no sólo es un falso Cristo, sino también un falso Maitreya. Los «mahatmas» de «Shamballa» tienen profundos conocimientos, habilidades e influencia de largo alcance, pero ellos están muy limitados y falseados por su ceguera, u oposición, al Cristo. Su visión oculta sólo se extiende a éste «sistema solar», y hacia atrás sólo ala Antigua Luna. Ellos no comprenden al Cristo Cósmico Que descendió de los reinos estelares al Sol y de allí a la Tierra. Ellos son básicamente luciféricos, con fuertes tendencias ahrimánicas. No está claro (a este escritor) exactamente qué papel jugará el pseudo-Maitreya en la encarnación de Ahriman: quizás él será el vehículo corporal de Ahriman; quizás él trabaje en esa incómoda y problemática alianza que a veces sostienen Lucifer y Ahriman. Pero lo que sí está claro es que: si la humanidad lo acepta cuando él se presente, causará mucho mal. De nuevo la conciencia de los seres humanos es esencial. Si los objetivos declarados del pseudo-Maitreya parecen benignos, recuerda que, no hace mucho tiempo, muchas   personas inteligentes creyeron que el Bolchevismo sería la inauguración de una civilización justa. Los «mahatmas» de «Shamballa» inspiraron a Genghis Kan, Marx, y Lenin; ellos no deberían ser tomados a la ligera. 

 

19. Consideraciones Epistemológicas 

 

Algunos podrían decir: «Tu ocultista Steiner dice una cosa; estos Indo-Tibetanos dice otra cosa; incluso otros dicen otras. ¿Qué escoger entre ellas, o ellos?; es totalmente incomprensible de cualquier modo». – De nuevo, el objetivo en este corto ensayo no es demostrar cosas de forma concluyente, sino ofrecer un poco de información importante a un amplio público. Aquéllos que acojan estos conceptos estarán prevenidos, por lo menos, para no ser pillados totalmente de improviso e inadvertidos, por la avalancha de acontecimientos. Es de esperar que los así advertidos no tomarán fácilmente al valor aparente de los fenómenos que rodean al putativo «Maitreya» o «Cristo», y que no serán totalmente olvidados del Cristo Etérico real. Y además: es de esperar que las personas tomarán la información dada y empezarán sus propias investigaciones, e incluso se pondrán en el «Sendero de Conocimiento». No hay ninguna necesidad de desanimarse y ser derrotado por la complejidad y lo abstruso de este asunto-materia: la verdad vive en el corazón humano, y nos habla a través de un «sentido de la realidad», si de verdad la queremos escuchar. Aquéllos que tienen una real y persistente voluntad-hacia-la-verdad, la encontrarán con el tiempo, aunque la mayoría pueda desviarse temporalmente por caminos apartados.La Ley es: «Busca, y encontrarás.»

 

Muchas personas de hoy, especialmente las entrenadas en las ciencias, consideran tales conceptos, seres espirituales, mundos espirituales, La Providenciadivina, etc., absurdos, imposibles, o por lo menos no concebibles. La epistemología predominante de la cultura científico-técnica (normalmente asumida de forma inconsciente), sostiene que cualquier «conocimiento» que podamos obtener, considerado cierto o hipotético, sólo lo podemos ganar a través de los sentidos físicos, matematizando y razonando de forma inductiva. Pero, podemos encontrar otras aproximaciones para obtener conocimientos experimentales, principalmente cuando somos enseñados por Steiner en los tiempos actuales. El cientificismo matemático-mecanicista, limitado a los sentidos, es específico para un modo particular de conciencia humana, la que prevalece en nuestro tiempo, pero no es el único tipo de conciencia disponible para la humanidad. (Podríamos considerar la «revolución psicodélica» como un esfuerzo confuso por abrir estos otros tipos de conciencia). En tiempos antiguos la humanidad tenia una conciencia como de ensueño de las realidades «suprasensible» (el llamado «animismo primitivo»). En el curso de la evolución perdimos esta facultad para entrar profundamente en el mundo de los sentidos, perdiendo nuestra calidad de miembro experimentador en el cosmos espiritual, para así ganar la posibilidad de la individualidad y la libertad. Hemos alcanzado ahora la fase evolutiva en la que estamos equilibrados para recobrar esta experiencia suprasensible («clarividencia») a un nivel superior; es decir, con la habilidad del pensamiento independiente y auto-determinado. Y la práctica de este pensamiento conscientemente auto-determinado, como opuesto al pensamiento ahrimánico, discutido anteriormente, es la entrada a la verdadera clarividencia. Este mismo pensamiento, conscientemente auto-determinado y liberado de la dependencia del organismo humano subconsciente, es la primera fase de la clarividencia – un «despertar» a un estado superior de conciencia que es justo tan experimentalmente distinto como la despierta conciencia-diurna lo es de la conciencia de sueño. Un desarrollo todavía superior de la clarividencia conduce a experiencias que pueden describirse metafóricamente como «visión», «audición», y «tacto» espiritual. Steiner ha dado instrucciones detalladas para el desarrollo metódico y saludable de estas facultades superiores de experiencia. Tomando en consideración otra figura de lenguaje, podríamos considerar el desarrollo de estas facultades como el refinamiento del propio organismo humano en un instrumento para la investigación científica, – así como pueden refinarse y mejorarse las substancias minerales en, digamos, un telescopio – sólo que el organismo humano consiste en cuerpo, vida, alma y espíritu y su refinamiento es hacernos consciente de realidades suprasensibles. Rudolf Steiner logró este auto-desarrollo a un grado superior, que nadie más que él ha dado a conocer públicamente en nuestros tiempos, y sus enseñanzas sobre la «ciencia espiritual» fluyen de su experiencia suprasensible. (Hay otras vías, dudosas – o absolutamente malas -, de ganar algún tipo de experiencia suprasensible, pero pueden llevar al engaño y/o a la ruina moral y espiritual).

 

Ahora bien, este conocimiento no esta completamente cerrado a aquéllos que no tienen todavía clarividencia. Steiner enfatizó una y otra vez que aquéllos que no tengan visión espiritual pueden, debido a que el verdadero pensamiento es una especie de vivir en realidades espirituales, entender y creer, justificadamente, la verdadera información dada por el vidente espiritual. [Las notas bibliográficas que se indican a continuación se refieren a páginas de las ediciones inglesas de los respectivos libros. N. del T.]. «Haría mal quien dijera: ‘No puedo aceptar las enseñanzas de la ciencia espiritual hasta que sea vidente’, dado que sin aplicación interior a los resultados de la investigación espiritual no hay ninguna oportunidad de lograr el auténtico conocimiento superior. Sería como si el niño, durante la gestación, se negara a las fuerzas que le vienen de su madre, y se propusiera esperar hasta que pudiera procurarlas por sí mismo. Así como el niño en embrión, en su sentimiento incipiente por la vida, aprende a apreciar lo que se le ofrece, así puede el no-vidente apreciar las verdades de la ciencia espiritual. Adentrarse en estas enseñanzas con un sentimiento profundamente arraigado en favor de la verdad, y una facultad de raciocinio clara, sana y crítica con todo alrededor, incluso es posibles antes de que las cosas espirituales sean realmente percibidas. El conocimiento esotérico debe estudiarse primero, para que este estudio se convierta en una preparación para la clarividencia». [El Conocimiento de los Mundos Superiores p.189 ss]. «….el pensamiento humano es capaz de abarcar más de lo que comúnmente se supone, puesto que contiene de por sí una entidad interior en conexión con el mundo suprasensible». [La Ciencia Oculta; P.294].» … por el verdadero pensamiento, nos encontramos en un mundo suprasensible lleno de vida». [La Ciencia Oculta; p.295]. «… si leemos las comunicaciones sobre los hechos suprasensibles de la manera correcta, vivimos en la corriente de la existencia espiritual». [La Ciencia Oculta; P.18]. «Se requieren ciertos poderes para descubrir las cosas referidas, pero si después de haber sido descubiertas se dan a conocer, puede entenderlas todo aquel que este dispuesto, con lógica desprejuiciada y un sentido saludable de la verdad». [Teosofía; p. xx]. » …todo conocimiento de los mundos del alma y del espíritu yace en las profundidades del alma humana. Pero es posible comprender no sólo lo que nosotros mismos hemos extraído, sino también lo que otro ha extraído de las profundidades de alma, aún cuando no hayamos dado todavía ningún paso por el Sendero del Conocimiento. El discernimiento espiritual correcto despierta la fuerza de la comprensión en cualquiera cuya naturaleza interna no este oscurecida por prejuicios. El conocimiento inconsciente sale al encuentro de la verdad espiritual descubierta por otro, y este encuentro no es fe ciega sino la justa reacción del sano sentido común». [Teosofía; p.156.] «Los pensamientos [presentados por el vidente] están, de hecho, presentes cuando [el lector no-clarividente] se entrega a ellos; pero no puede pensarlos si no los recrea, en cada caso, nuevamente en el alma. Lo importante es el hecho de que el investigador espiritual despierta pensamientos en los oyentes y lectores que, luego, ellos harán surgir de su propio interior…». [La Ciencia Oculta; p.296].

 

Podemos encontrar nuestro camino hacia la verdad sobre el alma y el espíritu a través de nuestro saludable sentimiento humano por la realidad: «El sentimiento por la verdad y el poder de comprensión es inherente en todo el mundo… Este sentimiento, que quizás al principio no perciba nada en absoluto de lo que se le habla [sobre los mundos superiores], es la misma fuerza mágica que abre los ‘ojos del espíritu’. Este sentimiento surge en la oscuridad. El alma no ve, pero por este mismo sentimiento llega a compenetrarse con el poder de la verdad; y luego, gradualmente, la verdad se apodera del alma y abre en ella el sentido superior.» [Teosofía; p. xviii-xix]. Por supuesto, debemos aprender lo que es tan duro para la mayoría de nosotros: distinguir entre un sentimiento saludable por la verdad y el sentimiento de satisfacción de nuestros prejuicios egoístas. La clave aquí es el auto-examen implacable y una preferencia sincera por la realidad objetiva sobre nuestros intereses ciegos y egoístas y nuestros impulsos subconscientes. Debemos tener un firme dominio del hecho de que la verdad es verdad a pesar de nuestra ignorancia o resistencia, y tiene una enérgica «Voluntad Real». De nuevo, la Ley es: «Busca, y encontrarás». Si realmente amamos la verdad objetiva sobre todo lo demás, llegaremos a sentirnos saludable y feliz en presencia de la verdad, y enfermo y afligido en presencia de la mentira. Estos puros sentimientos y pensamientos objetivos son nuestra piedra de toque de la realidad y gobierno, y, perseverando, desarrollarán en el futuro la cognición superior personal, de primera mano, – quizás no en la encarnación presente, pero la «Voluntad Real» es una realidad indestructible que lleva a futuras vidas y a la eternidad. Por supuesto, pisar el «Sendero del Conocimiento» no confiere infalibilidad inmediatamente. En ocultismo las posibilidades para la ilusión y el engaño son inmensas. Aún podríamos desviarnos con el error; sin embargo, lo esencial es la pureza del buscador esforzándose por la verdad. En palabras de Steiner: «… la verdad es lo que guía a los impulsos más altos y más nobles en favor de la evolución humana; debemos apreciar más la verdad que a nosotros mismos. Si nuestra relación con la verdad está guiada por estas palabras y todavía cometemos un error en esta vida, la verdad será suficientemente firme para atraernos en la próxima encarnación. Se compensarán los errores sinceros que cometemos en esta encarnación y se redimirán en la próxima. Es mejor cometer un error sincero que adherirse deshonestamente a dogmas. Después de todo, nuestro camino será iluminado por la promesa de que la verdad prevalecerá finalmente, no por nuestra propia voluntad, sino por su propio poder divino inherente». [La Guía Espiritual del Hombre y la Humanidad; pp. 88-9]

 

«Tener conocimiento de un ser sensible significa estar fuera de él y juzgarlo según la impresión externa. Tener conocimiento de un ser espiritual a través de la intuición significa hacerse uno completamente con él, haberse unido con su naturaleza interna. Paso a paso el estudiante de lo espiritual asciende a tal conocimiento.La Imaginación le conduce a experimentar las percepciones, no ya como atributos exteriores de los seres, sino reconociendo en ellas emanaciones de algo anímico-espiritual;la Inspiración le hace penetrar más profundamente en el interior de ellos; por ella, llega a comprender lo que estos seres son el uno para el otro; por la Intuición, penetra en los seres mismos». [La Ciencia Oculta, pág. 310] – Y más adelante: «Lo que después de la muerte se desprende del cuerpo físico, pasa en lo sucesivo por diversos estados; los primeros, los que siguen inmediatamente a la muerte, podrían describirse, hasta cierto punto, mediante el conocimiento imaginativo; pero lo que ocurre más tarde, sería totalmente incomprensible para la Imaginación, si no viniera a secundarla la Inspiración: sólo ella puede investigar la vida del hombre en el «país de los espíritus» tras la etapa ya mencionada de su purificación. si alguien pretendiera adquirir un conocimiento del hombre sólo por medio de la Imaginación e Inspiración, se sustraería a su observación precisamente por los procesos inherentes a lo más profundo de su ser, es decir, los que se desenvuelven de encarnación en encarnación. Esto implica que sólo el conocimiento intuitivo permite la investigación objetiva de las vidas terrenales repetidas, y del karma» [La Ciencia Oculta, pp. 310-1]. – En general, aquéllos de nosotros que no han alcanzado la «cognición intuitiva» deben emplear gran cautela formándose juicios sobre nuestras propias identidades individuales particulares en los casos de reencarnación. Podríamos ser engañados por una percepción incompleta de la reaparición de partes no individualizadas de la entidad humana. Juzgar éstos como seres «reencarnados» podrían ser parcialmente verdad, en el sentido de que algunas «energías» humanas suprasensibles están reapareciendo de hecho en el mundo físico, pero tales juicios podrían estar seriamente desencaminados si se leen acrílicamente los profundos significados acerca del destino de un individuo a través de las encarnaciones terrenales repetidas.

 

Podríamos poner primero el pie en el Sendero del Conocimiento como escépticos, pero si somos verdaderos y coherentes escépticos, debemos admitir que no podemos exigir conocer la imposibilidad del conocimiento superior. Esto debe hacernos imparciales y abrir la disposición a esa posibilidad. Con esta actitud, y con una «Voluntad Real», podemos asimilar entonces los conceptos del conocimiento superior (sin «fe ciega»), y su verdad pondrá de manifiesto el reconocimiento incipiente en nuestras almas, porque la verdad ya está en nuestras almas. Podríamos encontrar que este «conocimiento» es mucho más vivo y paradójico que como lo concebimos en nuestro escepticismo. Dice Steiner: «Cuando miras la realidad no llegas a conceptos que pueden ajustarse dentro de métodos, una cosa siempre es al mismo tiempo y de una cierta manera otra cosa». [Ideas para una Nueva Europa].  Incluso nuestro escepticismo puede llevar a la verdad, si nos imbuimos con un deseo sincero en favor de la realidad. Steiner de nuevo: «Y nuestra alta meta es esta: que podemos conocer más, exactamente cuánto todavía necesitamos conocer. Entonces nos impregnaremos cada vez más con la verdad del viejo dicho Socrático: ‘Lo más que un hombre aprende, lo más que él conoce, qué poco conoce.’ Pero esta convicción sólo es buena cuando no es una confesión de resignación pasiva y acomodaticia, sino que testifica el esfuerzo vivo y la voluntad hacia un conocimiento permanentemente creciente. El resultado correcto es ser inspirado cada vez más para esforzarse más allá: para considerar cada nueva cosa aprendida como un paso hacia la adquisición de fases todavía superiores». [De Jesús a Cristo]. Podemos, además, trabajar sobre nosotros mismos, a través del entrenamiento apropiado, para empezar a desarrollar nuestra propia percepción superior. 

 

20. Comentarios bibliográficos y Enlaces

 

Para una visión rápida de conjunto de la obra de Steiner Rudolf ver Lo Científico de lo Invisible de A. P. Shepherd [Inner Traditions; New York; 1983]. Este trabajo sólo proporciona una sencilla introducción; el investigador necesitará indagar más profundamente. Steiner dejó un asombroso y enorme cuerpo de trabajos en alemán; no todo está disponible en inglés [Ni en castellano. N. del T.]. La mayoría de las publicaciones que llevan su nombre no las escribió, pero sus conferencias, conservadas en archivos taquigráficos, han sido publicadas sin su revisión y corrección. La mayoría de estas conferencias se realizaron con público que estaba familiarizado en sus enseñanzas básicas, y habló directamente a las necesidades particulares de sus oyentes. Él permitió los archivos taquigráficos al publicó sólo con reparos, advirtiendo que podrían contener errores y sólo podrían ser juzgados debidamente por aquéllos que ya tuvieran una completa comprensión de los fundamentos de la ciencia espiritual. De esta manera, el investigador comenzaría, más adecuadamente, estudiando los escritos básicos que Steiner quiso para el público en general, y en los que puso sus conceptos fundamentales de forma sistemática. Principal entre estos trabajos básicos es Teosofía [1904] y La Ciencia Oculta, un Bosquejo [1910]. Ambos son indispensables para una comprensión de la antropología y cosmología espiritual de Steiner y dan explicaciones condensadas del «sendero de conocimiento». El capítulo que lleva ese nombre en Teosofía casi debe ser memorizado por el verdadero buscador serio. Una exposición ampliada de este Sendero se da en El Conocimiento de los Mundos Superiores [1904-5], también en una nueva traducción: Cómo se Adquiere el Conocimiento de los Mundos Superiores.

 

El trabajo básico de Steiner sobre la vivificación del pensamiento es La Filosofía de Libertad [1894]. (Otras traducciones: La Filosofía de la Actividad Espiritual y el Pensamiento Intuitivo como un Sendero Espiritual.) Este libro puede ser duro de leer; podemos obtener alguna ayuda de la recopilación de Otto Palmer: Rudolf Steiner Sobre su Libro La Filosofía de la Libertad [Anthroposophic Press; 1979] y también de Estados de Conciencia de Georg Kühlewind, «Capítulo Uno» [Lindesfarne Press; 1984].

 

Steiner dió muchos ciclos de la conferencia exponiendo sus penetraciones clarividentes en Cristología, pero su tratamiento básico escrito de ese asunto es su temprano trabajo El Cristianismo como Hecho Místico (otra traducción: El Cristianismo y los Misterios Ocultos de la Antigüedad).

 

Para una guía de lectura de los trabajos de Steiner, ver de Robert McDermott El Steiner Esencial que también contiene ensayos introductorios de McDermott y selecciones de los trabajos de Steiner.

 

Las fuentes originales para el ensayo anterior son las conferencias de Steiner publicadas como La Decepción ahrimánica, Las Influencias de Lucifer y Ahriman, Tres Corrientes en la Evolución, y Profundas Realidades de la Evolución. Otra fuente que he utilizado casi hasta el plagio, es el gran trabajo de Carl Stegmann, La Otra América (dos volúmenes, texto mecanografiado, 1975), un profundo estudio del Americanismo a la luz de la Antroposofía. Stegmann vivió casi 99 años y murió al principio de 1996. Sus esfuerzos, proviniendo de su sentimiento por el verdadero destino espiritual de América como campo de batalla en la guerra para cambiar la influencia de Ahriman al bien, culminaron en 1976 con la fundación del Rudolf Steiner College  cerca de Sacramento, California. La Otra América precisamente ha sido publicado, por fin, por el Rudolf Steiner College Press. [Bookstore: 9200 Fair Oaks Blvd., Fair Oaks CA 95628; (916)961-8729; FAX (916)961-3032]. Si la gente encontrara su responsabilidad por desvelos, este libro debe tener una prensa de millones.

 

Algunas otras fuentes relevantes para este ensayo incluye: (El mencionar aquí una fuente necesariamente no debe tomarse como un aval del conjunto).

 

Antes de que el Siglo Termine; Peter Tradowsky; Camphill Books; 1995 (Otro trabajo de Tradowsky, Kaspar Hauser, la Lucha por el Espíritu [Temple Lodge], incluye una profunda discusión sobre el destino espiritual de Europa Central y algunas indicaciones más que apuntan al año 1998. Lectura de gran valor.) – También de Tradowsky, publicado primero en inglés en 1998: Cristo y Anticristo, Comprensión de los eventos de final de siglo y reconocimiento de nuestras tareas [Temple Lodge.]

 

En el Nombre del Nuevo Orden Mundial por Amnon Reuveni [Temple Lodge; 1996] – ésta es una serie muy interesante de ensayos sobre el funcionamiento de las sociedades secretas «Anglófilas» desde la Segunda Guerra Mundial hasta la disolución de Yugoslavia. Incluye información sobre la cooperación de los «Anglófilos» con la Iglesia Católica en la formación de la Europa actual. Al parecer La Francmasonería y los Jesuitas no siempre son enemigos implacables; Steiner dijo queLa Francmasonería y los Jesuitas han estado cooperando desde los alrededores del cambio al siglo XIX, por lo menos en los niveles jerárquicos superiores, más esotéricos. El libro de Reuveni también contiene una interesante discusión de las inter-relaciones de Sorat, Lucifer y Ahriman, basada en el ciclo de conferencias de Steiner Apokalypse und Priesterwirken. (Este ciclo se ha publicado más recientemente en inglés como El Libro de la Revelación y el Trabajo del Sacerdote; Rudolf Steiner Press; London; 1998. El texto de esta publicación no es un contenido taquigráfico exacto de las palabras de Steiner, pero contiene mucho material sobre el tema de las manifestaciones de Sorat y Ahriman, con referencia especial a los años 1933 y 1998). – También en la misma línea que el trabajo de Reuveni, con énfasis en las maquinaciones que rodean la Primera Guerra Mundial: Planeando el Milenio, Detrás de los Planes del Nuevo Orden Mundial por Terry M. Boardman [Temple Lodge].

 

El Oriente a la Luz de Occidente, Parte 1: Agni Yoga; Sergei O. Prokofieff; Temple Lodge; 1993. Un profundo trabajo sobre la influencia oculta de los «mahatmas» de «Shamballa», con énfasis en los Roerich. (Ver también la revisión de Stephen E. Usher de este trabajo en el Periódico de la Sociedad Antroposófica en América; Verano 1994; pp. 32-35). Un segundo volumen sobre la protección de Alice Bailey/Benjamin Creme del movimiento de los «Mahatmas» está en preparación. Con la creciente actividad del pseudo-Maitreya a través de la organización de Creme, esta publicación se necesita urgentemente. Prokofieff probablemente es el escritor antroposófico vivo más popular. Sus libros son de lectura valiosa, sobre todo Los Orígenes Espirituales de Europa Oriental y los Misterios Futuros del Santo Grial que contiene mucha información sobre el destino cristiano de Rusia, las actividades ocultas de los «Anglófilos» en la preparación del régimen bolchevique, el Yugo tártaro, la confabulación de los Jesuitas y La Francmasonería, y mucho más. – En su primera publicación, Rudolf Steiner y la Fundación de los Nuevos Misterios [Temple Lodge], Prokofieff hace una amplia argumentación por identificar a Steiner como la individualidad reencarnada de Aristóteles/Tomás de Aquino.

 

Para una más mundana consideración del apoyo «Anglófilo» al Bolchevismo (y más) ver los trabajos de Antony C. Sutton, especialmente, Los Secretos del Establishment Americano; Liberty House Press; Billings, Montana; 1986. Sutton no tiene ningún fondo evidente de ciencia espiritual, pero, a través de la investigación periodística normal, documenta algunas «armas humeantes» en esta estupenda historia de crímenes y también se percibe una insinuación del fondo oculto de la historia, incluyendo un informe bastante exacto del retorcido Hegelianismo detrás del apoyo «Anglófilo'» de ambos lados contrarios en conflicto.

 

Para una elucidación antroposófica del Cristianismo, se pueden ver muchos ciclos de conferencias de Steiner sobre el asunto – así como cualquiera de los libros de Emil Bock, sobre todo, Los Tres Años, San Pablo y El Apocalipsis (Floris Books; Edinburgh).

 

Para algunas de las visiones de Steiner sobre conspiraciones ocultas, decadencia social, decadencia lingüística o destino futuro y renovación, ver, por ejemplo, sus ciclos de conferencias publicadas como: El Desafío de los Tiempos,La Ciencia Espiritual como Fundamento Para las Formas Sociales, Ideas para una Nueva Europa, Los Problemas Sociales: El Pensamiento Meditativo y la Triformación, El Materialismo y la Tarea de la Antroposofía y El Karma de la Falsedad. Para información sobre el fondo oculto de la Sociedad Teosófica y los «Anglófilos», ver el ciclo de Steiner, El Movimiento Oculto en el Siglo XIX y un trabajo recientemente reeditado por un simpatizante «Anglófilo»: El Universo Transcendental; C. G. Harrison (Lindesfarne Press; originalmente publicado 1894). Este último raro trabajo permitió hacer salir la verdad sobre las conspiraciones preparatorias de la Primera Guerra Mundial y el «experimento socialista» en Rusia.

 

Para visiones más profundas sobre las inter-relaciones detalladas del individuo y el destino mundial (karma), incluso el karma del Movimiento Antroposófico, ver la serie de volúmenes de las conferencias de Steiner llamadas Relaciones Kármicas, sobre todo Vols. III y IV.

 

El mensaje en el lecho de muerte de Bernard Lievegoed, nacido para una larga vida de servicio antroposófico a la humanidad, esta publicado como La Batallapor el Alma [Hawthorn Press; 1994]. Ofrece sus profundas consideraciones sobre las inter-relaciones del karma Antroposófico y mundial, con referencia especial a la crisis venidera. Él también identifica a Rudolf Steiner como la reencarnación de Enkidu, personaje histórico en la épica Sumeria de Gilgamesh; después como Cratylus, sacerdote de los Misterios de Éfeso y maestro de Platón; después como Aristóteles; después como Schionatulander, el trágico personaje en la saga del Grial; y después como Tomás de Aquino.

 

El trabajo básico de David Black sobre la encarnación «macrocósmica» de Ahriman es La Computadora y la Encarnación de Ahriman; (St. George Publications; 1981). Black también ha publicado un ensayo más reciente sobre el mismo asunto en el Periódico de la Sociedad Antroposófica en América – cuyo número, por desgracia, no recuerdo.

 

El ciclo de Saturno de 950 años en relación con el Cristo Etérico se menciona en los trabajos de Willi Sucher. Dio los fundamentos de la moderna «astrosofía» – astrología elevada a un nivel superior – en sus trabajos publicados, especialmente Cristiandad Cósmica. El escritor contemporáneo Robert Powell está intentando desarrollar la astrosofía en mayor grado; su Crónica del Cristo Vivo [Anthroposophic Press] también apunta a una crisis en torno al cambio del Milenio. A través de algunos cálculos, que asumen que la vida de la humanidad en conjunto recapitula Su Encarnación y haciendo corresponder una órbita de Saturno con un día de la vida del Cristo sobre la Tierra, él apunta al año 869 DC como el comienzo de los «40 días en el desierto» de la humanidad. (Y Steiner muchas veces también nombró este año fatal como un punto de cambio fundamental en la historia: el Octavo Concilio Ecuménico, donde se «proscribe» el Espíritu como herejía). Según el escenario de Powell, los años entre 1960 – 2049 DC marcan los últimos tres «días» en el desierto: las tentaciones de Lucifer y Ahriman. También, Powell apunta al año 2010 DC como el tiempo de la elección de la humanidad entre Cristo y el Anticristo: Plutón transita su posición sideral en el momento de la tentación de Cristo. (Powell también da muchas otras correspondencias del cambio de Siglo con el tiempo de Su Encarnación). Advertencia: Muchos de los cálculos de Powell están basados principalmente en las dudosas visiones de Ana Catherine Emmerich, y su trabajo ha sido cuestionado en las discusiones antroposóficas actuales por razones que no tienen que ver con la astrosofía como tal. Sus lectores harían bien en obtener una perspectiva diferente con El Caso de Valentín Tomberg, ¿Antroposofía o Jesuitismo? de Prokofieff [Temple Lodge, 1997]. La influencia de Tomberg es muy polémica dentro del Movimiento Antroposófico.

 

Para más información sobre el fondo oculto del Nazismo, ver el trabajo de Trevor Ravenscroft, La Lanza de Destino (Samuel Weiser; 1982; and Neville Spearman; 1973), así como en alemán (qué yo no he leído): Wesen und Wollen des National-Socialismus de Karl Heyer; Perseus Verlag; Basel; 1991. (Debo hacer notar que algunos Antropósofo tienen una baja opinión del libro de Ravenscroft). – Mi opinión es que, aunque muchos de los detalles de la narrativa de Ravenscroft pueden ser dudosos, es recomendable leerlo porque provoca muchas preguntas que necesitan ser hechas sobre muchos aspectos de la historia mundial y europea. Al escribir el libro, parece ser que cumplía una tarea que le cayó debido a la muerte súbita del hombre [Walter Johannes Stein] que estaba mejor preparado para escribirlo y trabajó `con la desventaja de no tener la mejor información a mano. Además, trae ante un público bastante amplio un poco del conocimiento de muchas fuerzas previamente desconocidas en el mundo y a mí esto me parece un logro considerable. Esperemos que cualquier deficiencia que pueda contener sus escritos sea corregida por investigaciones más amplias. – Un esfuerzo en esa dirección fue publicado recientemente [en su versión de lengua inglesa] en la Rudolf SteinerPress: Luz para el Nuevo Milenio [ed. T.H. Meyer]. Éste es un informe meticulosamente documentado de algunas de las profundas fuerzas involucradas en el comienzo de la Primera Guerra Mundial y en el ulterior destino europeo – centrado en la individualidad de Helmuth von Moltke/El Papa Nicolás I.

 

Otro libro de Ravenscroft, más reciente, (con Tim Wallace-Murphy) es La Señal de la Bestia. Este trabajo cubre muchos de los mismos temas de este ensayo: la encarnación de Ahriman, el cambio del milenio, Jundi Sabur, y otros. Contiene mucha información muy interesante que no he visto en otra parte – incluyendo algunas declaraciones apócrifas de Steiner que implican próximos desastres – pero, de nuevo, yo no puedo garantizar su completa exactitud. Y de nuevo, de manera esperanzadora, podría ser trampolín para investigaciones adicionales. (Gracias a Richard Metzger de DisInformation por darme a conocer este libro.

 

Para una consideración bien informada del episodio de Krishnamurti, Jesuitismo oculto, Maitreya, y otros, ver La Cuestión del Bodhisatva de T. H. Meyer (Temple Lodge). – La contestación de Creme a la aserción de Steiner de que Cristo no reaparecerá en un cuerpo físico es como sigue: «Rudolf Steiner murió en 1925. La revelación de la necesidad de Cristo de regresar al mundo físico sólo ocurrió en 1945. La decisión de regresar tuvo lugar más temprano de hecho, pero la manera en la que Él iba a aparecer todavía estaba sin decidir en el momento. De hecho había ciertos iniciados en el mundo… que se habían preparado como posibles vehículos para el Cristo. Había cuatro en total, uno de ellos [Krishnamurti] es conocido por todos. Entonces, sin embargo, el plan para hacer uso de ese vehículo fue abandonado». (De La Reaparición de Cristo y los Maestros de Sabiduría, citado en La Cuestión del Bodhisatva). Los comentarios de Creme parecen ignorar las hondas razones cosmológicas profundas, de la singularidad de la Encarnación, y parece implicar que éstas pudieran reemplazarse «sobre la marcha», y además, ignora completamente la aparición del Cristo Etérico. Pero más allá de este comentario, dejaré a los lectores investigar la cosmología y Cristología de Steiner, y evaluar la declaración de Creme por sí mismos. En interés de la pureza, doy un enlace a la organización de Creme: .Share International

 

Y para algunas exploraciones desde el punto de vista antroposófico del fenómeno OVNI, la modificación de tiempo por manipulación etérica, y mucho más, ver el clásico de Trevor J. Constable, El Pulso Cósmico de la Vida, si se puede encontrar una edición completa. Se puede intentar en Borderland Science Research Foundation.

 

La mayoría de los trabajos que he indicado son, por supuesto, traducciones del alemán; el libro de Lievegoed del holandés, y los de Prokofieff del ruso. Originalmente en inglés son los trabajos de Shepherd, Sutton, Harrison, Black, Usher, Ravenscroft, Powell y Constable.

 

Podríamos referirnos sin parar a temas importantes en la literatura Antroposófica; sobre este punto remitiré el lector a algunos medios disponibles para la investigación independiente. El trabajo de Steiner toca casi todos los aspectos de la cultura, y traería, si fuera asimilado seria y ampliamente, vida renovada a la civilización. Es la sorpresa, o el crimen, del siglo XX que esto no haya pasado. (El poder de los Adversarios ha sido fuerte, incluso aunque ellos trabajan desde el mundo no-físico. Por supuesto trabajan con sus cómplices humanos encarnados, con la indolencia humana y su evidente terquedad. De nuevo, está lejos, más allá del alcance de este ensayo proporcionar una apreciación global del trabajo de Steiner y sus ramificaciones. Muchos de sus trabajos (y de los de sus colaboradores) están disponibles, y varias organizaciones independientes a lo ancho del mundo están aplicando y desarrollando sus enseñanzas de manera práctica. Al frente de ellas esta la oficina principal internacional de la Sociedad Antroposófica; el contacto es: Anthroposophische Gesellschaft, Goethaneum, CH-4143, Dornach, Schweiz. Hay muchas ramas nacionales alrededor del mundo. La Sociedad Antroposófica en los EE.UU. puede alcanzarse en: The Anthroposophical Society in America, 1923 Geddes Ave., Ann Arbor MI 48104-1797; (313) 662-9355, (888) 757-2742, FAX (313) 662-1727. [La dirección en España es: Sociedad Antroposófica en España, C./Guipuzcoa, 11. 1º izq. 28020 MADRID. Tlf. +034-91.534.81.63. N. del T.].

 

La biblioteca circulante de la Sociedad en los EE.UU. es The Rudolf Steiner Library; 65 Fern Hill Road; Ghent, NY 12075 — (518) 672-7690; FAX (518) 672-5827. Tienen disponible muchos trabajos en inglés y alemán, muchos de Steiner (y otros Antropósofos), así como el catálogo y ayuda a la investigación. Los libros pueden ser prestados por correo, y los servicios también están disponibles a los no-miembros de la Sociedad, por una cuota razonable.

 

Un buen recurso Antroposófico ‘online’ es:The Rudolf Steiner Archive and e.Lib. (Que es de donde cogí el fondo para esta página. Ninguna deducción debe hacerse de que las vistas presentadas en este ensayo necesariamente son de aquéllos Archivos, o de cualquiera de los enlaces y referencias aquí enumeradas). Este sitio tiene los textos de varios libros de Steiner y conferencias, en inglés, preparados para ser bajados.

 

Algunos enlaces antroposóficos más:

 

The Anthroposophy Network – La madre de todos los enlaces a páginas Antroposóficas.

The Jaerna Bridge

Planetary Qualities

Info 3 (en alemán; algo en inglés).

InfoSophy (en alemán; algo en inglés).

Waldorfsidora

Bob and Nancy’s Homepage

Sune Nordwall’s Home Page (tiene un ensayo sobre el fondo oculto de la Unión Europea).

anthroposophy.com (Sólo la estructura; en alemán).

What is happening in the Anthroposophical Society (no publicado por el Goetheanum).

Perseus Verlag En alemán; algo en inglés; algo en francés.

Projective Geometry Presentación de Nick Thomas de matemáticas etéricas.

Jos Verhulst Home Page

rudolf-steiner.de Miles de enlaces sobre Steiner.

Vermont Sophia Generalmente se inclina hacia Tomberg y contra Prokofieff, pero tiene ensayos en pro y en contra de ambos. Tiene algunos ensayos astrosóficos de Robert Powell con respecto a la «Segunda Venida».

Triform Sitio astrosófico.

Valdemar’s Setzer’s Sitio brasileño; mucho en inglés.

Terry Boardman’s Sitio socio-político – lectura muy buena.

David Heaf’s Home Page Buenas discusiones, especialmente sobre genética, y sobre los fundamentos de la Sociedad Antroposófica.

The Southern Cross Review

Antroposophia en Argentina (en español).

 

El editor principal de trabajos Antroposóficos en los EE.UU. es: The Anthroposophic Press; 3390 Rte. 9; Hudson, NY 12534 — (518) 851-2054; FAX (518) 851-2047 or (800) 925-1795 – E-mail: anthropres@aol.com. Hay catálogo disponible. La Press también distribuye libros de otros editores Antroposóficos, incluyendo un importante editor en Inglaterra: Temple Lodge Publishing; 51 Queen Caroline Street; London W6 9 QL; UK. (Phone) 0181-748 0571; (FAX) 0181-748 5451.

 

Muchos de los libros enumerados anteriormente tienen bibliografías que pueden llevar al lector a muchos otros trabajos relevantes. Los libros de Prokofieff, Reuveni, Tradowsky, Stegmann, y Meyer tienen citas especialmente informativas y bibliográficas. Y por supuesto, muchos de los sitios Web llevarán a otros enlaces, que llevarán a todavía más enlaces y así sucesivamente.

 

Steiner produjo más de 40 libros y 6000 conferencias. La edición completa está (todavía) en preparación (en alemán) en la Rudolf Steiner Nachlassverwaltung, Dornach, Schweiz. El número total de volúmenes es de más de 300, y creciendo. Un completo y detallado Estudio Bibliográfico está disponible en la Nachlassverwaltung.  

 

 21. Conclusiones

 

Recapitulemos un poco la historia, desde un punto de vista panorámico ligeramente diferente, utilizando las intuiciones de Steiner en la interacción de individuo y karma mundial:

 

El Espíritu del Tiempo gobernante, desde 1879 DC, es actualmente el Arcángel Solar Micael (el «Semblante de Cristo»). Su gobierno anterior abarcó el tiempo de Aristóteles y Alejandro. Micael es el administrador de la Inteligencia Cósmica, y promotor del cosmopolitanismo. Las ideas para Platón habían estado viviendo en los seres espirituales, accesibles a la visión superior. Su alumno Aristóteles puso esta sabiduría pictórica en pensamientos conceptuales, conveniente para la edad de la clarividencia perdida; Alejandro llevó esta cultura del Pensamiento Griego a lo ancho del mundo, ambos al servicio de Micael. Pero este pensamiento griego antiguo no era experimentado como viniendo de dentro del ser humano; era más bien experimentado como viniendo del exterior, como una percepción, una Pan-Inteligencia cósmica. Después, este Aristotelismo se llevó sobre Jundi Sabur, y de allí a la cultura de Muslim de Arabia. Quizás el defensor más inteligente y influyente de esta cultura árabe fue el Califa Haroun al Rashid y sus seguidores, en el Siglo VIII DC. Esta cultura fue, como se indicó anteriormente, inteligente en cierto modo, pero también anti evolutiva ya que no apreció el Impulso Crístico y se contaminó con la influencia de Sorat/Ahriman de Jundi Sabur. Alrededor de este tiempo la Inteligenciacósmica empezó a «caer a la tierra», fuera del gobierno de Micael, en las «cabezas» de los seres humanos; la Pan-Inteligencia se volvió individualizada, inteligencia personal.

 

Este proceso fue una preparación para lo que culminó después al alborear la Época del Alma Consciente en el Siglo XV: los seres humanos experimentaron sus pensamientos como saliendo de ellos, como una inteligencia personal en libertad individual. En 869 el funesto Octavo Concilio Ecuménico en Constantinopla declaró herética la doctrina de la «tricotomía»: es decir que el ser humano es cuerpo, alma y espíritu y en consecuencia «fue proscrito el espíritu» en la Cristiandad occidental, sumergiendo a la humanidad europea Occidental todavía más profundamente en la experiencia material. Mientras este Concilio sucedía en la Tierra, en el mundo anímico espiritual Haroun al Rashid, y sus compañeros que habían muerto recientemente, contactaron con la individualidad de Aristóteles y otros: Alejandro y los «Aristotélicos», junto con los «Platónicos» y los Caballeros de la Tabla Redonda de Arturo. En esta reunión Aristóteles y sus afines resolvieron traer a la Tierra una renovada y cristianizada sabiduría conveniente para la época de la inteligencia individualizada del Alma Consciente, pero al Rashid y su facción permanecieron opuestos a esta cristianización.

 

Seguidamente, sobre la tierra, el impulso árabe fue llevado adelante por filósofos como Avicenas y Averroes?, quiénes apoyaron un Aristotelismo cuasi decadente y retrogrado que negó la individualidad espiritual humana superviviente a la muerte. Los Platónicos descendieron a la encarnación terrenal, a lo largo del Siglo XII, como maestros de la sabiduría natural cristianizada de la Escuela de Chartes. (Esta sabiduría después inspiró a Bruno Latini, y por consiguiente a su alumno Dante.) En el Siglo XIII los Aristotélicos encarnaron en la Orden de los Dominicos, en la que, con la ayuda de los Platónicos, entonces en el mundo espiritual,  trajeron la doctrina de la inteligencia individual humana y la inmortalidad, en el sutil pensamiento conceptual  de la Escolástica «Realista», en contra de los filósofos árabes. El más grande de los Escolásticos fue el propio Aristóteles, encarnado como Tomas de Aquino, el defensor de la realidad de la Pan-Inteligencia en la forma de conceptos, los «universales» y de la realidad de la experiencia humana de la inteligencia individual.

 

Después del fin de la cultura Medieval y al principio de la Época del Alma Consciente, el propio al Rashid encarnó como Francis Bacon, fundador del cientifismo ahrimánico moderno. (Paradójicamente, Bacon fue inspirado por un alto Iniciado, quién también inspiró a Shakespeare, Jacob Boehme, y Jacob Balde. [Relaciones kármicas, Vol. II] De nuevo: la evolución no es un simple conflicto mutuo entre «el bien» y «el mal», en cierto modo, una «ciencia» empírica «hizo entrar» el desarrollo cultural.) Ahriman quiere cambiar la ahora terrenal inteligencia humana, totalmente individualizada y personal, para que degenere en mera destreza, manejada por los instintos más bajos y divorciada de la realidad universal. Pero mientras la ciencia Baconiana se estableció en la tierra, en el mundo anímico espiritual los Platónicos y Aristotélicos eran convocados en una «escuela» bajo la dirección de Micael. Esta escuela preparó los impulsos que aparecieron más tarde en la Tierra como renovación y vivificación de la cultura en la entrante Época de Micael. (Entretanto, en los Siglos XV a XVIII, Ahriman había reunido una «escuela» propia, con el propósito, entre otros, de preparar a sus acólitos humanos para sus próximas encarnaciones, especialmente aquellos de nuestro tiempo. Esta escuela era «subterránea» en el sentido que estaba bajo la superficie de la tierra, y en el sentido que era «sub sensible», lo opuesto a lo suprasensible.) Esta reunión celestial, alrededor de finales del XVIII y principios del XIX, culminó en un poderoso Ritual, mientras en la Tierra el Movimiento Romántico trajo vida a la cultura, antes del descenso profundo en el materialismo al final del siglo XIX. (Goethe en una encarnación anterior había sido escultor, asociado estrechamente a Platón.)

 

Después de 1879 los Aristotélicos estaban encarnados (conducidos, como Prokofieff y Lievegoed mantienen, por el propio Aristóteles/Tomas como Rudolf Steiner) y traen a la Tierra el contenido de la Escuela de Micael como Antroposofía («ciencia espiritual»). (El propio Platón se había encarnado hacia finales del siglo XIX como el erudito goetheano Karl Julius Schroer, maestro de Rudolf Steiner en la Technische Hochschule de Viena.) Brevemente antes de su muerte, Steiner profetizó que los Aristotélicos, junto con los Platónicos, estarían de nuevo en la Tierra al frente de la batalla contra Ahriman al final del siglo XX. «.. aquellos que se hallan con intensidad plena dentro del Movimiento Antroposófico volverán al final del siglo, y otros se unirán entonces con ellos, para evitar en el futuro, por estos medios, la destrucción de la Tierra y de la civilización terrenal. Ésta es la misión del Movimiento Antroposófico…». [Relaciones Kármicas, Vol. IV] -Las tropas están pasando revista; los ejércitos están formando para la batalla: Las huestes de Ahriman contra las huestes de Micael.

 

Steiner hace este concepto de «Inteligencia» más concreto: «¿Que es la Inteligencia? Estas generalizaciones abstractas no existen por supuesto en realidad. “Inteligencia” significa las mutuas relaciones de comportamiento entre las Jerarquías superiores. Lo que ellas hacen, cómo ellas se relacionan entre sí, lo que ellas son entre sí -esto es la Inteligencia Cósmica. Por consiguiente, como seres humanos, debemos considerar el Reino que está más cercano a nosotros. Concretamente hablando, la Inteligencia Cósmica será para nosotros primero la suma total de los Seres de la Jerarquía de los Angeloi. Estamos hablando concretamente de que no podemos decir `tanta Inteligencia’, sino ‘tantos Angeloi’. Ésta es la realidad». -Alrededor de ese año fatal de 869 DC hhubo una división en el mundo de los ángeles: los otros seis «Arcángeles Planetarios», que hasta entonces habían sido conducidos por Micael, «se rebelaron» contra el gobierno-Solar, llevándose con ellos otros ángeles. Puesto que los ángeles son los mensajeros de las individualidades humanas reencarnadas, esta división causó «desorden» en el karma humano; mucho del caos en la reciente historia es el resultado de este cisma. Y esos seres humanos cuyos ángeles se alejaron de Micael»… reciben su Inteligencia personal como una sustancia terminada por supuesto. Esto significa que funciona automáticamente en ellos, a través de su naturaleza corporal. Funciona de tal forma que piensan, piensan diestramente, pero no estando total, profunda y humanamente involucrada en lo que ellos piensan». [Relaciones Kármicas, Vol. IV] -Estos ángeles ahora-terrenales pueden «incorporarse» en los seres humanos, y los más diestros niegan el espíritu, cuando la conciencia humana disminuye o se embota: un tipo muy real de «posesión» ahrimánica: «El esfuerzo perpetuo de Ahriman es apropiarse de la inteligencia de los seres humanos y no permitirles comprender lo que pueden alcanzar a través de su propia inteligencia…  Los hombres deben esforzarse con el tiempo por guardar su inteligencia bajo su propio control individual, manteniéndose permanentemente vigilantes sobre ella…  Ahriman toma plena ventaja en los momentos en que, en la vida diaria, un hombre entra en un estado de vértigo o aturdimiento, en un tipo de conciencia crepuscular, cuando no se siente total y firmemente anclado en el mundo físico y empieza a rendirse al remolino del universo, cuando él no está firme y con plena estabilidad en sus propios pies como una individualidad…   La mejor manera de protegernos es desarrollar un pensamiento claro y exacto, no simplemente examinando rápidamente por encima las cosas en el pensamiento, como es costumbre general hoy día. Debemos ir aun más lejos e intentar evitar coloquialismos y jergas actuales. Usando las primeras palabras que nos vienen, no del pensamiento sino de los hábitos conversacionales, no estamos ejerciendo el pensamiento –aunque sea sólo durante un muy corto espacio de tiempo.  Éstos son momentos particularmente peligrosos porque estas consideraciones no se tienen en cuenta. ¡Realmente debemos tener cuidado para evitar usar palabras detrás de las que no hay ninguna reflexión adecuada». [El Movimiento Oculto en el siglo XIX pp. 170 y ss.] Lo importante realmente es cómo usamos el lenguaje!

 

De nuevo, Steiner dice que el tiempo decisivo es el fin del siglo XX. «O nos hallaremos ante la tumba de la civilización o cambiaremos a una cultura espiritualizada. Podemos encarar una caída progresiva en la Guerra de Todos contra Todos.» (Esta Guerra se conoce en ocultismo como la catástrofe que terminará con el Periodo Post-Atlante, como el Diluvio acabó con el  Periodo Atlante.) Estamos ayudados, a través de la presente Segunda Resurrección de Cristo -en la conciencia de los seres humanos- posterior a la Segunda Crucifixión de Cristo por el materialismo en las almas de los muertos, desde el siglo XIX en adelante. Ahora podemos pensar ángel-pensamientos , tener Cristo-pensamientos y Cristo-sentimientos sobre la Tierra. Esta habilidad se está preparando, pero no ha de ser confundida con la percepción del Cristo Etérico. Esta clarividencia natural que se dificultó en 1933 puede llegar a ser posible de nuevo  desde 2000 DC, como un reflejo del Hecho de Abraham alrededor de 2000 A.C. Él fue el primer ser humano en transformar la clarividencia antigua en cerebro-pensante: el reflejo de este acontecimiento será el rescate del pensamiento del cerebro y su transformación en clarividencia libre, consciente. [La fecha de 2000 A.C. para Abraham deriva de Stegmann. Prokofieff la fija alrededor de 2100 A.C..]. No habrá ninguna curación realmente social a menos que los seres humanos acojan al Cristo en sus almas.

 

En apariencia, las influencias del Cristo podrían parecer tan débiles, y las influencias ahrimánicas tan poderosas, que podríamos perder el ánimo. Pero lo recobramos recordando que el más grande y más poderoso evento de nuestro tiempo es la venida del Cristo Etérico. Es la fuerza inadvertida impulsora detrás de los estragos visibles de los Adversarios. Una nueva clarividencia está viniendo como una evolución natural; Ahriman busca desviarla al límite terrenal, pseudo-pensamiento intelectual del cuerpo etérico endurecido, para que el Cristo Etérico pase por la humanidad inadvertido y otro (Ahriman) sea sustituido en Su lugar. Pero la sabiduría cósmica en la mente humana tiene poder: los seres humanos penetrados por esta sabiduría -la ciencia espiritual- instila horror en los espíritus ahrimánicos. Si nos encontramos al Cristo Etérico y al terrenal Ahriman conscientemente, con espíritu-voluntad, ambos eventos servirán al bien de la humanidad y del mundo.

 

La batalla contra Ahriman en Occidente requerirá fuerza interna mayor que en otra parte (como ya se indicó, debido a que la «geografía espiritual» del continente americano generalmente favorece los Dobles y los espíritus ahrimánicos), por consiguiente el beneficio de la eventual victoria puede ser el mayor de todos. Ahriman puede ser derrotado en América, así como el mago negro mexicano fue derrotado hace casi 2000 años por el ser-Solar Vitzliputzli. Y nosotros tenemos la profecía de Steiner de que, mientras el materialismo americano presente es fuerte, joven y pueril; está destinado a crecer más, en una cultura espiritualizada -durante la sexta época (Eslava). El poder de Ahriman es grande, sobre todo en América, pero el de Cristo es mayor. Todavía el Cristo y Sus huestes (con Micael en la vanguardia) respetan y esperan la libertad humana; y con libertad llega la responsabilidad. Si los seres humanos alcanzan  conscientemente el poder del Cristo,la Tierra puede ser ganada para el bien. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *