CONTEMPLACION POETICA

Hola, todos y cada uno

Pido disculpas, una vez más – y como siempre – por enviar genéricos pero, si lo estás recibiendo es porque estás en mi corazón…

Es el silencio un buen ámbito para acercarnos a la serenidad; allí, cuando los ruidos cesan y las voces callan, podemos acceder al “aquietamiento de los torbellinos de la mente” (como sugiere Patanjali, en sus aforismos acerca del yoga)…

Entonces, imperceptiblemente, el cielo se aclara (ese es el significado etimológico de la palabra serenidad: “cielo sin nubes”, “cielo claro”) y la mirada y el oído se abren a los matices nuevos de las cosas viejas…

Y allí, en medio del mundo y bajo el cielo claro y luminoso, podemos escuchar – como dijera el poeta – “entre las voces, Una”…

Y esa Voz, que habla desde adentro y desde afuera a la vez, lo hace mediante un lenguaje simbólico, cuya expresión humana es la poesía…

Todo contemplativo o místico verdadero, se expresa en ese lenguaje (por eso nos resultan extrañas sus palabras y sus imágenes simbólicas, de múltiples significados, que describen sus estados interiores y tratan de compartir con nosotros los viajes que han hecho – y hacen – a través de la extraña geografía del espíritu)…

Ojala podamos todos acercarnos al profundo significado del lenguaje poético, que a cada uno de nosotros nos habla de manera individual…

En este camino que transitamos juntos, y en el que intentamos orientarnos (como Hansel y Grettel) hubo – y hay – varios poetas que nos han dejado sus migas de pan en el viejo camino del bosque; algunos de ellos han sido muy importantes para mí y, por eso, los comparto (en adjunto) con ustedes, mis compañeros de viaje, como si se tratara de un fogón en el que nos contamos viejas historias de viajeros…

Nuestra vida consiste, entre otras cosas, en vivir y narrar después, a otros, lo vivido, compartiendo así las experiencias que llevamos en la mochila de la vida, como buenos peregrinos que somos en este asombroso y polisémico mundo (al que fuimos invitados y del que, con frecuencia, nos creemos dueños) …

Espero que anden bien y que la vida lleve siempre el rumbo de vuestra felicidad…

Les envío a todos y cada uno, un gran abrazo fraterno…
Fraternalmente JOSE ANTONIO VILLAVERDE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *