Consecuencias de apoplejías son peores en las mujeres

Las mujeres que sobreviven a la apoplejía isquémica o a un ataque isquémico transitorio (AIT), tienen una calidad de vida (CDV) peor que los hombres, según un nuevo estudio.

Los investigadores del Centro Médico Wake Forest Baptist (Winston-Salem, Carolina del Norte, EUA), el Instituto de Investigación Clínica Duke (Durham, Carolina del Norte, EUA) y otras instituciones, evaluaron la calidad de vida en 1.370 pacientes (53,7% varones, edad media, 65 años) después de una apoplejía isquémica o AIT a los 3 y 12 meses después del alta. Luego, los investigadores evaluaron la asociación entre el sexo y la escala Europea de Calidad de Vida-5 Dimensiones (EQ-5D), haciendo ajustes para las variables sociodemográficas, clínicas y relacionadas con el accidente cerebrovascular. Los investigadores también utilizaron un modelo de probabilidades proporcionales para evaluar las diferencias de sexo en los continuos cambios en las puntuaciones de EQ-5D a los 3 y 12 meses después del alta.

Los resultados del estudio mostraron que a los tres meses, las mujeres tenían significativamente menor CDV, y eran más propensas que los hombres a reportar problemas de movilidad, dolor y malestar y de ansiedad y de depresión. La diferencia en las puntuaciones EQ-5D fueron más altas en los mayores de 75 años. En un año, las mujeres seguían teniendo puntuaciones menores de calidad de vida globales que los hombres, pero la magnitud de esas diferencias había disminuido. No hubo diferencias entre los sexos en el patrón de los cambios en la puntuación EQ-5D con el tiempo. El estudio fue publicado el 7 de febrero de 2014, en la revista Neurology.

“A medida que más personas sobreviven a los accidentes cerebrovasculares, los médicos y otros profesionales de la salud deben prestar atención a los aspectos de la calidad de vida y trabajar para desarrollar mejores intervenciones, incluso herramientas de detección, específicas de género, para mejorar la vida de estos pacientes”, dijo la autora principal, Cheryl Bushnell, MD, una profesora asociada de neurología en el Wake Forest Baptist. “Hemos encontrado que la edad, la raza y el estado civil representaron las mayores diferencias entre hombres y mujeres a los tres meses, siendo el estado civil el más importante”.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Apoplejía de los EUA (Centennial, CO, EUA), las mujeres experimentan apoplejía 55% más que los hombres, y por lo menos 1 de cada 5 de estas mujeres, mueren. De hecho, los accidentes cerebrovasculares están en aumento en las mujeres jóvenes en un 40%. Una de las razones por la que las mujeres tienen más probabilidades de morir de un accidente cerebrovascular se debe a los factores de riesgo menos comunes y que tienen más probabilidad de no ser detectados, tales como dolores de cabeza por migraña, uso de anticonceptivos, el embarazo y el parto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *