Conociendo La Región Patagónica Argentina

La Región Patagónica fue creada por el tratado firmado en la ciudad de Santa Rosa el 26 de junio de 1996, sus fines son expresados en el artículo 2 del tratado:

«La región tendrá como objetivo general proveer al desarrollo humano y al progreso económico y social, fortaleciendo las autonomías provinciales en la determinación de las políticas nacionales, en la disponibilidad de sus recursos y el acrecentamiento de su potencial productivo, conservando la existencia de beneficios diferenciales que sostengan el equilibrio regional».

Las provincias que la integran son:

«La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, abarcando el subsuelo, el Mar Argentino adyacente y el espacio aéreo correspondiente».

Los órganos de gobierno de la Región son la Asamblea de Gobernadores y el Parlamento Patagónico, como Órgano Ejecutivo la Comisión Administrativa y como Órgano de Asesoramiento y Consulta el Foro de Superiores Tribunales de Justicia de la Patagonia.

Como su nombre lo indica, gran parte del territorio de esta provincia forma parte de la extensa llanura pampeana, sin embargo -se verá- existen interesantes variaciones de relieve. El oeste pampeano constituye una zona de transición hacia la región cuyana y va ganando altura hasta alcanzar una altitud promedio de 600 m, con cumbres de más de 1100 m.
Pese a su nombre, la provincia tiene un relieve moderadamente accidentado, la parte más llana es la inmediata a las provincias de Córdoba y Buenos Aires, de tal modo que en el sector del extremo noreste existe una zona de hundimiento anegadiza con humedales alimentados por los desbordes del río Quinto, la región centro-oriental de la provincia presenta amplios valles con restos de paleocauces (antiguos ríos) que corren en declive de oeste a este, al oeste de estos suaves valles poco profundos aparece una región de meseta y altiplanicie (por ejemplo la Planicie de la Loma Negra), esta zona de mesetas posee pequeñas zonas serranas, en muchas ocasiones conocidas como mahuidas, entre estas la más importante es la sierra de Lihue Calel, el centro oeste de la provincia está atravesado por una depresión diagonal recorrida por el río Chadileuvú-Curacó, tal zona deprimida posee someras lagunas como las llamadas Urre Lauquen, Laguna Dulce y Laguna Amarga y salinas o salares que son restos de antiguas lagunas, por último, al oeste de la depresión del Chadileuvú-Curacó el terreno vuelve a elevarse y se hace bastante accidentado con la presencia de sistemas orográficos más conspicuos: la Sierra del Fresco y, sobre todo (en el extremo noroeste) la sierra del Cerro Negro, teniendo el Cerro Negro una altura de 1120 m.

Naturalmente, el sector occidental de la provincia de La Pampa se encontraba poblado por pastizales que en las zonas de arroyos se transformaban en fachinales, hacia el centro, formando una diagonal, se encontraba un bastante denso bosque de algarrobos y -especialmente- de caldenes por tal motivo esa región es conocida como «El Caldenal» y por los ranqueles con el nombre de «Mamül-Mapu» (Tierra de leños). Al oeste del río Chadileuvú-Curacó el suelo pobre en materia orgánica, salitroso y la poca humedad daba y da lugar a un semidesierto estepario con tusacs de clima muy continental, esa fue una de las zonas llamadas por los mapuches y mapuchizados «Huecuvu Mapu» (que se traduce aproximadamente como «Tierra del Diablo»).

La poca humedad del ambiente influye en la marcada amplitud de temperaturas que se registra y en la vegetación. El clima es templado, las precipitaciones superan los 500 mm anuales en el nordeste y disminuyen hacia el oeste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *