Conociendo Arkansas Estados Unidos

Arkansas es un estado del centro sudeste de los Estados Unidos de América.

Su capital en la ciudad de Little Rock. Limita con el río Misisipi, y los estados de Misuri, Oklahoma, Tennessee, Luisiana, Texas y Misisipi.

El nombre del estado deriva de la palabra kansas (el término con que los indios algonquinos designaban a los indios quapaw), tal como la pronunciaban los franceses en el siglo XVII

Los primeros signos de población humana en Arkansas datan de 10.000 años antes de nuestra era, con los restos hallados en la meseta de Ozark y en la ribera del río White; también se han localizado vestigios de grupos emparentados con los toltecas, al sudeste de la ciudad de Little Rock.

Las tierras del actual estado de Arkansas han sido habitadas por las tribus quapaw, caddo, osage, choctaw y chickasaw. Los cherokees que residieron en Arkansas eran originarios de Mississippi, de donde fueron expulsados por las autoridades federales y asignados a reservas en este territorio a principios del siglo XIX.

Los españoles fueron los primeros europeos que exploraron las tierras de Arkansas, cuando Hernando de Soto llegó en 1541. Ya en el siglo XVII comenzaron las exploraciones francesas por la región de los ríos Mississippi y Arkansas. El misionero jesuita Jacques Marquette y el comerciante de pieles Louis Jolliet contribuyeron, en 1673, a que los europeos conocieran tanto la geografía de este estado como la hostilidad de los indios que lo habitaban. En 1680, La Salle exploró parte del territorio cuando navegó por el río Mississippi en su camino hacia la costa del golfo de México. Estas expediciones culminaron en la reclamación francesa del territorio de Luisiana en 1682, que incluía el actual estado de Arkansas. A partir de entonces comenzaron los asentamientos franceses, al iniciarse el poblamiento de la zona meridional del valle del Mississippi, junto a los ríos Arkansas y White.

Durante treinta y siete años Arkansas estuvo bajo gobierno español ya que en 1763, tras la Guerra de los Siete Años, Francia cedió Luisiana (y por tanto este territorio) a España. En 1800 Francia recuperó Luisiana para venderla tres años más tarde a los Estados Unidos. En 1806, se creó el Distrito de Arkansas como parte del Territorio de Luisiana. El Congreso de los Estados Unidos, que ejercía la potestad de gobierno sobre los territorios dependientes, decidió más tarde reorganizar la administración de estos territorios, tras lo cual Arkansas pasó a formar parte del Territorio de Missouri. En 1819, Arkansas por fin adquirió estatus de Territorio, el primer paso para iniciar la negociación para su admisión como estado soberano en la Unión.

El proceso de estadidad de Arkansas dependió, sin embargo, de la admisión de otro estado ya que el Compromiso de Missouri estableció que sólo se añadirían nuevas estrellas a la bandera si se evitaba que se rompiera el equilibrio entre estados esclavistas y estados libres. Así, Arkansas, un estado esclavista, se convirtió en 1836 en nuevo estado de los Estados Unidos de América a la vez que Missouri, que se declaró no esclavista.

Al estallar la Guerra Civil, Arkansas se adhirió a la Unión, una contradicción que más tarde se corrigió, cuando Lincoln trató de que Arkansas reclutara tropas y sus representantes decidieron apoyar a la Confederación. Tras este cambio de fidelidades, se produjeron en el territorio varias batallas para el control del valle del Mississippi, la más importante en el noroeste del estado, en Pea Ridge. En 1863, los unionistas tomaron Little Rock; a partir de entonces y hasta 1865, Arkansas se mantuvo física y humanamente dividida entre confederados y unionistas hasta el final de la guerra, en 1865.

La economía del estado creció durante las décadas finales del siglo XIX, gracias al ferrocarril y al descubrimiento de yacimientos de bauxita. Más tarde, ya en los años 20 del siglo XX, el descubrimiento de petróleo logró complementar su economía agraria, basada sobre todo en el cultivo de arroz y soja. La crisis económica de los años 30 y las continuas sequías tuvieron un efecto devastador para el estado, que no obstante logró recuperarse gracias a que la Segunda Guerra Mundial creó una gran demanda de sus productos primarios, tanto mineros como agropecuarios.

Con el fin de la contienda mundial, se inició el proceso de desegregación racial, que se mostró especialmente conflictivo en algunos estados del Sur: en Arkansas se produjo uno de los momentos más trascendentales en el Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos, cuando las fuerzas el presidente Eisenhower tuvo que mandar tropas para evitar que el gobernador de Arkansas, Orval E. Faubus, utilizara la Guardia Nacional para evitar la entrada de estudiantes negros en las escuelas legalmente desegregadas, como así había estipulado el Tribunal Supremo en 1958.

La economía de Arkansas creció a partir de la Segunda Guerra Mundial gracias a la labor del financiero y más tarde político, Winthrop Rockefeller, que atrajo numerosas industrias antes y después de que fuera elegido gobernador, en 1966. Sin embargo, el mayor hito desde el punto de vista económico de las últimas décadas fue la puesta en marcha en 1970 del Programa de Desarrollo del río Arkansas que ha conseguido hacer posible la navegación desde este río hasta el Mississippi.

El personaje más sobresaliente de Arkansas en toda su historia ha sido Bill Clinton, quien gobernó en este estado durante dos legislaturas. Clinton abandonó su puesto en 1992, al convertirse en presidente de los Estados Unidos, cargo para el que fue reelegido en 1996.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *