Concluyó XIX Congreso Ecuménico Internacional de Espiritualidad Ortodoxa

Concluyó XIX Congreso Ecuménico Internacional de Espiritualidad Ortodoxa

 

MAGNANO – Piamonte – Italia, sábado 10 de septiembre de 2011.- En el Monasterio de Bose, concluyo hoy el XIX Congreso Ecuménico Internacional de Espiritualidad Ortodoxa sobre el tema «La Palabra de Dios en la vida espiritual que se llevó a cabo desde el pasado miércoles 7 de septiembre.

 

Durante su desarrollo se trató la unidad esencial de la Sagrada Escritura y exégesis en el Espíritu, Palabra de Dios y vida espiritual, que recorre toda la tradición de la Iglesia de Oriente, de manera y forma distinta de Occidente, pero con una fuerte convergencia sobre la realidad pneumática de la Escritura.

 

Este congreso, al igual que los anteriores, reúne a eruditos bíblicos e importantes exponentes de las distintas Iglesias ortodoxas y es abierto a todos y todas las ponencias fueron traducidas, simultáneamente en italiano, griego, ruso, francés e inglés.

 

El encuentro se centró en tres momentos principales. El primer momento se dedicó a la hermenéutica de la Biblia elaborada por los Padres de la Iglesia; un segundo momento profundizó la dimensión eclesial de la Palabra de Dios no sólo en la tradición del pasado, sino también en la actualidad de las distintas iglesias: desde la celebración litúrgica hasta la importancia de la Biblia para la teología ortodoxa, de la relación entre exégesis histórico-crítica y lectura eclesial de la Biblia a la que tienen la exégesis y la vida espiritual y, un tercer momento exploró la realidad de la presencia de la Escritura en la vida de los creyentes, gracias también al testimonio del monaquismo contemporáneo: ¿Cómo plasma la Escritura la vida espiritual? ¿Cómo inspira las decisiones (personales/comunitarias)? ¿Cómo la Escritura interroga a la vida?

 

Entre los participantes se pueden mencionar al prior de Bose, Enzo Bianchi; los metropolitas Elpidoforo (Patriarcado de Constantinopla), Jorge y Paulo (Patriarcado de Antioquía), Hilarión (Patriarcado de Moscú) y Crisóstomo (Iglesia ortodoxa de Grecia), el arzobispo Alejandro (Iglesia Ortodoxa Ucraniana), los obispos Clemente y Serafín (Patriarcado de Moscú), Porfirio (Iglesia Ortodoxa Serbia), Boris y Gregorio (Iglesia Ortodoxa Búlgara), el Padre Rubén Zargaryan, delegado del Catolikos Patriarca de todos los armenios Karekín II (Iglesia Apostólica Armenia); el padre Constantino Preda (Iglesia Ortodoxa Rumana) y el archimandrita Atenágoras (Arquidiócesis Ortodoxa de Italia y de Malta)

 

Por parte de la Iglesia Católica Apostólica Romana, participaron el cardenal Ángelo Sodano, decano del Sagrado Colegio, el cardenal Achille Silvestrini presidente emérito de la Congregación para las Iglesias Orientales, el obispo Mansueto Bianchi, presidente de la comisión Ecumenismo y Diálogo Interreligioso de la CEI, el obispo Gabriele Mana, ordinario del lugar, don Arrigo Miglio, secretario de la CEP y don Andrea Palmieri, oficial del consejo pontificio para la promoción de la unidad de los cristianos

 

También participaron el canónico Jonathan Goodall como delegado del Arzobispo de Canterbury Rowan Williams (Iglesia de Inglaterra) y el Dr. Michel Nseir como delegado del obispo Olav Fikse Tveit, Secretario General del Consejo Mundial de Iglesias.

 

Además, la presencia de gran cantidad de religiosos y religiosas que llegaron de monasterios ortodoxos de Grecia, Rusia, Bulgaria, Rumanía, Monte Sinaí, Armenia y Estados Unidos y católicos romanos y reformados provenientes de Bélgica, Francia, Italia, Suiza y Hungría, fue de particular importancia.

 

Una sección entera del congreso se dedicó a la Biblia en la experiencia monástica actual, con aportes del abad Jacobo, del monasterio de Petraki; del archimandrita Sergio, del monasterio de Nuevo Valamo; del archimandrita Pedro, del monasterio San Daniel, de Moscú, del padre prior Cesare Falletti, del monasterio cisterciense Dominus Tecum, del padre Christopher Savage de New Skete (Estados Unidos). Debiéndose destacar, además, la presencia de los profesores Sebastián Brock, de Oxford; John Fotopoulos, de Notre Dame; Anatolio Krasikov, de Moscú; Gelian Prochorov, de San Petersburgo; Spyridon Kontoyannis, de Atenas y Pantelis Kalaitzidis, de Volos.

 

El programa fue elaborado, en colaboración con las iglesias ortodoxas, por el comité científico presidido por el padre Enzo Bianchi, y compuesto por otros como el padre Hervé Legrand (París), el padre Michel van Parys, y Antonio Rigo (Universidad de Venecia), en el intento de marcar un itinerario de encuentro de comunión entre las distintas iglesias cristianas para compartir las distintas tradiciones espirituales.

 

Se desean, mayor información y hermosas fotografías, pueden encontrar en:

 

www.monasterodibose.it

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *