COMUNIDADES JUDIAS EN JAMAICA

El contenido de la presente página se encuentra en revisión

United Congregations of Israelites
E-mail: info@ucija.org
Página Web: www.ucija.org

Población General 2.429.000 ~ Población Judía 300

Vida comunitaria
Las históricas comunidades judías de Jamaica están hoy representadas por la Congregación Unida de Israelitas, Congregación Kahal Kadosh Shaare Shalom, los Portales de la Paz. Hoy en día la Comunidad Judía de Jamaica mantiene la sinagoga Sha?are Shalom, una de las pocas en el mundo con arena en su piso, diseñada y construida en el estilo tradicional Sefaradí por el judío jamaiquino Rudolph Daniel Cohen Henriques, y sus hermanos. La congregación patrocina y es todavía responsable por la Academia Hillel, una escuela preparatoria y secundaria privada abierta a todas las denominaciones, en Kingston. También mantienen un hogar judío para ancianos y para los miembros menos afortunados de la comunidad. Los servicios religiosos y la Escuela Hebrea continúan pero, al presente, la comunidad carece de un rabino.

Actualmente, la comunidad celebra los 350 años de asentamiento judío en Jamaica. Por este motivo, la comunidad inaugurará el centro, situado en un edificio reciclado al lado de la sinagoga, que se usaba para el Kidush después de los servicios de Shabat. Se trata de un edificio multi-propósito, y se usará para ceremonias religiosas y reuniones de la comunidad. El centro albergará una exposición permanente de historia judía de Jamaica, archivos, un departamento de referencia, teatro y oficinas para la sinagoga y la comunidad, la mayoría de cuyos miembros se dedican a actividades comerciales. Jamaica participó en la fundación de la comunidad judía norteamericana, y le brindó su apoyo. Una nave que llevaba judíos de Recife, Brasil, a Holanda en 1654 fue apartada de su rumbo por fragatas españolas.

Historia
Cuando los ingleses capturaron Jamaica de los españoles en 1655, encontraron allí personas que bien podrían haber sido Marranos, pero que ciertamente deben haber sido Conversos. Es interesante destacar que, mientras que no se permitían judíos en el Nuevo Mundo de España, Jamaica, que pertenecía a la familia de Colón, parecía cerrar sus ojos ante los Conversos. Hay evidencia de que ellos estaban involucrados en la introducción de la caña de azúcar, y la producción de azúcar desde épocas tan lejanas como 1512, producida por los ?Portugales? que se enviaron a Jamaica.
Los colonizadores británicos desde 1655 nada hicieron para expulsar o prohibir a los judíos visitar o establecerse en la isla. Como consecuencia, la población judía floreció y, antes de fines del siglo 17, se estableció una pequeña sinagoga en la ciudad de Port Royal, de triste fama. Después del devastador terremoto de 1692, los judíos compraron un terreno en la vieja capital española y la entonces capital de Jamaica, Spanish Town, con el fin de establecer un nuevo templo. La sinagoga Neveh Shalom fue construída a comienzos del siglo 18 ?al estilo de la recién finalizada sinagoga de Bevis Marks? (Londres, Inglaterra). La comunidad de Spanish Town (Ciudad Española) se expandió para formar la congregación Kahal Kadosh Mikveh Israel, quien construyó su propia sinagoga en 1796. Estas congregaciones florecieron por cerca de 100 años hasta que la capital de la isla se mudó a Kingston en 1872. Ya existían congregaciones en desarrollo de Sefardíes desde 1750 y de Ashkenazis en Kingston, y éstas se expandieron.
Hoy en día, muchos de los más destacados profesionales, empresarios y dirigentes pueden trazar ascendencia judía en su genealogía. Las familias judías de Jamaica en el presente pueden remontar su ascendencia a las más antiguas congregaciones de Amsterdam y Londres, lo mismo que a sus más posteriores conexiones con los EE.UU. Este lazo de cultura y herencia ha contribuído no sólo al presente sino que el pasado está colmado de las contribuciones de los judíos de Jamaica a la rica historia de la isla. En los campos de la poesía y la literatura, en los negocios y el comercio en general, en la manufactura y la agricultura, en el arte y la música, los aportes de los judíos en Jamaica han sido sobresalientes. Desde que se eliminaran las descalificaciones civiles en 1832, los judíos comenzaron a jugar un papel en la vida pública de la isla, lo que ha continuado hasta el presente. Han participado en la legislatura y el sistema judicial y han sido electos para cargos públicos, como embajadores y como ministros de gobierno.
En 1921 finalmente se unieron las congregaciones como la Congregación Unida de Israelitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *