Comunicado de Su Beatitud Ignacio IV,sobre la situación en Siria

Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa del Patriarcado de Antioquía

Arzobispado de Buenos Aires y toda Argentina

 

x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x

 

L455/0712

 

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 30 de julio de 2012.-

 

Comunicado de Su Beatitud Ignacio IV Hazim

Patriarca de Antioquía y de Todo Oriente

sobre la situación en Siria

 

El Arzobispado de Buenos Aires y toda Argentina da a conocer, a nuestra feligresía en Argentina, la traducción del comunicado de Su Beatitud Ignacio IV HazimPatriarca de Antioquía y de Todo Oriente, emitido, la semana pasada, por medio de la Secretaría de la Santa Sede Patriarcal (Damasco – Siria)

 

“Convocamos a todas las facciones, tanto de adentro de la destrozada Siria como del exterior, a cesar todas las acciones de agresión, de donde sea que provenga. Un incalculable número de árabes, musulmanes y cristianos, hombres, mujeres y niños, caen víctimas de las bombas. Los hospitales se llenan de víctimas y el llanto humano se ha convertido en un gemido permanente que no cesa. Los árabes en Siria, sea cual fuera nuestra religión, tenemos el derecho a vivir pacíficamente en nuestro país”.

 

“En los últimos quince meses, hemos perdido innumerables almas, y muchos abandonaron su patria refugiándose a otros países. Los cristianos perdieron sus pueblos y ciudades, sus propiedades y santos Templos, y sus familias bajo los escombros de los combates. Convocamos a todos los sirios, en nombre del Uno y Verdadero Dios, para que se pongan de acuerdo en vivir juntos en la bendita Siria. Y esperamos que las organizaciones internacionales entiendan la particularidad de nuestro país y que nos aseguren la paz, la estabilidad y la reconciliación.”

 

+ Ignacio IV

Patriarca de Antioquía y de Todo Oriente

 

x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x

 

Asimismo, comunica, a continuación, el mensaje de Su Emncia. Rvdma. Metropolita Siluan, Arzobispo de Buenos Aires y toda Argentina:

 

“Este llamado de nuestro Patriarca Ignacio IV por la paz en Siria, nos encuentra al umbral del ayuno de la Dormición de la Virgen María , que empieza el primero de agosto y termina el quince de agosto, día de la conmemoración de la Dormición y de la Asunción de la Virgen , período en el que, en nuestras Iglesias, ofrecemos a la Santísima Virgen el oficio de las súplicas. Asimismo, la comunidad musulmana se encuentra también en el Mes sagrado del ayuno de Ramadán”.

 

“Por ello, y a pesar de las distintas posturas políticas o pertenencia religiosa que tenga cada uno en Argentina, es conveniente que aprovechemos esta temporada espiritual para estar unidos y reunidos de esa forma particular: ofrecerle a Dios ese período de ayuno y de oración con toda la intención de nuestro corazón para que Él se apiade de nuestros hermanos en Siria, ponga un freno al mal que va creciendo, ilumine la conciencia de los poderosos de este mundo y permita que la luz de la paz amanezca pronto sobre aquella tierra bendita”.

 

“Por nuestra parte, dirigimos a nuestra Madre esta oración: Defiende, oh Bondadosa, a todos los que, con fe, acuden a Tu refugio bendito. Porque nosotros los pecadores, encorvados a causa de las numerosas iniquidades, no tenemos, en las tribulaciones y aflicciones, por intercesor constante ante Dios, ningún otro que a Ti, Oh Madre de Dios Altísimo. Por eso, nos prosternamos ante Ti; ¡Salva, pues, a Tus siervos de todo apuro!”.

 

+Metropolita Siluan

Arzobispo de Buenos Aires y toda Argentina

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *