CÓMO SER UNA BUENA MAMÁ

Para comenzar, existen ciertos retos que una madre enfrenta como progenitora que son distintos a los del padre. Por eso, a continuación presentamos algunas ideas de cómo superarlos y cómo criar bien a los hijos:

-SER PACIENTE
Las madres a veces son algo retadoras, pero deben mantener la calma e intentar ser pacientes y deben usar esta misma estrategia para enfrentar otros problemas. Mantener la calma, explicar con razones prácticas por qué sus hijos no pueden hacer algo y decirles también por qué no desean que ellos realicen algo específico.

-INTERÉS POR LOS INTERESES DE LOS HIJOS
Si al hijo le gusta la música, habrá que comprar una guitarra y ver cómo la toca. Las madres deben hacer preguntas como: qué clase de música le gusta, cuál es su canción favorita, etc. Si su hija está interesada en el mundo de la moda, llévele a una exposición de ropa. Pregúntele cuál es su estilo favorito, no tenga temor a hacerlo, pero tampoco insista demasiado. Cuando llame a sus hijos y ellos contesten con un violento ‘qué’, elevando su voz, dígales que no se preocupen y vuelva a hablar con ellos cuando no estén enfadados. Cuando ellos dicen ese ‘qué’ en ese tono de voz, las madres deben preguntar cuál es el problema, qué es lo que está mal. Si ellos no contestan significará que deben investigar qué está sucediendo, aunque a veces serán los hijos los que se acerquen.

-SER GENEROSA
Si bien gastar el dinero sin sentido no es la mejor cosa que los hijos pueden hacer, no está bien que mamá diga no automáticamente a todo lo que le pidan. Si usted dice siempre no y, además, les da una lección sobre cómo ahorrar el dinero, será considerada como una madre tacaña que nunca quiere comprarle nada. Compre algo pequeño una que otra vez, incluso decirles que les comprará un chocolate cuando vayan de compras, puede hacer una gran diferencia. Hay que complacer a los hijos y darles algo que hayan pedido de vez en cuando, especialmente en sus cumpleaños o cuando han hecho un gran esfuerzo en sus estudios.
-SEA UNA PERSONA ACCESIBLE
Intente comprender siempre a sus hijos y sea una buena receptora de sus mensajes. Cuando los hijos saben que pueden acudir a su madre en busca de un consejo, información durante la pubertad, ayuda en sus tareas o tan solo les den un fuerte abrazo serán señales suficientes para que ellos se sientan queridos y respetados. Estas actitudes significan mucho para ellos. No tener a nadie en quién confiar y con quién hablar hace que los niños se aíslen; hable con ellos y pregúnteles cómo se sienten siempre.

-DÉ APOYO Y NO SE BURLE DE SUS INTERESES Y AMIGOS
Si su hija no quiere estudiar medicina y ser doctora, no se enoje es su vida y ella puede y debe tomar sus propias decisiones. Comprenda que está bien que sus hijos piensen de forma diferente a la suya. No se enfade porque tengan una opinión diversa o porque su hijo no quiera ser ingeniero o economista. No se burle de ellos o de sus amigos. Qué importa si su hija adolescente se pasa escuchando música estridente y viste prendas estrafalarias, ella continúa siendo su hija. Que su hijo decida llevar el cabello largo tampoco es razón para enloquecer. Muchas de estas actitudes son parte del desarrollo adolescente y hay que respetarlas. Como madre lo mejor será que converse con sus hijos y les haga ver que la decisión la tienen ellos pero les explique por qué razones usted no está de acuerdo para que puedan comprender mejor las cosas. Usted tiene un inmenso impacto en sus vidas: escoge a qué escuela van, a qué hora cenan, la cantidad de dinero que les da para sus gastos. No vaya más allá de eso.

-ADMITA ERRORES Y DISCÚLPESE
Puede ser duro pero es mejor para todos admitir los errores y pedir excusas. Ahorra todos los problemas que la rabia acarrea porque nos comportamos neciamente y esta actitud enseña a los hijos que es posible equivocarse pero que es muy importante excusarse. Lo mejor es mantener la calma, evaluar la situación y determinar lo que como madre ha hecho mal y por qué. Luego hay que pedir disculpas y explicar cómo o por qué actuamos así. Un buen ejemplo: «Me gustaría disculparme por la manera en que actué , me he dado cuenta de que estaba equivocada».
-RESPETAR EL AMOR DEL HIJO POR SU PADRE
Jamás debe sentirse celosa por el amor que sus hijos le dan a su esposo.

– MÁS QUE NADA AME A SUS HIJOS
Si no les ama en extremo significará que su vida no tiene sentido. Comprenda que en todo momento, a pesar de que parezcan malos o difíciles, dentro del corazón de sus hijos anida un amor profundo y un deseo de que les ame con igual intensidad. Ellos necesitan de su guía para resolver sus problemas, sus tareas escolares, así aprenderán a hacerlo por su cuenta y no dependerán exclusivamente de usted. Pasen juntos momentos divertidos, jueguen, lean, salgan de paseo y disfruten de cada instante pues los años pasan muy rápido y se convertirán en adultos y dejarán el hogar de sus padres. Por último, lo más importante : apóyeles siempre y trate de ser una mamá justa y equilibrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *