COMO ALMAS GEMELAS: REIKI Y LOS CRISTALES

Cuando estamos combinando Reiki y Cristales, se forman dos fuerzas poderosas de luz naturales, que despiertan en nosotros una nueva vida, la conciencia divina de la luz.
El mundo de las gemas se formo en las profundidades del centro de la tierra y bajo una presión elevadísima y miles de años han vivido en completo silencio hasta que el hombre las descubre, como flores luminosas en las oscuridad.
En ellas está contenida la luz divina con toda su perfección, pureza, claridad y variedad. Los colores, formas y estructuras se han puesto de manifiesto de una forma concentrada tan particular, que no es compatible a ninguna otra manifestación terrena. La unidad del Padre Divina (Luz – Espíritu) y de la Madre tierra (Oscuridad-Materia) ha quedado expresado de forma perfecta en cada piedra y en cada cristal.
La luminosidad y sus radiaciones van mucho más allá del Universo, su vinculo con la luz encuentra en Reiki SU ALMA GEMELA; ya que las fuerzas del Reiki precedente las mismas fuentes que las piedras preciosas sus energías luminosas, pues Reiki nos traslada a nuestra esencia, a ese plan divino que Dios creo para cada ser humano con una conciencia superior llena de amor y de luz.
Cuando un inicio en Reiki, toma en sus manos un cristal, siente el flujo amoroso que corre entre ambas fuentes de luz y el mensaje de los ángeles, bendiciendo las fuerzas y los rayos sanadores. Por eso antes de trabajar con el paciente se debe crear una fuente amorosa para una mayor vibración en el campo físico, mental, espiritual y emocional.

Distintas formas de aplicación:
* Cristales en cada uno de los chakras siguiendo los colores del arco iris.
* Colocando siete cristales iguales.
* Eligiendo el pacientes los mismos.
* Eligiéndolos con péndulo.
* Según la intuición del terapeuta, luego del diagnóstico previo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *