Cómo afrontar los desafíos que emergen en la dimensión de la comunión (I)

Son dos las tareas que este tema nos invita a abordar: identificar los desafíos que se dan en el campo de las relaciones a distintos niveles, y tratar luego de formular una posible respuesta, por parte de la vida consagrada, a estos desafíos.
En realidad podemos entender de dos modos el papel de la relación interpersonal, tal como se la vive hoy en los distintos contextos (también en la vida consagrada), por lo que se refiere a estos desafíos: en un primer sentido la relación humana es o puede ser el lugar del desafío, o incluso el motivo de cierta conflictividad; en un segundo sentido, podemos entender la relación fraternal, en particular como se vive o se debería vivir en nuestras comunidades, como respuesta a los desafíos. Tendremos presentes estos dos sentidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *