CÒMO ACTÙA EL CEREBRO ANTE EL STRESS

El ruido de la ciudad, el intenso tráfico que en ‘horas pico’ impide llegar a tiempo, los avatares en el transporte público, causan reacciones distintas en los cerebros de quienes viven en las zonas rurales y aquellos que han crecido en las grandes urbes. Ante una situación de estrés estos últimos registran una mayor respuesta de la amígdala, región asociada a la regulación de las emociones y el estado de ánimo, y en la circunvolución del cíngulo, área vinculada a la detección de procesos negativos y conflictos, y al estrés.

¿Para qué sirve conocer lo anterior? Es sencillo: entender la biología detrás de los trastornos mentales causados por la ciudad, es el primer paso para enfrentar su incidencia. Contribuye a determinar el riesgo que ofrecen los ambientes urbanos para las enfermedades mentales y la salud en general.

Investigaciones han demostrado que en los citadinos el riesgo de trastornos de ansiedad es 21% más alto, y los del ánimo 39% mayores; la incidencia de esquizofrenia, además, casi se duplica.

El estudio fue realizado por investigadores del Instituto Universitario de Salud Mental Douglas en Montreal, Canadá, dirigidos por el doctor Jens Pruessner, y publicado en la revista Nature.

Con imágenes de resonancia magnética funcional fue analizada la actividad cerebral de voluntarios de ciudades y de zonas rurales, quienes enfrentaron varias pruebas aritméticas diseñadas para medir los niveles de estrés, así fue posible ver qué ocurría en las distintas regiones de sus cerebros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *