Colonia del Cabo

La Colonia del Cabo (neerlandés: Kaapkolonie) fue una región de Sudáfrica, primero bajo control holandés, y luego británico.

Se extendía desde el Atlántico hacia el este. Luego de varias guerras con los nativos xhosas, el límite oriental del territorio estaba demarcado por el río Fish; al norte la frontera fue por mucho tiempo delimitada por el río Orange, hasta que parte del territorio entre el río y el sur de Botsuana fue anexado.

La existencia de la Colonia del Cabo comenzó con la fundación en 1652 de Ciudad del Cabo por el comandante holandés Jan van Riebeeck, quien trabajaba para la Compañía Holandesa de las Indias Orientales (Vereenigde Oostindische Compagnie).
Llegada de Jan van Riebeeck a las tierras de lo que sería la Colonia del Cabo.
Cuando al principio de lo que se conoce como la «Gran Guerra Francesa» (un período que incluye las Guerras Napoleónicas), Napoleón ocupó las siete provincias de los Países Bajos, Gran Bretaña, a su vez, ocupó el territorio. En 1798 la Compañía Holandesa de las Indias Orientales transfirió sus posesiones a la República Bátava; al año la compañía se declaró en bancarrota y fue liquidada. Los británicos devolvieron la Colonia del Cabo a la República Bátava en 1803.

Como las guerras contra Francia continuaban, los británicos, con el objetivo de asegurarse el control de las rutas marinas al Lejano Oriente y mantener a Napoleón fuera de la región, en 1806 luego de la batalla de Blaauwberg ocuparon de nuevo la Colonia del Cabo.

El 8 de enero de 1806 la colonia fue declarada posesión británica, y se mantuvo bajo su control hasta que en 1910 se creó como estado unitario a la Unión Sudafricana. En ese momento pasó a llamarse provincia del Cabo de Buena Esperanza, pero popularmente se la llamó la provincia del Cabo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *