COLOMBIA.LOS ANDES

La región andina es una de las áreas más impactadas de Colombia. El 70% de la población del país vive en esta región y es la más productiva. Las presiones derivadas de la expansión agrícola y ganadera afectan en gran medida los ecosistemas naturales. La región Andina es también una las áreas con mayor diversidad biológica del Planeta (tiene alrededor del mismo números de especies de fauna y flora que toda la región del Amazonas, pero en un área 14 veces menor).

Con sus socios, TNC hizo un análisis de amenazas, oportunidades y lugares que deben ser conservados para asegurar la diversidad de los Andes colombianos. Uno de los sitios identificados fue el Corredor de Conservación de Bosques de Roble, donde TNC lideró la implementación de una exención del impuesto predial a pequeños propietarios privados.

Uno de los retos en la conservación en tierras privadas en Colombia tiene que ver con que los propietarios no tienen suficientes incentivos económicos para conservar ecosistemas naturales en sus propiedades. El incentivo reduce impuestos que el propietario debe pagar, a cambio de conservar ciertos ecosistemas. Esta estrategia fue aplicada por primera vez en el municipio de Encino y está siendo usado por cerca de 100 propietarios.

Asimismo, el proyecto en Encino contempló la reconversión ganadera, un proceso que implementa soluciones más amigables con la naturaleza como la siembra de cercas vivas, el encierro de fuentes de agua, la mejora en forrajes y bancos de proteinas que mejoran la calidad del ganado. A cambio, los propietarios firman acuerdos legales para dejar partes de su propiedad en bosque natural.

Las lecciones aprendidas de este proyecto han permitido a TNC aportar conocimiento técnico y científico para proyectos de reconversión a una escala más amplia en los Llanos y bosques secos del país.

Un canje de deuda por naturaleza, firmado por TNC, WWF, CI y los gobiernos de Colombia y Estados Unidos, permite que parte de la deuda colombiana pueda ser redirigida a financiar proyectos de conservación en varias áreas protegidas en el país, incluyendo un área en el Corredor de Bosque de Roble.

Finalmente, TNC ha estado implementando junto con sus socios una innovadora herramienta financiera para la conservación de cuencas hídricas en la zona de amortiguación del Parque Nacional Chingaza y las áreas montañosas del oriente del Valle del Cauca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *