Colombia liderará iniciativa para sumar todos los datos espaciales del mundo

A través del director del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, como vocero de otras entidades, Colombia asumirá en el 2001 la presidencia de la Junta Directiva del Global Spatial Data Infraestructure GSDI, que suma todos los datos espaciales del mundo, pero antes se formalizará en Bogotá el Comité Permanente para el Manejo de la Información Espacial y los Sistemas de Información Geográfica en las Américas, única región del mundo que no lo ha conformado.


El director del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, Santiago Borrero Mutis, explica la necesidad de normalizar y mejorar los datos sobre un país.
Fotografía Leopoldo Ramírez-OEI

Por Gustavo Riveros Díaz, Corresponsal del Servicio Informativo Iberoamericano de la OEI, Santa Fe de Bogotá, Colombia.-

Para el director del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Igac), el colombiano Santiago Borrero Mutis, es innegable que el gran desarrollo de iniciativas y tecnologías de información a nivel mundial lleva a los países y a las sociedades a revaluar conceptos como, por ejemplo el de «infraestructura», ya que en su definición no basta considerar las vías, las represas generadoras de energía, las escuelas, los centros de salud, etcétera, sino que ahora es necesario incluir cuántos datos tiene una sociedad o un país, cuál es la calidad de esos datos, cómo pueden transmitirse, cuál es la facilidad de acceso a estos datos. En consecuencia, hoy es indispensable contar con una Infraestructura Nacional de Datos.

Para Borrero Mutis, los institutos geográficos nacionales y las

entidades productoras de información deben ofrecer datos seleccionados que sirvan para todos los habitantes del mundo según su necesidad particular, de tal forma que estén bien definidos y sean entendidos de la misma manera, por lo que es necesaria su normalización. Este proceso busca tumbar barreras porque así la información de un país le permite hablar con el mundo y al mundo hablar con el país.

Sin embargo, las Américas es la única región en el mundo, a nivel geográfico y espacial, que no ha conformado un Comité Permanente que estimule las infraestructuras nacionales de datos y busque su estandarización. Existen Comités Permanentes para el Manejo de la Información Espacial y los Sistemas de Información Geográfica en Asia y el Pacífico, en Europa y en Africa.

Esto no quiere decir que no se esté avanzando. En la Conferencia Cartográfica de Naciones Unidas de 1997, en Nueva York, se aprobó la creación del Comité Permanente para el Manejo de la Información Espacial y los Sistemas de Información Geográfica en las Américas (PCA), que abarca los territorios de Canadá a la Patagonia. Luego, en 1998 en Aguas Calientes (México), en una reunión convocada con el apoyo de Naciones Unidas y el Instituto Geográfico de México, se acordó la conformación de este Comité Ad-Hoc, donde Colombia, a través del Instituto Agustín Codazzi, y con el apoyo del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales Ideam, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística Dane, el Instituto Colombiano de Petróleos ICP, la Federación Nacional de Cafeteros, el Ministerio del Medio Ambiente, Planeación Nacional, Ingeominas y Colciencias, asumió la responsabilidad por América de liderar esta iniciativa hasta su formalización.

Estos próximos 28, 29 de febrero y 1 de marzo del año 2000 en Santa Fe de Bogotá, Colombia, el Igac y las entidades mencionadas llevarán a cabo un Seminario en el que se espera formalizar el Comité Permanente para las Américas, en el que inicialmente habrá un mínimo de 20 países de Norte, Centro y Suramérica.

El propósito de este Comité Permanente es lograr una dinámica de trabajo continental y subregional, ya que los asuntos prioritarios, por ejemplo en El Caribe, son diferentes a los asuntos prioritarios en Suramérica. Se quiere entonces que este Comité trabaje a través de organizaciones nacionales que tengan Comités de Trabajo Técnico tanto a nivel continental como subregional. Según Borrero Mutis, en el Comité Permanente se busca contar con el respaldo directo de Naciones Unidas a través de su Consejo Económico y Social.

Así, Naciones Unidas prestaría apoyo a través de las Conferencias Regionales Cartográficas que tienen lugar cada 4 años, la próxima de las cuales debe tener lugar en el año 2001, cuando se espera que el proceso de formalización que se inicia ahora en Bogotá logre consolidar unas autoridades, unos procedimientos o reglamentos, y unos comités de trabajo.

De esa manera, las Naciones Unidas podrán entonces incluir de manera prioritaria en su agenda la realización de la próxima Conferencia Cartográfica para que allí, en un foro absolutamente formal, en donde se den no sólo los acuerdos técnicos y científicos sino los políticos, sea realidad el Comité Permanente para el Manejo de la Información Espacial y los Sistemas de Información Geográfica en las Américas (PCA).

Pasos previos al PCA

El trabajo de Santiago Borrero y de las entidades que le apoyan ya ha dado pasos previos en el camino para el PCA: Colombia hace parte de la Junta Directiva del GDSI. El Global Spatial Data Infraestructure GSDI busca sumar infraestructura global de datos espaciales con la contribución de los Comités Permanentes de Asia y el Pacífico, Europa, Asia y próximamente las Américas. En la Conferencia de GDSI en Chapel Hill, USA, en 1997, Santiago Borrero presentó una visión a nivel americano de las posibilidades de desarrollar una infraestructura.

En la siguiente Conferencia de GDSI que se llevó a cabo en Camberra, Australia en 1998, Borrero presentó un documento sobre la infraestructura nacional de Colombia, así como otros dos que tienen la visión de infraestructura para las Américas, pero desde los puntos de vista global, regional, nacional y local.

La próxima reunión se llevará a cabo en Ciudad del Cabo, Suráfrica, el 13 de marzo del 2000, donde está planteado y se espera que Colombia sea Sede de la próxima Conferencia de GDSI. En el año 2001, si así se aprueba en Suráfrica, la iniciativa mundial de sumar datos geográficos será asumida por Colombia en la V Conferencia de Global Spacial Data Infraestructure.

Al asumir Colombia la Presidencia de la Junta Directiva de GDSI, explica, participará en el desarrollo en la formulación mundial de planes y políticas de desarrollo con vocación internacional.

El Congreso se llevará a cabo en Colombia con 200 especialistas más destacados del mundo en desarrollo de nuevas tecnologías. Simultáneamente se realizará la primera presentación del Estado Actual del Mapa Global.

Taller de Metadatos

Santiago Borrero informa que los días 28, 29 de febrero y el 1 de marzo del 2000, en forma simultánea al Seminario donde se adelantará en el proceso de la formalización del Comité Permanente para el Manejo de la Información Espacial y los Sistemas de Información Geográfica en las Américas (PCA), se llevará a cabo un Taller sobre Metadatos Geográficos en Bogotá, el cual busca elevar la calidad de los datos, lograr procesos para su mantenimiento, incrementar la capacidad para poder transmitirlos, y brindar un acceso democrático y participativo a ellos. Este taller también cuenta con el apoyo de las entidades mencionadas.

Borrero Mutis explica que el Metadato Geográfico funciona en forma similar al dato que acompaña una medicina y que indica cuál es su vigencia, su calidad, etcétera. Para el caso geográfico y espacial, este taller busca que todos aprendan y usen la misma técnica de definición de metadato.

Historia del Igac

El Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Igac), según su director, fue fundado en 1935 como un Instituto Geográfico Militar. Se dedicaba a la cartografía para hacer mapas en papel con el fin de cuidar la soberanía de la nación, la defensa y la estrategia nacional para defender esa soberanía.

Por paradoja, algunos asesores del gobierno militar de Gustavo Rojas Pinilla a finales de los años 50, le propusieron un uso de la información geográfica más allá de lo militar. Desde entonces se concibió en Colombia la Geografía al servicio del Progreso y el desarrollo nacionales.

La naturaleza civil del Igac lo hace diferente a institutos geográficos de otras partes de Suramérica. Esta transición fue facilitada porque el Igac manejaba información catastral e información cartográfica desde sus inicios.

El manejo de la geografía en el Igac tiene razones para expresar un liderazgo en el contexto latinoamericano y mundial gracias a su visión multifuncional y multipropósito de la geografía, que hace que vaya más allá de los mapas, a formularse otro tipo de preguntas, como cuál es la vocación de los suelos, su potencial, sus usos, las zonas erosivas, etcétera, en consecuencia, el Igac es naturalmente geográfico, geológico, agrológico, fotointerpretativo y catastral.

El Instituto no sólo describe nombres y demarca límites entre municipios, departamentos, regiones y países, sino que ofrece información para toma de decisiones en asuntos tan vitales como la prevención de desastres, entre muchos otros aspectos. El Igac posee una riqueza tradicional que a la vez es su pilar: Se trata del Ciaf, que desde hace 33 años ha formado más de 4.000 especialistas en Cartografía, Sistemas de Información Geográfica, Procesamiento de Información desde el Espacio, Cartografía digital, Comportamiento de bosques y, en fin, diferentes aplicaciones temáticas.

Una de las fortalezas de este programa de formación es su relación estrecha con los más avanzados Centros de Producción de Tecnología, Formación y Avance del conocimiento en el mundo, entre los que se destacan sus fuertes nexos con instituciones de Holanda, Suiza, Canadá, Francia y Estados Unidos.

Modelo descentralizado

El modelo colombiano para aproximarse a la Geografía es descentralizado, situación no usual. En otras partes todo se maneja desde la capital del país. En Colombia hay 7 oficinas regionales, 21 seccionales departamentales, y 46 oficinas delegadas en la sede de las alcaldías de los municipios con alta dinámica catastral.

Entre las mayores virtudes del Igac, Borrero Mutis destaca su vocación de transferencia de tecnologías y su vocación internacional de liderazgo, que se soportan en la educación y el entrenamiento, así como en las tecnologías de punta y sus aplicaciones en ambientes específicos.

Entre sus proyectos de investigación, el Igac se destaca como el primero en el desarrollo del satélite de radar para la cartografía en Suramérica. Hay -explica- satélites ópticos y de radar. Los ópticos toman fotografías y son sistemas buenos por su resolución y monitoreo, pero las nubes los limitan. El satélite de radar penetra la nube, y su onda viaja hasta superficie de la tierra. Su imagen es en blanco y negro, por lo que la descripción de la superficie del territorio es una de sus limitantes.

Colombia tiene alrededor de 1.070 municipios, muchos de ellos (144) localizados en zonas tropicales de alta montaña, todo el tiempo cubiertos por nubes, lo cual hace que no se dejen ver y presenten limitaciones cartográficas por fenómenos naturales. En este proyecto con la Agencia Espacial Canadiense, Globsar de Canadá, desde el Radarsat se conduce a la cartografía y a los usos ambientales con resultados positivos. Su limitante es que no alcanza a detallar predios y no se posibilita su uso catastral.

Peligros de estancarse

Borrero Mutis denuncia los peligros de no avanzar en la educación ni en la información para las economías más atrasadas. Si ello continúa así, la brecha entre los países desarrollados y los demás llegará a un punto máximo y será un factor dramático que podrá cambiar la historia de la humanidad.

El uso de la información en tiempo real, producida desde el espacio, incide de manera notable y definitiva en la calidad de las decisiones tomadas con criterio científico, que impactan y ahorran dinero y no se toman por pareceres o simple sentido común, lo cual por ahora es típico de las naciones en desarrollo, que desperdician así unos recursos que requieren en forma urgente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *